Análisis en profundidad

Metaverso: qué es, cómo se ingresa y qué se puede hacer allí

Surgió como un término de ciencia ficción y hoy está a nada de ser realidad. Empresas de las más importantes del mundo están invirtiendo millones de dólares en su desarrollo. Qué se podrá hacer en el metaverso, qué características tiene, cómo ingresar en él y quiénes lo impulsan. Una guía completa.

11 May 2022

Redacción Innovación Digital 360

Metaverso

A título personal, cuando escuché por primera vez la palabra Metaverso se me vinieron a la cabeza decenas de videojuegos en los que uno puede desde construir una vivienda, hasta tener un empleo, formar una familia e interactuar con otras personas que se conectan simultáneamente a esa realidad. Esa fue la primera idea que construyó mi mente cuando aún no sabía en absoluto del tema.

Y técnicamente no estaba errado: hoy los juegos ofrecen la experiencia de metaverso más cercana en la actualidad. Sin embargo, es importante que sepan que el Metaverso, tal cual como se lo proyecta, aún está en plena construcción. No está listo. ¿El motivo? Aún no hay tecnología disponible que lo pueda sostener. Es por eso que las empresas tecnológicas más importantes del mundo se encuentran invirtiendo millones de dólares para que finalmente se haga realidad en el menor tiempo posible.

Introducción

Hoy la palabra Metaverso está en boca de todos. Y mucho más desde que Mark Zuckerberg, cofundador de Facebook, anunciara que cambiaría el nombre de su compañía a Meta (algo que ya hizo), representando un cambio de dirección histórico para su empresa, que de ahora en más apuntará todos los cañones a la construcción de este gran mundo virtual interconectado.

Tal como señala la consultora PwC, si bien es un concepto que definitivamente se ha instalado en la agenda, pocos líderes empresariales saben a ciencia cierta qué significa, e incluso algunos se cuestionan si es relevante para sus compañías. 

Por eso, algo que les recomienda la consultora a aquellas empresas que están interesadas en el Metaverso es que antes de desembolsar grandes sumas de dinero, y tomen decisiones importantes orientadas a este universo, “se interioricen en conocerlo” y lleven adelante “medidas prácticas, a unos costos razonables”.

Muchos expertos afirman que el Metaverso será el futuro de lo que hoy conocemos como Internet. ¿Será así?

Definiciones posibles de Metaverso

Tal como lo define uno de los principales exchange de criptomonedas del mundo, el concepto del Metaverso es el de un espacio virtual 3D en línea, que conecta a los usuarios en todos los aspectos de sus vidas. Imaginan que funcionará similar a la Internet que conocemos actualmente, que contiene diferentes sitios web a los cuales se pueden acceder a través de un navegador, aunque éste conectaría múltiples plataformas.

Por su parte, expertos especializados en Social Media Managment, lo describen como “un mundo virtual” en el que los usuarios, las compañías y las plataformas digitales pueden existir e interactuar. Señalan que lo que más atrae de su idea es que incluiría todo: desde juegos virtuales, hasta plataformas sociales y NFT.

Otra definición posible, aplicada por ATD (Association for Talent Delevopment) es la de “una red interoperable” y de escala masiva de “mundos virtuales 3D renderizados en un tiempo real”, que pueden ser experimentados de manera sincrónica y persistente por un número de usuarios con un sentido individual de presencia y “con continuidad de datos, como identidad, histórica, derechos, objetos, comunicaciones y pagos”.

PwC sostiene que todavía falta mucho para lograr esa ansiada interoperabilidad del Metaverso, donde las empresas y consumidores puedan transitar sin problemas entre múltiples experiencias ofrecidas por distintos proveedores. De hecho, agrega que para lograr esta capacidad se necesitará de una nueva arquitectura de Internet, denominada web 3.0.

No obstante, explica que por más de que el Metaverso aún exista como tal, muchos de sus conceptos clave ya son relevantes, y las empresas “podrían beneficiarse si se centran en las oportunidades y en los usos disponibles en la actualidad”. ¿De qué manera? Desarrollando las capacidades que las ayudarán a alcanzar el éxito en el Metaverso el día de mañana.

