Análisis en profundidad

Qué es el e-learning y cuáles son sus características

La modalidad de e-learning creció con la llegada de la pandemia y permitió que muchas personas estudien sin salir de sus casas.

16 Sep 2022

Redacción InnovaciónDigital360

e-learning

Con la llegada de la pandemia y los cierres preventivos, muchas universidades y escuelas tuvieron que hacer uso del e-learning, una metodología de aprendizaje por internet.

La particularidad es que, para poder llevarse a cabo, es de gran importancia contar con una plataforma virtual que soporte todos los elementos necesarios para que sea posible el aprendizaje. 

Gracias a esta tecnología surgieron distintos conceptos, como el de “campus virtual”, un espacio en la nube de internet en el que conviven diferentes perfiles de usuarios como alumnos, tutores, docentes, etc.

¿Qué es exactamente el e-learning?

Podríamos definir al e-learning como un sistema de formación cuya característica destacada es que se realiza a través de internet o conectados a una determinada red. El nombre proviene de “electronic learning”, que significa “aprendizaje electrónico”.

Este tipo de enseñanza y aprendizaje en línea permite la interacción del usuario con el material mediante la utilización de diversas herramientas informáticas. El e-learning es una modalidad de formación que se basa fuertemente en las tecnologías de la comunicación y la información, también llamada formación virtual o formación en línea. 

Se produce, entre otros motivos, por la necesidad de formación en determinadas circunstancias específicas, como, por ejemplo la distancia geográfica entre la persona que enseña y la que aprende. Otro de los típicos motivos por el que se acude al e-learning es la limitación de los horarios inherentes a la formación presencial, así como también la creciente demanda de actualización para aplicar a determinados puestos laborales.

En paralelo, el e-learning cobra importancia debido al límite con respecto a los espacios físicos disponibles en los centros de enseñanza tradicionales, al igual que la necesidad de reducir significativamente los costos de formación y capacitación.

Finalmente, uno de los motivos más importantes fue el avance tecnológico de las últimas décadas que ha proporcionado las herramientas técnicas necesarias.

La formación y/o la capacitación basada en el e-learning hacen generalmente uso de una aplicación web denominada “plataforma virtual de aprendizaje” para entregar los contenidos a los participantes, quienes, a través de sus computadoras o dispositivos móviles, podrán ingresar para visualizar los contenidos y completar las actividades previamente diseñadas.

Además, antes de que los contenidos se pongan a disposición de los participantes, estos deben ser instruidos adecuadamente mediante un proceso que asegurará que sean relevantes e impacten de forma positiva en el aprendizaje. 

El sistema de e-learning contribuye a mejorar la interactividad y la colaboración entre los que aprenden y/o entre estos y los que enseñan. También permite la personalización de los programas de aprendizaje a las características particulares de cada estudiante, así como la autoevaluación.

Importancia pedagógica del e-learning

En el proceso del e-learning intervienen no solo las personas que aprenden, sino también los profesores o expertos y la institución u organización encargada de desarrollar el proyecto. Estos diferentes agentes influyen en el rendimiento general del procedimiento.

A los aspectos pedagógicos del e-learning podemos asimilarlos, en gran medida, a aquellos de la enseñanza a distancia, ya que el componente digital es el que marca la diferencia. El internet ha facilitado el desarrollo del aprendizaje a distancia incorporando, además de los aspectos de autoformación, aquellos relacionados con el aprendizaje colaborativo.

Esto se debe, en gran parte, a las nuevas tecnologías de comunicación sincrónica como las pizarras electrónicas, los documentos que se comparten online, los chats, las videoconferencias y las herramientas asíncronas como los correos electrónicos, los blogs, los foros y las bases de datos. 

Sin embargo, estas tecnologías se pueden utilizar de forma combinada facilitando el desarrollo de una clase en videoconferencia, y organizando conjuntamente un foro o sesión de trabajo colaborativo, por ejemplo.

¿Para qué sirve el e-learning?

El e-learning es una forma planificada de construir el aprendizaje. Se encuentra compuesta por metodologías, estrategias educativas y de gestión, así como de recursos tecnológicos. Usa de forma intensiva a las tecnologías informáticas para llegar a un público generalmente remoto.

