Análisis en profundidad

Competencias digitales: qué son y para qué sirven

Podemos definir a las competencias digitales como el conjunto de conocimiento, habilidades y estrategias, entre otros aspectos, que nos permiten el uso crítico y seguro de la tecnología de la información para aplicar en diferentes ámbitos, como el trabajo o la comunicación.

16 Jun 2022

Redacción InnovaciónDigital360

Competencias digitales

En un mundo en el que cada vez es más importante la presencia de la tecnología, contar con dichas habilidades puede marcar una gran diferencia en términos profesional y personales. Si bien hoy en día se da mucho valor a la capacidad de adaptación a las nuevas necesidades que surgen de las empresas, las compañías no pueden exigir (o al menos no es lógico) de una persona que sepa usar todas las herramientas existentes.

La búsqueda debería estar concentrada en un perfil de profesional que conozca las distintas interfaces disponibles, que posea una gran capacidad de adaptación y pueda aprender de forma rápida el uso de las nuevas herramientas digitales. Estas habilidades o competencias digitales nos permiten comprender la realidad en la que estamos inmersos, nos preparan para funcionar de mejor forma en un entorno digital y nos brindan una mayor capacidad para la adaptación.

Lamentablemente, si bien estamos rodeados de tecnología que cada vez permite realizar más cosas y de manera más eficiente, realmente son pocas las personas que terminan aplicando todo el potencial que estas brindan.

¿Qué son las competencias digitales según la Unesco?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la competencia digital es “la capacidad para comunicarse eficazmente en medios, tanto en línea como fuera de línea. La característica principal es la capacidad de usar las computadoras y gestionar la información de forma electrónica”.

Por otro lado, el organismo esboza otra definición: “Las competencias digitales se entienden generalmente como un conjunto de competencias que permiten usar dispositivos digitales, aplicaciones de comunicación y redes para acceder y gestionar información, crear y compartir contenido digital, comunicarse, colaborar y resolver problemas para una realización personal efectiva y creativa, el aprendizaje, el trabajo y las actividades sociales en general”.

Según este organismo, las competencias digitales tienen un rol fundamental en el mundo actual e influyen a la hora de conseguir empleo. Además, recalcan que, con el pasar del tiempo, la importancia de estas competencias irá creciendo, por lo que en un futuro podrán ser determinantes para una gran cantidad de empleos.

Unesco subraya que existen determinadas competencias digitales que son “fundamentales” y críticas en la actualidad y son aquellas necesarias para un uso elemental de dispositivos digitales y aplicaciones en línea.

Son la “alfabetización digital” y la “alfabetización tradicional” como leer y escribir. Es decir que las personas consideradas “analfabetas” en un futuro no muy lejano no serán únicamente aquellas que no sepan leer ni escribir, sino también quienes carezcan de estas competencias o habilidades digitales mínimas. 

¿Para qué sirven las competencias digitales?

Las competencias digitales tienen una gran relevancia tanto en el ámbito de los negocios como en el educativo. Actualmente, la tecnología tiene un rol fundamental en la vida de las personas en el aspecto educativo, ya que muchas de las actividades que son necesarias no son posibles sin acudir a la tecnología. Es por eso que la sociedad exige una educación que sea innovadora y apunte a estas nuevas demandas.

Las competencias digitales contribuyen a que las futuras generaciones puedan innovar y seguir desarrollando nuevas ideas y negocios, entre otras posibilidades, que hoy no son viables, o hacerlas mucho más eficientes de lo que son actualmente. Además, nos permiten conocer y utilizar recursos tecnológicos para crear nuevos productos y favorecer la practicidad y creatividad de las personas.

Por otra parte, las nuevas profesiones del futuro surgirán a partir de las nuevas necesidades del mercado, que cada día es más exigente y competitivo, involucrando a la tecnología avanzada que mejora año a año. Incorporar nuevos conocimientos con respecto a la tecnología nos volverá más competitivos.

Además, las competencias digitales contribuyen a resolver distintos problemas, desde casos simples como desarrollar clases virtuales, que fueron de mucha utilidad en estos años de pandemia y confinamiento, hasta casos más complejos como el desarrollo tecnológico en el ámbito medicinal.

Sin embargo, cabe recordar que las competencias digitales no consisten únicamente en saber utilizar algunas herramientas digitales o quedarse en la tecnología “convencional”, sino hacer un uso seguro, creativo y, por sobre todas las cosas, crítico a partir del surgimiento de las nuevas tecnologías y las oportunidades que nos brindan.

