Guía completa

Autenticación digital en Argentina: Qué es, tipos, normativas y cómo protegerte

  • Home
  • Ciber Seguridad Informatica

El ingreso de los usuarios a una plataforma y la protección de la información dentro de ella se volvió una prioridad para las empresas y los Estados. Por ese motivo se han desarrollado procesos de onboarding para garantizar la acreditación de identidad. Cuáles son y qué beneficios genera implementarlos adecuadamente. Todo sobre la autenticación digital en Argentina.

Publicado el 05 Jun 2023

Autenticación digital

La transformación digital que están llevando a cabo empresas de todos los sectores productivos conlleva múltiples procesos que deben ejecutarse. Uno de ellos es el ingreso de los usuarios o clientes a la plataforma de la compañía para acceder a la información y servicios que se les brinda.  Este proceso, que parece sencillo a primera vista, requiere de una gran infraestructura. No solo para permitir el ingreso de las personas, sino también para proteger sus datos en caso de que hackers o estafadores busquen obtenerlos. Es por este motivo que hace ya tiempo se implementa la autenticación digital, un sistema cuya premisa consiste en garantizar que el individuo registrado en el sitio es el único capaz de utilizar las herramientas disponibles. 

Quienes desarrollan estos procesos tienen varios objetivos. Por un lado, robustecer y actualizar el sistema constantemente para evitar cualquier acceso no autorizado. Por otro, diseñarlo de manera simple y sencilla para que cualquier persona con niveles de conocimiento promedio en informática pueda ejecutarlos. Es justamente ese equilibrio el que determina cuáles son las mejores autenticaciones digitales del mercado y qué cuestiones se deben tener en cuenta al implementarlas. 

Definición de autenticación digital

La autentificación digital se define como un proceso de identificación o acreditación que realiza una persona física o jurídica para acceder a una plataforma o servicio. Este sistema electrónico tiene como meta garantizar la integridad, veracidad y validez de los datos proporcionados para asegurar la seguridad de la información resguardada en el sitio que se ofrece a los clientes. 

El primer paso para acceder a la autenticación digital de una empresa o compañía es registrarse en la misma, un procedimiento al cual suele llamarse onboarding. En la actualidad hay sistemas integrados que solicitan fotos del documento de identidad que luego son resguardadas y utilizadas para corroborar la información. También suelen utilizarse métodos de doble chequeo que incluyen códigos enviados a emails o teléfonos celulares. 

Luego del primer registro, el individuo podrá ingresar todas las veces que lo desee, siempre que pueda proporcionar los datos correctos para atravesar las barreras de seguridad.  Según datos de la consultora internacional Grand View Research, las soluciones basadas en autenticación digital conforman un mercado en alza que en 2022 generó ingresos por 27 mil millones de dólares. Esta cifra se corresponde a la cantidad de dinero perdido por ciberataques alrededor del mundo. Desde Cybersecurity Ventures indican que en 2023 se perderán 8 billones de dólares a causa de estos delitos. Por ese motivo, aumentar la ciberseguridad de las plataformas se ha convertido en una prioridad para las empresas y la autenticación digital es una de las herramientas más destacadas de este proceso. 

Ventajas y desventajas de la autenticación digital

Con el aumento en la cantidad de plataformas utilizadas a diario, un proceso acelerado por la pandemia del coronavirus, la autenticación digital pasó a ser un estándar a la hora de los ingresos a dichos sitios. Las empresas tienen obligación legal de garantizar la seguridad de los datos que los clientes les otorgan y esto las obliga a desarrollar o contratar los mejores sistemas disponibles.

A partir de esta situación, se han generado muchas ventajas para los clientes de los servicios. La primera de ellas es la facilidad a la hora de identificarse, ya que las plataformas cuentan con la información privada de cada usuario a la hora del acceso. 

Si el diseño del sistema es bueno, esto también representa un beneficio en la usabilidad. Por lo general, los pasos a seguir son intuitivos y cualquier ser humano con conocimientos medios de informática los puede llevar a cabo. Además, se reduce el riesgo de sufrir estafas porque el contacto es solo con la plataforma. Cualquier consulta o pregunta cuyo origen no sea de esta fuente, debe ser ignorada y descartada.

Para las empresas también hay ventajas en este aspecto. Al ser automáticos, una vez que se ponen en marcha estos sistemas no hace falta estar constantemente permitiendo el acceso de los usuarios. Por lo tanto, las compañías pueden seguir enfocadas en su producción o en la atención de otros aspectos relacionados con las operaciones. 

