Análisis en profundidad

Analista de negocio en TI: qué hace y cómo llegar a serlo

Entre las profesiones más demandadas hoy en día, el analista de datos define estrategias de mejora sobre procesos de negocio específicos, con herramientas de BI y visualización de datos.

Artículo publicado el 09 Feb 2023

Redacción InnovaciónDigital360

Analista de negocio.

En la economía digital y globalizada, la racionalización y la optimización de los procesos representan una importante palanca competitiva en cualquier sector. Por lo tanto, el papel del analista de negocio en TI (a menudo denominado con el título equivalente de analista de datos) crece en importancia.

Basándose en los conjuntos de datos de las distintas unidades organizativas, desde Finanzas a Cadena de Suministro o RRHH, el analista empresarial apunta y explota el conjunto de herramientas y técnicas que permiten examinar y evaluar las actividades empresariales. Esto significa identificar los cuellos de botella y los posibles focos de mejora, y desarrollar planes estratégicos a corto y largo plazo.

Qué hace un analista de negocio y qué papel desempeña en la empresa

El analista empresarial es una figura profesional que actúa como enlace entre las ideas empresariales y la capacidad de la empresa. Su papel es muy importante porque ayuda a las empresas a descifrar su futuro mediante el análisis del rendimiento empresarial.

El primer papel del analista de negocio: el análisis

Independientemente del ámbito de aplicación, la tarea fundamental de un analista de negocio de TI es analizar en profundidad las necesidades empresariales. Se trata de identificar ineficiencias e investigar alternativas de mejora. Esto se hace apoyando a las empresas en los cambios estratégicos y operativos necesarios para mantener la competitividad.

Dedica su tiempo a escudriñar los procesos organizativos específicos y a hablar con las lob (líneas de negocio) pertinentes para detectar las necesidades fundamentales. Junto a ellas, busca cualquier deficiencia que afecte al buen desarrollo de las actividades (fase de evaluación).

Enfoque basado en datos

Una vez definidos los objetivos de mejora, utilizando de nuevo un enfoque basado en datos, el analista empresarial utiliza datos históricos del proceso y herramientas de inteligencia informática para arrojar luz sobre el problema. Encuentra pruebas ocultas, esboza soluciones hipotéticas (por ejemplo, una revisión organizativa, el desarrollo de nuevos modelos empresariales, la introducción de soluciones informáticas). Por último, estructura un plan de negocio que incluya un presupuesto de ejecución y los requisitos del proyecto.

La comunicación con las partes interesadas debe ser continua. El analista de negocio es responsable de dar a las partes interesadas indicaciones precisas para alcanzar los objetivos. También debe proporcionar indicadores clave de rendimiento para el seguimiento de los resultados. Verificar el resultado de las estrategias empresariales, recogiendo y observando parámetros precisos es la primera regla para definir hojas de ruta para la mejora.

Informe

El analista de negocio está entonces obligado a identificar cualquier desviación entre el rendimiento deseado y el real. A continuación, elabora un informe fácil de consultar y siempre actualizado, además de trabajar en concertación con las partes interesadas para ajustar continuamente el rumbo. Por lo tanto, es un trabajo en el que siempre es necesario identificar posibles fallos y áreas de mejora.

Responsabilidades y papel de un analista de negocio de TI en la empresa

En resumen, el analista de negocio es responsable de alinear las necesidades y las estrategias empresariales. Encargado de trabajar con conjuntos de datos específicos (por ejemplo, información sobre ventas), extrae perspectivas operativas útiles para definir intervenciones de mejora de la eficacia.

En la práctica, un analista encargado del departamento de ventas tiene la tarea de comprobar la productividad individual de los vendedores. Identifique los cuellos de botella dentro de los procesos (falta de comunicación, falta de formación u otras ineficiencias). Estudiar las tácticas para alcanzar los objetivos empresariales dentro de una estrategia coherente y centrada.

El analista empresarial podría definirse como el enlace entre el científico de datos y los usuarios empresariales del Lob.

Diferencia entre científico de datos y analista de negocio

Pero, ¿cuáles son las diferencias que distinguen a ambas figuras? Haciendo una comparación, se podría pensar en la misma diferencia que existe entre un investigador médico y un técnico de laboratorio. El primero utiliza la experimentación y el método científicos para llegar a conocimientos ocultos y potencialmente innovadores. La segunda aplica los conocimientos establecidos a un contexto operativo.

La ciencia de datos hace uso de herramientas analíticas avanzadas y trabaja directamente sobre bases de datos que manejan grandes volúmenes de información, como Hadoop. Los analistas empresariales utilizan herramientas de análisis de autoservicio que les permiten crear informes y visualizar datos gráficamente, sobre conjuntos de información ya parcialmente procesados y dirigidos. Por lo tanto, trabajan con un ámbito de pertinencia circunscrito y unos objetivos de mejora precisos, como el aumento de la facturación trimestral.