Las nuevas tecnologías no son solo una simple herramienta, sino más bien un “lugar” en el que debemos movernos para poder superar los retos que se nos planteen en las distintas situaciones, como puede ser un nuevo trabajo, desenvolvernos en una situación cotidiana, etc.

¿Cuáles son las competencias digitales básicas?

Información y alfabetización de datos

La primera fase es hacer una exhaustiva investigación y filtrado de la información digital que obtenemos. De esta manera, estaremos actualizados y podremos desenvolvernos correctamente. Es importante tener en cuenta que la “información” que solemos encontrar en internet consiste simplemente en datos que solo se convertirán en información cuando nosotros hagamos el procesamiento correspondiente de los mismos.

Como segunda fase, es importante comprobar la fiabilidad y confianza de las fuentes, ya que no todos los datos que recibimos son válidos, por lo que no solo debemos saber qué buscar, sino también dónde hacerlo y poder filtrar la información relevante y de confianza de aquella que es de dudosa procedencia.

La última fase es saber gestionar los datos y el contenido digital. Es importante que, luego de almacenar la información necesaria, hagamos un proceso de organización de la misma con el fin de comprender mejor la temática de lo que hemos buscado. Incluso tener copias de seguridad para no perder aquello en lo que hemos gastado tiempo para encontrarlo.

Comunicación y colaboración

En este segmento, es muy importante la interacción con los medios digitales como también entender cómo funcionan según el contexto. Un claro ejemplo es el de las redes sociales como Facebook o Twitter. Por otra parte, también es de vital importancia compartir aquellos datos e información, como videos, fotos, documentos, que obtengamos de los medios digitales, ya que no solo compartiremos datos, sino también conocimiento.

Por otra parte, también es importante formar parte de la “ciudadanía” a través de las tecnologías digitales. Es decir, para poder integrarnos completamente en las tecnologías digitales, es importante interactuar con la ciudadanía. Un ejemplo es en el caso de las compras por internet o determinadas operaciones cambiarias.

Dentro de este aspecto, la colaboración a través de las tecnologías digitales cobra gran relevancia. Es decir, gracias a la actual tecnología se puede colaborar con otras personas y crear contenido. Ejemplos hay de sobra, como el caso de Wikipedia, los documentos de Google Drive o aquellas plataformas que permiten que distintos usuarios contribuyan con una tarea u objetivo en común, como los blogs.

Así mismo también es relevante la “netiqueta”. Cuando obtenemos información, es muy importante entender qué nos quieren transmitir. Por ejemplo, saber el significado de aquello que nos quieren transmitir cuando recibimos un mensaje o un correo electrónico mayúscula, sinónimo de hablar en voz alta; o dejar a una persona “en visto” en la plataforma de mensajería WhatsApp.

Finalmente, es importante hacer una correcta gestión de nuestra “identidad digital”. Esto es porque, debido a la enorme cantidad de datos que se transmiten en internet, es relevante tener una “marca digital”, algo que nos destaque por encima de la media y tratar de “controlar” lo que se dice de uno.

Por ejemplo, si realizas una búsqueda en el navegador, ¿qué resultados aparecen? ¿Crees que se puede malinterpretar o se les dificultará a las personas encontrarte a ti o tu negocio? Si la respuesta es sí, entonces debes trabajar en ello para destacarte.

Crear contenido digital

Dentro del ámbito de la tecnología y el internet, es importante tener la capacidad de poder desarrollar contenidos digitales. Es de vital importancia que este se enfoque en su objetivo, por ejemplo, si es un video sobre curiosidades, debe ser entretenido, informativo y útil. Además, la creación de contenido no solo se limita a imágenes o videos, sino también a audios e incluso a la creación de una página web en la que el usuario tenga acceso a toda la información que necesita o desea.

En paralelo, este contenido debe integrarse y reestructurarse, es decir que se debe saber editar con, por ejemplo, filtros o recortes. Una imagen o un video editado suele ser más atractivo y llamativo para los usuarios, además de otorgarle un toque personal, permitiéndote diferenciar tu contenido.

Cabe recordar que, en caso de necesitar acudir a contenido ajeno, necesitarás una licencia o, en algunos casos, reconocer los derechos de autor. Es decir, no puedes utilizar libremente un video o una imagen sin atribuir la fuente.

Finalmente, también es muy importante aprender a automatizar ciertas tareas como las publicaciones de las redes sociales en un determinado día y horario o programar emails para que sean enviados en un momento específico.