Sin embargo, la autenticación digital también tiene ciertas desventajas que deben ser tomadas en cuenta. La principal para las empresas se refiere a sus costos. Contratar estos sistemas, mantenerlos operativos y realizar las actualizaciones requeridas conlleva un gasto de dinero que, según el tamaño de la empresa, puede ser problemático. 

Por otro lado, ningún sistema es infalible y las autenticaciones digitales pueden ser sometidas a ciberataques. Para reducir estos riesgos al máximo se debe contar con personal capacitado en estas áreas, lo que implica la contratación de más personas. Si la compañía aún se encuentra en etapas iniciales de crecimiento o no pasa por un buen momento financiero, esto también puede generar un desafío a enfrentar. 

Importancia de la autenticación digital en Argentina

Como ocurre en todo el mundo, la autenticación digital se ha convertido en un proceso de suma importancia en Argentina. Garantizar la seguridad digital de la información de los usuarios es crucial para las empresas y para el Estado. Por ese motivo, estos procesos se han vuelto prioritarios y desde el sector público se impulsan a través de un plan gubernamental llamado Autenticar

“Unificamos distintos servicios de acreditación de identidad en una sola plataforma de autenticación electrónica delegada”, explican desde el área de Innovación Pública que opera dentro de la Jefatura de Gabinete de Ministros. Y continúan:  “Esta plataforma permite generar la autenticación de manera online a través de los organismos apoderados de los datos de identificación del ciudadano: AFIP proveedor de CUIT, ANSES proveedor de CUIL, ReNaPer proveedor de DNI, etc., sin guardar ninguno de ellos”. 

Por otro lado, desde el sector privado también se impulsa la autenticación digital con distintos programas fundados por las empresas. Un ejemplo de esto es Telecom y su plataforma Identidad Digital. “Nuestra solución permite automatizar el onboarding digital de nuevos usuarios o clientes. Proporciona verificación de identidad, cumplimiento normativo y soluciones de identidad digital que aprovechan la inteligencia artificial y el aprendizaje automático asistido por humanos para ofrecer precisión y eficiencia”, afirman en la compañía. 

Estos ejemplos demuestran que la acreditación digital tiene un lugar de relevancia en el país. Los esfuerzos del Estado y las empresas privadas para garantizar la seguridad de los datos de las personas están correlacionados con la necesidad de evitar hackeos que puedan llevar a estafas y otros delitos similares con potenciales daños graves para los individuos del país.  

Tipos de autenticación digital

Si bien se describe a la autenticación digital como un proceso particular, existen distintos tipos de sistemas que lo componen. Durante los últimos años se han integrado varias herramientas tecnológicas, como la biometría y blockchain, con el objetivo de robustecer la seguridad a la hora de utilizarlos. 

Autenticación digital por contraseña

Una de las autenticaciones digitales más comunes es la que se lleva a cabo por contraseña. El usuario debe elegir una password y cada vez que ingresa a la plataforma la escribe con el objetivo de acreditar su identidad. Por lo general se solicita que sean combinaciones de letras en mayúscula y minúscula, números y caracteres especiales. Cuanto más compleja la contraseña, más difícil será descubrirla y habrá un mayor grado de seguridad. De todas formas, en la actualidad se suele usar como un primer paso de autenticación y, una vez completado, se pasa a una segunda etapa que puede consistir en un email, un mensaje de texto u otro tipo de código que llega por un formato paralelo. 

Autenticación digital por huella dactilar

La autenticación digital por huella dactilar es uno de los ejemplos más comunes de la integración de la biometría a los sistemas de acreditación digital. Hace ya tiempo que muchas empresas lo utilizan, sobre todo porque la mayoría de los smartphones vienen con lectores que permiten llevar a cabo esta acción. Como las huellas dactilares son patrones únicos de cada persona, a través del lector se toma esta información y cada vez que se quiera ingresar a la plataforma o aplicación se deberá apoyar el dedo y el sistema corrobora que sea el mismo patrón dado en la etapa inicial. De coincidir, se aprueba el ingreso.

Autenticación digital por reconocimiento facial

La autenticación digital por reconocimiento facial es un ejemplo más avanzado de biometría dentro de los sistemas de acreditación digital. Actualmente, está muy difundido y cualquier dispositivo con cámara y acceso a Internet permite llevarlo a cabo. Es mucho más complejo que el dactilar y requiere de patrones más sofisticados de acreditación, pero una vez establecido genera una mayor seguridad para la plataforma. En cuanto al usuario, es sencillo de usar y cada vez que desee iniciar sesión solo deberá escanear su rostro con la cámara de su dispositivo. 