Entre sus aplicaciones más importantes se destaca el uso intensivo de las TIC y la interacción directa de los usuarios con los contenidos. Además, permite la conexión entre usuarios que se encuentran dispersos geográficamente o no pueden acudir de forma temporal a un encuentro presencial, es decir que existe una separación física entre el instructor o docente con el estudiante.

Por otra parte, el estudiante se posiciona como centro de la formación con una autogestión del aprendizaje. A su vez, hay una comunicación bidireccional entre estudiantes y formadores, ya sea de forma sincrónica o asincrónica. 

El e-learning permite llevar un adecuado registro de las actividades realizadas, optimizando la flexibilización como medio para la modificación de los contenidos y la reducción de costos con respecto a la formación o capacitación en cuestión.

Además, un proyecto de e-learning comprende varios aspectos, entre los que se destacan las plataformas virtuales de aprendizaje y el desarrollo de cursos e-learning, elementos indispensables cuando abordamos la formación o capacitación online.

¿Cuáles son las principales características del e-learning?

Reusabilidad

Un curso online puede ser perfectamente reutilizado en otro curso o en otro contexto al igual que los textos, imágenes o videos. Además, se puede crear un curso online en una plataforma e-learning combinando componentes que fueron creados para otras plataformas.

La reusabilidad a través de las plataformas e-learning ofrece una disminución del tiempo de producción y aumenta la calidad de los contenidos, por lo que, en lugar de comenzar desde cero, permite reutilizar lo que ya existe y, en algunos casos, mejorar considerablemente.

Interoperabilidad de plataformas de e-learning

Una plataforma de e-learning puede administrar los contenidos que fueron creados para otra plataforma, así como una herramienta de producción de contenidos puede generar cursos que pueden ser implementados en cualquier plataforma de e-learning.

Esto se debe a que la interoperabilidad de las plataformas e-learning ofrece la capacidad de que una plataforma pueda mostrar contenidos independientemente de quién los cree o cómo son creados. Además, se pueden producir contenidos sin importar la plataforma en la cual serán incorporados.

Manejabilidad

Las plataformas de e-learning pueden registrar la actividad relacionada entre el usuario y el contenido realizado. Además, el tutor o instructor del curso puede saber cuántas veces o durante qué tiempo los alumnos visitaron o interactuaron con el curso, como también conocer el resultado de una evaluación.

Por otra parte, también se puede conocer el nombre del usuario que está leyendo determinado contenido, saber si es la primera vez que lo ve o si, por el contrario, lo ha visto en reiteradas ocasiones.

Estas posibilidades se pueden conseguir definiendo una forma de comunicación estándar entre los LMS y los contenidos online.

Accesibilidad

Los usuarios pueden acceder al contenido en cualquier momento y sin importar en el lugar en el que se encuentren gracias a la accesibilidad que las plataformas de e-learning ofrecen, que permitirá a los usuarios tener acceso completo a los contenidos que se encuentren en su plataforma en todo momento, y a través de los dispositivos disponibles.

Escalabilidad

Un curso online puede enriquecerse continuamente, ya que puede incorporar más contenido online, más materiales y variedad de una forma sencilla e independiente a las plataformas de e-learning. 

Además, las plataformas pueden expandir sus funcionalidades, el número de cursos online publicados, la cantidad de usuarios soportados, de forma totalmente separada de la estructura de los cursos. 

Durabilidad

Si bien en muchas ocasiones los estándares actuales no pueden soportar las tecnologías que se utilizarán en el futuro, en estos casos la durabilidad de las plataformas de enseñanza es un principio destinado a impedir la obsolescencia tecnológica de los contenidos online y de los estándares.

Optimización

Todas las características que describimos anteriormente cuentan con un beneficio adicional: la reducción de costos. Las plataformas de e-learning permiten entre otras cosas una distribución de conocimiento de forma económica, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Esto se logra por diversos motivos. Uno de ellos es que se ahorran los costos de viajes y movilidad. Otra es que posibilita a los profesores, educadores y alumnos el poder administrar eficientemente su tiempo.

Asimismo, los costos de producción de contenidos online se reducen considerablemente y, por ende, en el caso de cursos pagos, los alumnos o empresas pueden acceder a un precio más bajo.

¿Por qué el e-learning es importante en la educación de los jóvenes?

Como mencionamos anteriormente, el e-learning tiene una gran importancia en la actualidad. Una de las características más importantes del e-learning es que se puede adaptar rápidamente a las preferencias modernas actuales de aprendizaje.