Seguridad

Un aspecto fundamental a conocer en materia de seguridad es proteger los dispositivos que usamos de posibles virus y amenazas. Es decir, no solo debemos saber cómo evitar los posibles virus, sino también poder afrontarlos en caso de que nos topemos con uno.

En línea con esto, también debemos tener en cuenta la protección de nuestra privacidad y nuestros datos personales. Esto se puede lograr mediante una política de contraseñas útil para evitar que entren en nuestros dispositivos sin nuestro consentimiento.

Por otra parte, es importante hacer un uso responsable de estas funciones. Así como es importante tomar en cuenta algunos consejos a la hora de usar la tecnología, tampoco es aconsejable abusar de ellas, ya que podría afectarnos a la salud, como, por ejemplo, volviéndonos paranoicos pensando que constantemente alguien puede estar queriendo ver nuestra información

Finalmente, tener en cuenta el impacto ambiental. Si bien es algo positivo aprovechar al máximo las nuevas herramientas tecnológicas, también tiene sus desventajas como la contaminación por la renovación de los distintos dispositivos y el consumo energético.

Hacer una correcta identificación de las necesidades y dar una respuesta tecnológica

Los distintos dispositivos que usamos suelen presentar, a lo largo de su vida, distintos problemas técnicos, por lo que es de vital importancia saber cómo poder solucionarlos. Para esto, en primer lugar, debemos saber identificarlos correctamente para luego poder analizar si, con nuestros conocimientos, podemos resolverlos o si, por el contrario, debemos acudir a un experto para poder hacerlo.

Otro aspecto fundamental es identificar de forma correcta las distintas necesidades para poder dar una adecuada respuesta. Existen cientos de herramientas tecnológicas, pero lo importante es poder identificar aquellas que nos serán de utilidad, es decir, hacer una preselección de las que consideremos útil para satisfacer la necesidad que tenemos en ese momento o resolver nuestro problema. 

Por otra parte, también es importante emplear los distintos tipos de tecnología disponible de forma creativa. Una de las causas principales por las que se usan las tecnologías virtuales es porque permiten a las personas poder innovar y prácticamente poder llevar a cabo todo lo que imaginan. En pocas palabras, es importante no solo ser creativos, sino también poder resolver problemas inesperados en este tipo de entorno altamente cambiante.

Finalmente, es importante reconocer las brechas de competencia digital. Una vez que nos integramos de manera total a la tecnología digital, somos capaces de reconocer distintas brechas o aspectos que se pueden mejorar tanto para un bien común como también para el uso colectivo de esta.

¿Cuáles son las competencias digitales docentes?

La tecnología avanza constantemente, y a pasos agigantados. Con el transcurrir del tiempo, el mundo se vuelve cada vez más digitalizado, por lo que surge la importancia de adquirir competencias digitales poderosas para responder a los distintos niveles de demandas.

Actualmente, la educación es uno de los sectores que más se está beneficiando de la transformación de la tecnología. Algunos expertos denominan como “fuertes y poderosas” a las competencias digitales, calificándolas como elementos activos, eficaces y virtuosos.

Es por eso que los estudiantes necesitan de maestros o docentes con metodologías didácticas y orientadas a este tipo de conocimientos y, por sobre todas las cosas, que estimulen el razonamiento, la creatividad y el pensamiento crítico y objetivo.

Formar parte del desarrollo de un mundo que cada vez es más digital, y sobre todo si se forma parte de la comunidad de educadores que llevará a cabo este proceso a través de la enseñanza a los niños y jóvenes, implica comprender a la educación desde el aprovechamiento técnico. Es por eso que los docentes deben comprender y manejar este tipo de tecnologías.

Por un lado, es de vital importancia el compromiso profesional, ya que se trata del empleo en el uso de las distintas tecnologías digitales por parte de los educadores en sus interacciones profesionales con los estudiantes, padres, compañeros de trabajo, entre otros, con el fin de desarrollarse profesionalmente u obtener un bienestar colectivo. 

Por otro lado, determinar los contenidos digitales a abordar, qué grado de conocimientos previos se necesitan y cómo implementarlos. Además, es importante aplicar las distintas herramientas digitales para la enseñanza y aprendizaje que permitirán gestionar y coordinar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

También es importante que las personas a cargo de la educación de los jóvenes sean capaces de usar la tecnología con el objetivo de mejorar los procesos existentes actuales para evaluar y otorgar una retroalimentación a los estudiantes. Las evaluaciones deben ser de forma crítica y objetivas.