Autenticación digital por token físico

Los tokens físicos de autenticación digital son dispositivos de confianza implementados como una segunda barrera de seguridad. Los mismos contienen datos de la persona que son utilizados para garantizar su identidad al momento de ingresar a una plataforma o sitio. En una primera instancia, el usuario da una contraseña y, una vez comprobada la misma, se procede a una segunda etapa en la que se implementa el token. A su vez, existen dos tipos de tokens: el físico y el digital. El físico es un dispositivo pequeño, comúnmente una tarjeta o un USB, que se instala en el artefacto que da acceso, ya sea un cajero automático, una computadora o un smartphone, y funciona como “llave” para el acceso. 

Autenticación digital por certificado digital

La autenticación digital a través de un certificado digital es una de las formas más seguras de garantizar la identidad de un usuario al momento de ingresar a una plataforma, sitio web o aplicación. La empresa desarrolla este certificado que es único e irrepetible para cada cliente. A partir de ese momento, la persona solo podrá acceder a sus datos con dicho certificado. De extraviarlo deberá solicitar uno nuevo porque es la única forma de alcanzar los datos guardados en el sistema. 

Normativa de autenticación digital en Argentina 

En Argentina, la autenticación digital se ha tomado como un proceso prioritario para acreditar la identidad de una persona al momento de ingresar a una plataforma. Tanto, que se ha respaldado a través de distintas leyes y decretos con el objetivo de darle un marco regulatorio e incentivar a todas las empresas a implementarlo. 

Un ejemplo de esto es la Ley N° 25.506 de Firma Digital. La misma fue reglamentada en 2002 con el reconocimiento de que este sistema constituye un elemento esencial para otorgar seguridad a las transacciones electrónicas, promueve el comercio electrónico seguro y permite la identificación en forma fehaciente de las personas que realicen transacciones electrónicas.

“El cumplimiento de la exigencia legal de conservar documentos, registros o datos, conforme a la legislación vigente a la materia, podrá quedar satisfecha con la conservación de los correspondientes, documentos digitales firmados digitalmente. Los documentos, registros o datos electrónicos, deberán ser almacenados por los intervinientes o por terceros confiables aceptados por los intervinientes, durante los plazos establecidos en las normas específicas”, destaca el párrafo de la Ley que hace obligatorio para todas las organizaciones el resguardo de la información a través de los sistemas más seguros de identificación digital. 

Como la tecnología ha avanzando velozmente durante los últimos veinte años, en el transcurso de ese tiempo se han realizado nuevos decretos para actualizar la Ley N° 25.506. Uno de ellos es el Decreto Nº 1265/2016 que lleva el nombre “Plataforma de Autenticación Electrónica Central”. El mismo atribuye a la Secretaría de Innovación Pública, ex Ministerio de Modernización, la responsabilidad de creación de una plataforma de autenticación electrónica que brinde un servicio centralizado para resolver la necesidad de instrumentar la autenticación digital del mercado digital actual.

Luego se encuentra la Resolución N° 216/2018, en la cual se aprueba el Procedimiento Alta y Baja de Aplicaciones Cliente en la Plataforma de Autenticación Electrónica Central – PAEC y los Términos y Condiciones de Uso de la Plataforma de Autenticación Electrónica Central – PAEC. Además, se aprueban el Procedimiento Alta y Baja de Aplicaciones Cliente al Servicio Autenticar y los Términos y Condiciones de Uso del Servicio AUTENTICAR para el uso del servicio de la plataforma PAEC a través de internet.

Finalmente, se encuentra el Decreto Nº 1759/72, también denominado “Reglamento de Procedimientos Administrativos”. Éste incorpora al Reglamento de Procedimientos Administrativos las facultades de la plataforma de autenticación electrónica central brindadas por Autenticar.

Qué es el SID – Sistema de Identidad Digital

El SID o Sistema de Identidad Digital es un sistema desarrollado en Argentina que permite la validación o acreditación de identidad de un usuario de forma remota y en tiempo real. El mismo utiliza como base el Renaper (Registro Nacional de las Personas) y tiene integrados varias tecnologías como biometría y escáner de documentos para llevar a cabo la autenticación. 

“El Sistema de Identidad Digital (SID) es una plataforma desarrollada íntegramente por el Estado argentino que permite validar la identidad a distancia y en tiempo real con el Renaper mediante factores de autenticación biométrica”, explican las autoridades encargadas de su funcionamiento. Y continúan: “Es producto de un trabajo conjunto entre el Ministerio del Interior y la Secretaría de Innovación Pública con el objetivo de poner la tecnología e innovación al alcance de todos los ciudadanos para que tengan la posibilidad de acceder a servicios o realizar trámites desde cualquier dispositivo electrónico con conectividad móvil”.