El científico de datos desempeña un papel estratégico aportando ventajas competitivas a un nivel superior y necesita una sólida formación en matemáticas y estadística. Posee conocimientos informáticos precisos. Por ejemplo, debe conocer los lenguajes de programación más comunes como Python, Sql y Java para manejar modelos complejos de inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Aunque es obvio que el analista empresarial debe estar familiarizado con los fundamentos del análisis de datos, no necesita una formación matemática en profundidad. Las herramientas de inteligencia empresarial de autoservicio compensan esta deficiencia.

Competencias, habilidades y formación de un analista de negocio

Las competencias, habilidades técnicas y requisitos para una carrera como analista empresarial incluyen ante todo conocimientos en planificación financiera, gestión de riesgos y análisis estadístico. Habilidades en gestión empresarial y específicamente la capacidad de:

-Solución de problemas (para identificar las causas de una situación y explorar alternativas).

-Obtener información, es decir, la capacidad de construir un plan de empresa a partir de las necesidades de la organización.

-Facilitación de la mejora de las estrategias empresariales sobre la base de los comentarios recibidos de los clientes y las partes interesadas.

-Preparación en temas de Ventas y Marketing.

El dominio de las herramientas informáticas relacionadas con el modelado visual es indispensable. Esto es necesario para representar gráficamente las pruebas recopiladas, las correlaciones entre los datos y las implicaciones para la empresa. Los conocimientos de lenguajes de programación de software y de aplicaciones avanzadas para la gestión y el análisis de big data representan un valor añadido.

Por último, no deben pasarse por alto las competencias blandas, que según WollyBI – Tabulaex representan el 38% de las competencias profesionales de un analista de negocio. Los estudiosos indican que en la combinación de competencias solo el 19% está relacionado con las competencias digitales y el 43% con las no relacionadas con las TIC. Por lo tanto, debe incluirse la capacidad de trabajar a tiempo y de adaptarse con flexibilidad a los cambios rápidos.

El pensamiento crítico es un requisito adicional para identificar las repercusiones de una tendencia de datos con rapidez y precisión.

Cómo convertirse en analista de negocio: 5 pasos para abrazar la profesión

El portal How Learn To Became sugiere cinco pasos para abrazar la profesión de analista de negocio.

  1. En primer lugar, obtenga un título en el campo de especialización que desee (por ejemplo, contabilidad, finanzas o administración de empresas),
  2. Profundice colateralmente en su formación informática.
  3. La certificación de analista de negocio de institutos reconocidos internacionalmente es una vía rápida para diferenciarse de la competencia.
  4. Se valora mucho la experiencia de campo a través de programas de prácticas.
  5. Por último, no debe descuidarse la actualización continua de las competencias a lo largo de la carrera. Los masters y los cursos específicos aumentan el nivel de especialización y cualificación en determinados nichos de mercado.

Herramientas para el analista empresarial

Como se preveía, las actividades de análisis empresarial requieren conocimientos básicos de TI para el uso de paquetes de aplicaciones. Permiten: recopilar, gestionar y examinar detalladamente toda la información relevante para el fenómeno observado. A continuación, modelar y representar gráficamente los acontecimientos y sus implicaciones en la empresa. Y comunique y comparta fácilmente la información con las partes interesadas.

Los analistas empresariales suelen utilizar herramientas informáticas de autoservicio para el tratamiento y la visualización de datos con el fin de elaborar informes y cuadros de mando útiles para que los usuarios empresariales supervisen el progreso y el rendimiento de las actividades. Por lo general, se trata de documentación histórica, que no aporta información desde una perspectiva predictiva.

Plataformas analíticas de autoservicio

Dado que las plataformas analíticas de autoservicio (Tableau, Qlik o Power BI, por nombrar las más populares) son extremadamente fáciles de usar y tienen una interfaz gráfica intuitiva, los analistas empresariales pueden aprender a trabajar directamente sobre el terreno, sin necesidad de tener una formación específica en TI. Cabe señalar que, recientemente, las herramientas de inteligencia empresarial de autoservicio se están enriqueciendo con funcionalidades avanzadas y automatismos vinculados al aprendizaje automático. Estas permiten ampliar el potencial y el alcance del análisis empresarial.

Otras herramientas útiles para el analista empresarial

También son útiles para las actividades del analista empresarial las herramientas de gestión de procesos empresariales para seguir el progreso de los proyectos y actualizar automáticamente los procedimientos. El software de colaboración también es necesario para simplificar y mejorar la comunicación con los colegas y las partes interesadas.

Por Ariadna Leonardi

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS

Si lo desea, evalúe la calidad de este artículo

¡Su opinión es importante para nosotros!

Temas principales

Especificaciones

D
datos
N
Negocios
T
talento IT

Nota 1 de 4