En español presentación Mark Zuckerberg, Metaverso de Facebook en Connect 2021 | Krolus

Cómo nace su término

Su término no es nuevo. De hecho, ya tiene casi treinta años de existencia. La primera persona en acuñarlo, tal cual como lo conocemos hoy, fue el novelista Neal Stephenson, cuando lanzó su libro de ciencia ficción Snow Crash. Allí, el autor describió la posibilidad de acceder a un espacio de Realidad Virtual 3D mediante el uso de terminales y gafas especiales.

En la historia, Stephenson habla del Metaverso como un entorno urbano a lo largo de una carretera de cien metros de ancho a la que llama La Calle. En un fragmento de su libro, lo describe de la siguiente manera:

“Como cualquier lugar en la Realidad, la Calle está sujeta al desarrollo. Los desarrolladores pueden construir sus propias calles pequeñas alimentándose de la principal. Pueden construir edificios, parques, letreros, así como cosas que no existen en la Realidad, como grandes espectáculos de luces suspendidas en el aire, vecindarios especiales donde se ignoran las reglas del espacio-tiempo tridimensional y zonas libres de combate donde la gente puede ir matarse unos a otros”.

De todos modos, hubo un autor que anteriormente se refirió al concepto de Metaverso, aunque utilizando otra palabra: “Ciberespacio”. Hablamos de William Gibson, en su innovadora novela de 1984, Neuromancer.

Características del Metaverso

Según PwC, hay varios conceptos que deben tenerse en cuenta a la hora de explicar y caracterizar el Metaverso:  Interoperabilidad, Economía; Gobierno corporativo; e Identidad

Interoperabilidad: 

Desde la consultora entienden que para que el metaverso sea una realidad será necesario que “exista una interoperabilidad sin fisuras entre los usuarios y las plataformas, basada en la web 3.0”. Esto – añaden- plantea nuevos retos para la recopilación y protección de los datos, así como para la ciberseguridad y la privacidad. 

Economía:

Al respecto, señalan que, muy probablemente, sean las criptomonedas, los NFT y otras monedas digitales basadas en Blockchain las que muevan el intercambio de valor en el Metaverso. 

En ese sentido, remarcan que “se necesitará más innovación a medida que los gobiernos, las empresas y las nuevas organizaciones exclusivamente digitales trabajen para construir sistemas monetarios digitales de confianza, ofrecer nuevas propuestas para monetizar los datos y realizar préstamos, pagos, inversiones inmobiliarias en el metaverso”.

Gobierno corporativo:

Posiblemente los precursores del Metaverso ayuden a definir las reglas, que serán más que necesarias para la participación de los usuarios. Sostienen que se necesitará un mecanismo de control, ya sea para la recaudación de impuestos, el gobierno de los datos o el cumplimiento normativo.

Identidad: 

En un mundo descentralizado e interconectado, se necesitarán identidades digitales fiables que sean compatibles en todas las plataformas.

¿QUÉ es DECENTRALAND (MANA)? Invertir en TIERRAS VIRTUALES 💰🏡 EL METAVERSO

Quiénes impulsan la creación del Metaverso

Como mencionamos al principio, una de las empresas qué más está haciendo fuerza en la construcción del Metaverso es Facebook. En más de una oportunidad, el inquieto Mark Zuckerberg mencionó su intención de utilizar su proyecto de Metaverso para mejorar las oportunidades financieras de países en desarrollo o impulsar el trabajo remoto, por citar ejemplos.

Vale recordar que, en 2014, mucho antes de modificar el nombre de su empresa, Facebook adquirió la compañía de gafas de Realidad Virtual Oculus. Y uno de sus proyectos más interesantes y avanzados hasta el momento por parte de la compañía de redes sociales es el de Facebook Horizon, un videojuego en línea donde, a través de lentes VR, los usuarios pueden crear sus avatares e interactuar con otros. 