Para poder comprender la importancia del e-learning hay que tener en cuenta que es la herramienta elegida para la capacitación en la actualidad. Los empleados hoy en día están interesados en aprender y mejorar. Si una empresa u organización no brinda oportunidades de aprendizaje amplias, dichos empleados podrían llegar a unirse a un competidor directo.

Los estudiantes actuales buscan contenido personalizando en su “punto” de necesidad. Es aquí donde el e-learning cobra una gran importancia, ya que los jóvenes suelen estar en constante movimiento, por lo que prefieren acceder a los contenidos en cualquier momento y desde cualquier parte.

Otra de las características que popularizaron al e-learning es que muchos estudiantes se encuentran ocupados haciendo múltiples tareas y tienen una capacidad de atención limitada. Si las organizaciones necesitan que aprendan algo nuevo deben ofrecer información en “pequeñas dosis” que sea concreta y que no requieran de mucho tiempo. Gracias al e-learning esto se puede implementar perfectamente; en las formas “tradicionales” no sería eficiente.

En pocas palabras, los estudiantes de hoy buscan contenido personalizado en su punto exacto de “necesidad”.

Entre las características que los jóvenes valoran del e-learning se encuentra que este tipo de aprendizaje ahorra tiempo y dinero debido a que, con el aprendizaje en línea, los alumnos pueden acceder a los contenidos en cualquier momento sin importar dónde se encuentran. 

Es decir, gracias al e-learning no necesitan tomarse un tiempo de sus trabajos para asistir a una clase, como tampoco gastar dinero en transporte para llegar al lugar en el que se imparten las lecciones. Además, en la mayoría de los casos, debido a un menor costo por parte de quienes imparten los cursos, el precio que los alumnos abonan es significativamente menor.

Lo mismo aplica a las empresas, que se ahorran una cantidad considerable en los costos de viático, alojamiento, materiales, entre otros, tanto de los estudiantes como de los instructores.

Por otra parte, el e-learning suele conducir a una mejor retención. Los alumnos en la actualidad prefieren contenido que sea interactivo y de tamaño reducido. Es decir, prefieren ver un video o escuchar un podcast que ponerse a leer las páginas de un manual, y las herramientas de aprendizaje online suelen permitir a los educadores crear este contenido más interactivo.

A su vez, el e-learning es consistente. En las sesiones presenciales, cada instructor tiene su propio método de enseñanza. Es decir, cada uno varía en enfoque y estilo y es susceptible a errores. 

Gracias al e-learning se pueden eliminar estos problemas, ya que la metodología proporciona capacitación consistente y estandarizada en todo momento. Cada alumno pasa por la misma experiencia independientemente de cuándo y dónde tome el curso.

Finalmente, el e-learning permite la personalización. Si bien cada alumno tiene sus propias preferencias y objetivos de aprendizaje únicos, el e-learning hace posible atender a las necesidades individuales, ya que permite a los alumnos elegir su camino de aprendizaje y navegar a su propio ritmo.

Todas estas características hacen que el e-learning goce de una gran popularidad entre los jóvenes, convirtiendo a las plataformas de e-learning en los principales agentes de capacitación.

¿Cuáles son las modalidades del e-learning?

Desde su aparición hasta estos momentos, el e-learning también ha evolucionado y se ha adaptado a las nuevas realidades sociales y tecnológicas. El aumento de la conectividad, la expansión de los dispositivos móviles, la digitalización de la sociedad y los cambios que esta ha ocasionado han generado que las formas de aprender también hayan cambiado y, debido a esto, el e-learning se haya desarrollado sobre nuevas bases y enfoques.

Una de ellas es el b-learning o blended learning, quizás una de las formas más antiguas que existe para implementar el e-learning, combinándola con la formación presencial, de modo que ambas se complementen.

Otra son las clases virtuales, en las que el desarrollo de aplicaciones de videoconferencias adaptadas a la formación, y su difusión, generó que la formación online sincrónica se haya extendido enormemente, sobre todo en los últimos años.

También existe el m-learning o mobile learning, que es, en pocas palabras, el aprendizaje a través de los dispositivos móviles. En este caso, se diseñan contenidos e-learning y acciones formativas para ser utilizadas en smartphones y tablets. 