Además, es importante plantear estrategias pedagógicas con los estudiantes, promoviendo la inclusión y el compromiso del alumnado en este proceso de aprendizaje, es decir, convertir a los alumnos en protagonistas. Finalmente, es importante el desarrollo de las distintas competencias digitales del alumnado para que puedan hacer un correcto uso de la tecnología, de forma responsable y creativa.

¿Cómo fomentar las competencias digitales en los niños y los más jóvenes?

Si bien las generaciones actuales de niños y jóvenes tienen una mayor facilidad para aprender de las nuevas herramientas tecnológicas como poder implementarlas con mayor facilidad y rapidez, no quiere decir que no necesiten de un adulto o profesional para poder aprender a manejarlas de manera adecuada.

Una de las claves para despertar el interés en ellos es mostrarle a la tecnología como un medio para acceder a una mejor vida. Es decir que, a través de internet, la tecnología, entre otros elementos, podrá acceder a una enorme variedad de recursos que podrán sacarle un gran provecho y acceder a un mundo de posibilidades que hace unas décadas era imposible.

Un claro ejemplo es el de las celebridades. Antiguamente solo llegaban a la fama unas pocas personas que no solo debían ser talentosas, sino también contar con mucha suerte. Hoy en día eso cambió y gracias a plataformas como YouTube, Spotify y TikTok, entre otras, el proceso de darse a conocer es mucho más sencillo.

Sin embargo, es importante que les inculquemos a las personas determinados valores como la honestidad y responsabilidad a la hora de manipular estas herramientas, como también contarles los peligros que tiene el mundo digital y enseñarles a cómo protegerse de este mundo que, aunque es muy interesante y tiene enormes beneficios, también es el ambiente ideal para delincuentes, estafadores, etc.

Para lograr esto, es importante que haya una articulación y generación de un vínculo entre el maestro o profesional a cargo de la educación de los niños o jóvenes con sus respectivas familias, ya que lo que se enseña en las instituciones educativas debe ser coherente con lo enseñado en los hogares.

¿Cómo evaluar las competencias digitales?

Existen diversos métodos para evaluar las competencias digitales, por lo que no hay un método mejor que otro, sino que simplemente dependerá de cada educador.

Una de las formas más sencillas, y emocionantes para los participantes, es la proposición de un proyecto en el que los estudiantes tengan que aplicar todas las herramientas que aprendieron. Es decir, no solo deberán aplicar los conocimientos que adquirieron en su instrucción, sino también su creatividad y proactividad.

Otro método podría ser la combinación de un examen en la parte teórica con la práctica. En lo teórico se deben evitar, en la medida de lo posible, aquellos métodos en los que los alumnos simplemente “repitan” conceptos teóricos que no comprenden, como es el típico caso de “pregunta/respuesta” textual de los apuntes teóricos, sino invitarlos a planteos en los que tengan que razonar para que los conocimientos no sean algo pasajero.

En cuanto a lo práctico, como ya mencionamos, es importante dejar que los jóvenes puedan aplicar toda su creatividad e imaginación, ya que, de esta forma, ganarán confianza y podrán aprovechar todas las ventajas de las competencias digitales en el futuro. 

¿Por qué son importantes las competencias digitales?

Los motivos por los que las competencias digitales son importantes son muchos. En primer lugar, como hemos mencionado en el presente artículo, las empresas cada vez necesitan más empleados con competencias digitales básicas para enfrentar un contexto que día a día se torna más complejo con respecto a la tecnología.

En segundo lugar, el contexto es muy complejo, por lo que constantemente se van introduciendo cambios en la tecnología y aquellas empresas que no pueden adaptarse pueden terminar fracasando o rindiendo peor.

En tercer lugar, es altamente probable que en las sociedades del mañana la tecnología tenga un rol crucial, casi tan importante como hoy lo es leer o escribir. Es por eso que es muy importante enseñarles a los niños la importancia de las competencias digitales, ya que, sin lugar a dudas, en un futuro, podrán tener un mejor acceso a más y mejores oportunidades laborales.

En cuarto lugar, las habilidades digitales serán un requisito indispensable para casi cualquier empleo. Además, adquirir estos conocimientos no solo nos beneficiará en el ámbito laboral o profesional, sino también en el aspecto personal, ya que nos permitirá llevar nuestra creatividad a otro nivel, al mismo tiempo de que somos innovadores.

Por Gonzalo Castillo.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción InnovaciónDigital360

Nota 1 de 5