Análisis en profundidad

Cardano (ADA): qué es, cómo funciona, precios y gráficos, aplicaciones actuales

Un enfoque científico y una atención implacable a la calidad del código: qué es Cardano y cómo funciona

07 Abr 2022

Maria Teresa Della Mura

cardano

Cardano es la plataforma en la que se desarrolló ADA, una criptomoneda que puede utilizarse para enviar y recibir fondos.

Es una plataforma de contratos inteligentes, con algunas características similares a Ethereum (no por casualidad ya que su creador, Charles Hoskinson, es uno de los cofundadores de Ethereum), que ofrece nuevos niveles de seguridad y escalabilidad gracias a una arquitectura multicapa. Se considera un “unicum” en el universo de las criptodivisas porque nació con un enfoque científico y filosófico extremadamente riguroso.

Cardano: qué es y cómo se creó esta criptomoneda

Como ya se ha mencionado, el creador de Cardano es Charles Hoskinson, según el cual, después de Ethereum, era necesario pensar en un modelo evolutivo, una especie de blockchain de segunda generación, que se realizara con especial cuidado y atención.

Por lo tanto, Cardano no es responsabilidad de una, sino de tres organizaciones distintas: La Fundación Cardano, una organización sin ánimo de lucro que tiene un papel de custodia con respecto a Cardano con la tarea de estandarizar, proteger y promover su tecnología; IOHK, o Input Output Hong Kong, fundada en 2015 por el propio Hoskinson junto a Jeremy Wood, que es en realidad una empresa de investigación y desarrollo centrada en la aplicación de las innovaciones de blockchain para crear servicios financieros accesibles para todos, a la que se le ha encomendado la tarea de desarrollar, diseñar y mantener Cardano hasta el próximo año; y por último Emurgo, una realidad japonesa que desarrolla y apoya iniciativas empresariales innovadoras basadas en la tecnología blockchain.

Por lo tanto, la Fundación Cardano, IOHK y Emurgo trabajan en estrecha sinergia entre sí.

Comprender Cardano, la tercera generación de blockchain

Para entender la idea que hay detrás de Cardano, hay que tener en cuenta la opinión de Charles Hoskinson, según la cual el blockchain ha pasado por tres etapas evolutivas.

  1. La primera generación de blockchain es la relacionada con los bitcoins y las transferencias monetarias, que responde a una necesidad fundamental: crear nuevas formas de transferencia monetaria sin intermediarios. El problema de esta primera generación de blockchain es que se trata de una tecnología limitada únicamente a las transacciones monetarias, sin posibilidad de añadir condiciones a la ejecución de las transacciones a menos que se añadan códigos especialmente complejos.
  2. La segunda generación de blockchain es la de Ethereum y los contratos inteligentes, que permiten intercambiar dinero, propiedades y acciones de forma transparente y sin intermediarios. Sin embargo, se trata de una solución perfectible, dados los problemas de gobernanza que se han producido a lo largo del tiempo y que, por ejemplo, han culminado con la separación de Ethereum y Ethereum Classic.
  3. La tercera generación es la de Cardano. Para desarrollar esta solución, Hoskinson tomó lo mejor de las dos generaciones anteriores, añadiendo otros elementos con el objetivo de resolver tres grandes cuestiones que no se habían resuelto hasta entonces:
  • Escalabilidad, aumentando el rendimiento mediante un mecanismo de consenso basado en el algoritmo Ouroboros proof-of-stake y aumentando el ancho de banda mediante nuevas topologías de red.
  • La interoperabilidad, gracias a un enfoque específico que pretende crear una especie de “Internet de las cadenas de bloques”, utilizando las llamadas cadenas laterales
  • La sostenibilidad, a través del mecenazgo y las OIC.

Todo ello, hay que decirlo, con una atención espasmódica a la calidad del código (Hoskinson habla de High Assurance Code), también para evitar posibles separaciones como ocurrió en Ethereum.