Por otra parte, la gamificación es muy popular en la actualidad. Consiste en el uso de estrategias y metodologías basadas en el juego en formato online que permiten mejorar el aprendizaje. Mejora notablemente la experiencia de los alumnos y hace de ella algo divertido y entretenido. 

Finalmente, podemos destacar al microlearning. Se denomina así al conjunto de iniciativas de formación basadas en los microcontenidos que se pueden consumir en unidades de tiempo reducidas, adaptándose mejor a determinadas materias y al rápido estilo de vida que todos llevamos el día de hoy.

Sin embargo, estas no son las únicas novedades del e-learning. Actualmente, se experimenta con la realidad aumentada, la inteligencia artificial, el análisis predictivo, también conocido como machine learning, y otras tecnologías con el fin de mejorar las experiencias de aquellas personas y organizaciones que optan por el e-learning como forma de aprender.

Ventajas del e-learning

Reducción de costos

El e-learning permite una reducción significativa en los costos de formación. Lo que se debe, principalmente, a que la inversión únicamente es la inicial y de mantenimiento, por lo que evitamos los gastos de traslado, alojamiento o material didáctico que son requeridos cuando la formación es presencial. Esto cobra una mayor relevancia cuando se trata de organizaciones de tamaños “considerables” con distintas ubicaciones a lo largo y ancho de un país o del mundo.

Rapidez e inmediatez

Una vez conectados, cualquier tipo de comunicación puede hacerse de manera rápida, inmediata y ágil, ya sea por parte del alumnado, como de los tutores (y de los alumnos con los tutores).

Calidad de la formación

En compañías con empleados que se encuentran en distintas ubicaciones, todos reciben la misma calidad en su formación, sin importar dónde se encuentren y sin depender de diferentes formadores, con mayores o menores conocimientos o capacidades pedagogas.

Flexibilidad

Mientras que la formación presencial requiere de calendarios cerrados, la online goza de una gran flexibilidad que permite poder conectarnos en cualquier momento, siempre que haya internet disponible.

Desventajas del e-learning

A pesar de que pocas personas ponen en duda los beneficios de la formación en línea, es importante destacar que, si se aborda de forma incorrecta, como por ejemplo dándole una mayor ponderación a la parte tecnológica o no considerando las características individuales de cada persona, el aprendizaje se desvía y se desvirtúa.

Otro punto para tomar en cuenta es la percepción de aislamiento que pudiesen llegar a tener los estudiantes, aunque esto se puede revertir con una adecuada estrategia de tutorización y trabajo colaborativo. También es importante considerar que se requiere de cierta cultura tecnológica por parte de los que administrarán el proceso de aprendizaje y de los estudiantes mismos.

Plataformas tecnológicas e-learning

La formación a distancia se basa en plataformas tecnológicas que permiten la creación de cursos y la organización de diferentes actividades formativas mediante la habilitación de aplicaciones como el intercambio de materiales multimedia, las aulas virtuales, los chats, los foros de debate y las redes sociales.

Muchas plataformas de aprendizaje electrónico aprovechan los portales de vídeo on-demand en Internet (principalmente YouTube) para impartir lecciones en streaming. Los más conocidos son:

  • Khan Academy (organización sin ánimo de lucro que ofrece cursos gratuitos en línea basados en lecciones de vídeo subidas a YouTube);
  • Coursera (creada por profesores de la Universidad de Stanford, cuenta con la participación de un centenar de universidades);
  • Udacity (lecciones de vídeo acompañadas de pruebas de evaluación y emisión de un certificado de asistencia de pago);
  • EdX (creado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard; similar a Udacity);
  • Iversity (con sede en Berlín y que ofrece cursos tipo MOOC a nivel europeo);
  • Moodle, que, a diferencia de los otros mencionados, es de código abierto.

También existen plataformas tecnológicas específicas para la distribución de cursos en línea, la inscripción y el seguimiento de las actividades, denominadas Sistemas de Gestión del Aprendizaje o LMS, a menudo disponibles a través de la nube, entre las que se encuentran -sólo por nombrar algunas- Docebo, Sap Litmos, TalentLsm, LearnUpon, Mindflash, eFront, TopHat.

E-learning en América Latina

El e-learning ha tomado una gran importancia en Latinoamérica. En el caso de México podemos identificar algunos antecedentes, como la capacitación informal por correspondencia o la entrega vía correo de contenidos escritos. Otro es el desarrollo en los 70 de sistemas de formación formal en los niveles medio superior y superiores, con asistencia vía telefónica o postal.

