Actualidad

Chile: la IA para hacerle frente al fraude

Las empresas chilenas pierden cerca del 5% de sus ingresos por actividades fraudulentas dentro de sus propias organizaciones. Cómo la tecnología puede ayudar a combatir esta problemática.

05 May 2022

Redacción Innovación Digital 360

IA
IA

La tecnología e Inteligencia Artificial (IA) ganan cada vez más preponderancia, no sólo para automatizar procesos y hacer más eficientes las operaciones, sino también para proteger uno de los activos más grandes  que pueden tener las empresas y los individuos: la información y el patrimonio.

La pandemia hizo que internautas y colaboradores pasaran más tiempo en sus hogares. La consolidación de esquemas de teletrabajo y teleeducación trajo aparejada un daño colateral indeseado que, en muchos casos, genera pérdidas económicas invaluables para las víctimas.

En Chile, los fraudes tuvieron un incremento exponencial desde que el Covid-19 arrasó en territorio trasandino. Los datos surgen del último informe que elaboró este año la consultora Integrity Global y reflejan como, tanto instituciones públicas como privadas, se convirtieron en blancos fáciles para los delincuentes

Daños económicos

Según el documento, el 19% de las personas que fueron encuestadas asegura que su organización fue víctima de fraude durante los últimos 18 meses, ya sea corrupción, colusión o soborno.  Si se compara este dato con lo que sucedió en el 2020, cuando comenzó la pandemia, se observa una leve tendencia alcista del 4%. 

La Asociación Americana de Examinadores de Fraudes Certificados (ACFE) asegura que, por lo general, la mayoría de las compañías tardan cerca de 14 meses en detectar fraudes. Esto genera pérdidas económicas importantes que dañan las finanzas corporativas.

La pérdida económica promedio es del 5% de los ingresos anuales. Esto sería una cifra cercana a los  8300 dólares por mes, según Ignacio Larraín, abogado de PPU, estudio legal con presencia iberoamericana. 

En Chile, la ley 21.121 es la encargada de tipificar figuras delictuales en torno a los delitos de corrupción de funcionarios públicos y particulares y, en conjunto con la Ley de Libre Competencia, regulan la normativa ética del mercado.

El rol de la tecnología

Más datos de la consultora EY aportan que el 12% de los encuestados toleraría una conducta poco ética de sus proveedores a fin de mejorar su carrera o sus remuneraciones. Los especialistas asocian estos números con un fenómeno en auge al que denominaron como  “Bit Reading”, es decir, situaciones en las que actores del mercado se agrupan para ofrecer productos y/o servicios a precios más altos o en una calidad más baja para así obtener mayores ganancias.

En este escenario, las nuevas herramientas tecnológicas y la IA aplicada al análisis de datos resultan fundamentales para promover la transparencia del mercado y erradicar prácticas tóxicas que alteran el funcionamiento de las organizaciones. 

Contar con sistemas de data analytics dentro de las organizaciones permite configurar alertas sobre comportamientos sospechosos a lo largo de la cadena de abastecimiento. Por otro lado, se evitan pérdidas económicas mensuales y se gana en tranquilidad, al ejercer un mayor control sobre los procesos internos. 

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 2