Los quince principios fundamentales en los que se basa Cardano

Como ya se ha mencionado, Cardano se distingue por un enfoque particular, casi filosófico. El equipo de desarrollo no partió de una hoja de ruta, sino que primero quiso identificar los principios, las mejores prácticas y las líneas de desarrollo a las que adherirse, identificando una quincena de puntos clave, de los que informamos tal y como se presentan en la web oficial:

– Separación de la contabilidad y el cálculo en diferentes niveles

– Implementación de los componentes principales en código modular

– Pequeños grupos de académicos y desarrolladores que compiten con la investigación revisada por pares

– Uso de equipos interdisciplinarios, incluyendo expertos en seguridad de la información

– Rápida iteración entre los libros blancos, la aplicación y las nuevas investigaciones necesarias para corregir los problemas detectados

– Posibilidad de actualizar los sistemas después de la implantación sin destruir la red

– Desarrollo de un mecanismo de financiación descentralizado para futuros trabajos

– Visión a largo plazo sobre la mejora del diseño de las criptomonedas para que puedan funcionar en dispositivos móviles con una experiencia de usuario razonable y segura

– Acercar a los interesados a la gestión y el mantenimiento de sus criptomonedas

– Reconocimiento de la necesidad de contabilizar varios recursos en el mismo libro mayor

– Inclusión de metadatos opcionales en las transacciones para ajustarse mejor a las necesidades de los sistemas heredados

– Teniendo en cuenta las mejores características de todas las monedas alternativas en circulación

– Adopción de un proceso basado en normas

– Exploración de los elementos sociales del comercio

– Encontrar un punto intermedio que permita la interacción con los reguladores sin comprometer los principios fundamentales heredados de Bitcoin.

Cómo funciona el dinero y el protocolo Cardano

comprar-cardano

Como se puede adivinar, Cardano es un proyecto de gran envergadura, cuyo desarrollo comenzó en 2014 y aún no se ha completado.

Sin embargo, los elementos sustantivos ya están bien definidos.

El protocolo de Cardano funciona en dos capas distintas: en la primera, la llamada Capa de Liquidación de Cardano (CSL) se almacena toda la información de la transacción, un poco como con Bitcoin (cuánto, emisor, receptor, momento de la transferencia), y es en esta capa donde se transfieren los tokens de la plataforma, ADA; la segunda capa, la Capa de Control de Cardano (CCL) gestiona los datos de la cuenta, es decir, la información del contrato inteligente, como las identidades digitales.

La separación de las dos capas tiene la doble ventaja de permitir que las actualizaciones se realicen por separado y de forma selectiva y de aumentar la seguridad, ya que el compromiso de una capa no afecta también a la segunda.

Ouroboros, Haskell y Daedalus

Como hemos mencionado anteriormente, Cardano utiliza un protocolo de prueba de participación, que por lo tanto permite a los desarrolladores controlar de forma muy precisa bajo qué condiciones un usuario puede convertirse en accionista. Los interesados poseen un determinado número de monedas que les permiten verificar las transacciones que se realizan en la red. Sin embargo, si el interesado utiliza estas monedas en su propio y exclusivo beneficio, el protocolo reconoce el comportamiento, haciendo que el usuario pierda su condición de interesado y pierda las monedas en su poder.

Esto significa que a todos los interesados se les asigna un papel y una función en la comprobación y verificación de las transacciones: cuantos más interesados las confirmen, más transacciones se realizan. El sistema recompensa a los interesados por sus actividades de verificación de bloques.

El algoritmo subyacente a este sistema, como ya se ha mencionado, es Ouroboros, y fue desarrollado conjuntamente por el Instituto Tecnológico de Tokio, la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Connecticut y la IOHK, utilizando una metodología científica y extremadamente rigurosa.

Otros elementos que caracterizan a Cardano son el lenguaje de programación Haskell, que se basa en principios y funciones matemáticas y, por tanto, es menos propenso a los errores humanos y más fácil de verificar, y el monedero Daedalus, que no sólo gestiona los tokens ADA sino que también actúa como nodo.

Hoja de ruta y futuro de Cardano

Hay cinco etapas de liberación de Cardano:

  1. Byron: permite a los usuarios intercambiar y transferir Ada. Lanzamiento de la red principal de Cardano.
  2. Shelley: garantizar que la tecnología esté preparada para convertirse en un sistema totalmente descentralizado y autónomo
  3. Goguen: integración de contratos inteligentes.
  4. Basho: centrado en la mejora del rendimiento.
  5. Voltaire: IOHK añadirá un sistema de tesorería y gobernanza.

Sin embargo, serán las partes interesadas, es decir, los titulares de la ADA, quienes decidan qué desarrollos futuros se integrarán en el protocolo. Esta forma de gobernar tiene la ventaja de que todos los interesados pueden votar en igualdad de condiciones y de forma democrática, evitando las bifurcaciones.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
D
Maria Teresa Della Mura
Temas principales

Especificaciones

B
blockchain
C
cardano
C
criptomonedas
C
crypto

Nota 1 de 3