Otro de los avances en el caso de México fue el sistema radiofónico como apoyo a programas de trabajo de educación a comunidades indígenas, y también los usos en la educación de sistemas satelitales, telefónicos y vía módem.

Por otra parte, sistemas como el de telesecundaria y telebachillerato, en los cuales la planificación del aprendizaje y los contenidos era un elemento clave, cobraron mayor relevancia en los últimos tiempos.

A su vez, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se incorporó a la red de internet y a la emisión de las primeras jornadas de educación abierta y a distancia. También podemos destacar las reformas a la Ley General de Educación que facultaron a las autoridades educativas a crear sistemas de educación a distancia.

Gracias al e-learning, la planificación del aprendizaje llegó a un nuevo nivel y los contenidos empezaron a diversificarse, aportando un mayor valor al proceso de capacitación. Con el uso del internet, al masificarse cada vez más y usarse como canal de entrega de contenido, se abordan esquemas de evaluación que reflejan la generación y asimilación del conocimiento.

En la actualidad, el uso del e-learning como modalidad de capacitación en empresas y de educación formal se encuentra en alza. Algunos de los recursos que se están valiendo en Latinoamérica son el microlearning, el desarrollo de contenido multimedia, la gamificación, los cursos en vivo, la realidad virtual y la realidad aumentada.

Poco a poco, el e-learning o aprendizaje electrónico continúa creciendo hasta opacar a la formación presencial tradicional, un poco por las múltiples ventajas que ofrece frente a esta última y otro poco por el cambio en la sociedad, compuesta cada vez más por nativos digitales que conocen muy bien las herramientas digitales y no tienen el tiempo suficiente para moverse de un lugar a otro.

E-Learning en la empresa, ¿el futuro es totalmente digital?

La formación en la empresa es una de las actividades más afectadas por la necesidad de frenar los desplazamientos. McKinsey informó de que, a principios de marzo, cerca de la mitad de los programas de formación presencial programados hasta el 30 de junio de 2020 habían sido aplazados o cancelados en Norteamérica, mientras que en varias partes de Europa y Asia los aplazamientos y cancelaciones se acercaron al 100%.

Sin embargo, la misma consultora destacó que las empresas no pueden permitirse el lujo de pausar las actividades de formación que apoyan y permiten la transformación digital, e identificó seis acciones a tomar para continuar y ampliar los programas de educación en línea. Entre ellas está la adaptación en la impartición de cursos mencionada en los párrafos anteriores. No hay límites a los programas de formación que pueden impartirse a distancia con sesiones virtuales en directo, como webcasts, aulas virtuales y videoconferencias, pero las plataformas tecnológicas suelen tener carencias cuando se trata de crear sólidas habilidades socioemocionales e interpersonales, por lo que es necesario introducir nuevas funciones para lograr una sensación «como en persona», afirma McKinsey. Las herramientas para el compromiso directo de los participantes, como los chats, las encuestas y el envío de comentarios después de la conferencia, son fundamentales.

Según el Barómetro del Observatorio Cegos 2020, las modalidades digitales utilizadas para impartir formación durante el cierre fueron principalmente las aulas virtuales y los seminarios web (73%), seguidos de los módulos de e-learning (46%) y el e-coaching (29%). Trabajar eficazmente a distancia, gestionar equipos a distancia y dirigir proyectos a distancia fueron los temas más tratados. En general, con respecto a las metodologías utilizadas, mientras que a nivel europeo el coaching individual, la formación semipresencial y el aprendizaje en el aula tienen la misma importancia, en Italia la formación semipresencial sigue siendo la solución menos adoptada (29%).

En cuanto a las competencias que se deben potenciar a través de la formación, según destaca la encuesta de Cegos, para afrontar mejor los retos del nuevo escenario, las empresas se centraron mucho en las competencias blandas relacionadas con la gestión y el desarrollo personal, como confirman casi todos los encuestados (95%). Sin embargo, el 49% cree que también es importante aspirar a actualizar o alinear las competencias duras vinculadas a las funciones. Por otro lado, si nos fijamos en los temas en los que se mueven las organizaciones, destacan los modelos remotos y los estilos relacionales (49%), la gestión remota (46%) y el Smart Working (39%).

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción InnovaciónDigital360

Nota 1 de 5