El SID está pensado para beneficiar tanto a instituciones o empresas como a las personas físicas y jurídicas. “Los Servicios de Validación de Identidad del Renaper permiten a las empresas y organismos otorgar productos o servicios que requieren validar identidad de forma remota, llegando de manera fácil y segura a más personas”, se indica sobre el primer grupo mencionado. Mientras que para el segundo, las ventajas se encuentran en la posibilidad de realizar cualquier tipo de trámite, que antes requería la validación de la identidad de manera presencial, con el Sistema de Identidad Digital que habilita la ejecución desde cualquier lugar a través de un dispositivo electrónico con acceso a Internet.

Qué es y cómo funciona Autenticar

Autenticar es una plataforma desarrollada por el Gobierno argentino para unificar distintos servicios de acreditación digital en una plataforma que posibilita la acreditación de identidad de forma segura, a distancia y en tiempo real. 

“Autenticar es el servicio brindado por la plataforma PAEC – Plataforma de Autenticación Electrónica Central de la Nación – que oficia de intermediario entre una aplicación cliente (AC) y los proveedores de autenticación (IdP) elegidos para autenticar la identidad de los usuarios de sus sistemas”, afirman en la Jefatura de Gabinete de Ministros, el organismo que, según la normativa, está a cargo de este proyecto. 

Por otro lado, las autoridades destacan que existe la necesidad de interactuar entre sistemas de la administración pública facilitando el acceso al ciudadano, evitar el uso de múltiples contraseñas y resulta costoso para los distintos sistemas mantener las identidades de los usuarios de forma independiente en todas las aplicaciones. “Con Autenticar se puede integrar dominios de confianza en los que los usuarios podrán interactuar con distintas aplicaciones sin necesidad de autenticarse en cada una de ellas bajo una identidad federada”, afirman al respecto. 

Quiénes son los Proveedores de Identidad en la Argentina

En Argentina hay distintos Proveedores de Identidad. En lo que respecta al Estado, hay cinco organismos que tienen bajo su control distintos datos y que están registrados en la plataforma Autenticar. Estos son: AFIP, Anses, Mi Argentina, Nic.ar y Renaper.

“Un Proveedor de Autenticación de Autenticar es una entidad que cumple el rol de brindar a través de esta plataforma su servicio de autenticación de credenciales del usuario de un sistema. Al autenticar estas credenciales, está autenticando la identidad de un usuario”, señalan los directivos de la plataforma. Y continúan: “Es importante considerar que las credenciales son propias de cada proveedor, es decir, la solicitud y posterior gestión por parte del usuario debe realizarse con cada una de las entidades proveedoras de autenticación”.

Qué es y cómo hacer mi autenticación digital en Mi Argentina

Mi Argentina es una plataforma estatal diseñada para otorgarle a los ciudadanos del país una forma fácil y segura de acceder a los servicios digitales del Estado con una única sesión y en un solo lugar. Allí se encuentra desde la constancia de Cuil, el DNI y la licencia de conducir de una persona, hasta constancias laborales y de salud. 

Para acceder a la plataforma, el primer paso consta de registrarse en ella. Para llevar a cabo este proceso solo se requiere el Cuil, un correo electrónico y la fecha de nacimiento. Además, cuenta con un servicio de validación de identidad que permite acceder a servicios personalizados en forma rápida y segura. Para garantizar esto, la plataforma cuenta con una autenticación digital que protege la información con varios pasos de acreditación previos al ingreso. 

Este proceso consta de seis pasos: 

  1. Iniciá sesión en la aplicación de Mi Argentina.
    ¿No tenés cuenta? Conocé cómo crearla.
  2. Ingresá a Validar mi identidad.
  3. Subí el volumen de tu teléfono para seguir las instrucciones.
  4. Permití que la aplicación tenga acceso a tu cámara.
  5. Ubicate en un lugar con luz natural y fondo claro y permanecé ahí durante toda la experiencia.
  6. Mantené el celular a la altura de la cara, sin anteojos, con la cara despejada y evitá los movimientos bruscos.

“Este proceso permite saber que vos, sos vos y ofrecerte una atención personalizada. Sin tus datos no podríamos identificar tu licencia de conducir, tu cédula automotor y tus turnos, entre otros servicios”, señalan las autoridades detrás del sistema. Y alertan para finalizar: “Un dato a tener en cuenta es que si no activás la cuenta en los 10 días corridos después de hacer el trámite de renovación de DNI, se pierde la validación de identidad. Vas a tener que registrarte con tus datos para tener una cuenta sin validación, o volver a hacer el trámite para obtener una cuenta validada”.

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Agustín Jamele
Redactor
Sígueme en
Temas principales

Especificaciones

D
datos
I
Internet
S
Seguridad informática

Países

A
Argentina

Nota 1 de 5