Que comience la carrera

Al respecto, Luis C. Chaquea, experto en Tecnología y soluciones digitales, sostiene que “la presentación de Meta y los ambiciosos proyectos dedicados al Metaverso generaron que las grandes empresas comenzarán una carrera épica por llegar primero”. Por eso, indica que actualmente hay miles de emprendedores que están dedicando su talento a desarrollos de Realidad Aumentada, Realidad Virtual, Dispositivos Inmersivos y todo tipo de creación de objetivos virtuales con NFT y tecnología de Blockchain.

Además de Meta, otra compañía que está apostando fuerte por el Metaverso es Epic Games. La empresa dueña de Fortnite tiene en juego mil millones de dólares para apoyar sus proyectos relacionados al Metaverso, lo que hizo que aumentara el valor de la compañía en más de US$ 30.000 millones.

En una misma sintonía, Microsoft adquirió la empresa de videojuegos Activision Blizzard por US$ 68.700 millones; Google, Amazon y Apple tienen tiempo trabajando en Realidad Aumentada y Realidad Virtual; y Nike hizo lo propio presentando su “metaverso” a través de Nikeland, que se encuentra en la plataforma de juegos Roblox. Los jugadores pueden ingresar allí y hacer ejercicio o utilizar ropa de la marca con sus avatares.

Cómo ingresar al Metaverso

Marc Vidal, especialista español en Transformación Digital e Industria 4.0, insiste con algo que ya hemos mencionado anteriormente: y es que el Metaverso, tal como se lo plantea, aún está en proceso. Sin embargo, dice que actualmente hay universos de Realidad Virtual y Aumentada que se asemejan mucho a esa experiencia, y a los cuales se ingresa utilizando ciertos elementos específicos.

El reconocido consultor internacional indica que para gran parte de las opciones vigentes en el mercado se necesitan gafas de Realidad Virtual Quest 2, de Oculus. Sobre éstas describe que son “ligeras, se adaptan al tamaño de la cabeza, no necesitan cables, tienen un procesador rápido y gráficos de nueva generación”. 

Además, señala que con estos dispositivos “multipropósito” se podría trabajar, jugar y navegar en páginas web de una forma parecida a como lo hacemos con teléfonos y computadoras. “Su resolución es de 1832×1920”, detalla.

Controladores y guantes hápticos

Como complemento, acompañando las gafas, se necesitan los controladores, que suelen venderse por separado. Vidal explica que son útiles no solo para elegir las diferentes opciones que nos ofrece el mundo virtual al cual nos conectemos, sino también para sentir que uno está sincronizando realmente con el universo en cuestión.

Desde ese lado, los guantes hápticos jugarán un papel más que importante: ya que no solo permitirán sentir vibraciones y el peso de un objeto en el Metaverso, sino también la textura y la nitidez de los bordes y la suavidad de una superficie. Para su desarrollo se están aplicando tecnologías muy variadas, que van desde la ciencia de la percepción y los microfluidos, hasta la robótica blanda y sistemas de seguimiento de la mano.

De todas formas, hoy podemos conocer y explotar entornos virtuales parecidos al Metaverso desde un smartphone o una computadora. Sin la necesidad de los aparatos tecnológicos antes descritos.

El Metaverso de Facebook: ¿Cómo puedes formar parte de él?

Qué se podrá hacer en el Metaverso

Las posibilidades que ofrecerá el Metaverso serán infinitas. Al menos eso es lo que se plantea si todo sale a la perfección. Tanto las empresas como los usuarios que aman vincularse con entornos virtuales, podrán:

Trabajar

Desde lo laboral, llevar a cabo reuniones virtuales a través de avatares, en cualquier parte del Metaverso (puede ser una playa, en medio de un bosque o en una oficina). De hecho, Facebook está trabajando actualmente en Infinite Office, que apuntaría a una experiencia similar, donde los usuarios puedan crear su Realidad Virtual como más les guste.

Pasear

Jugar, ingresar a conciertos en 3D, museos de artes, centros comerciales o charlas privadas y exclusivas con personalidades reconocidas del mundo de la música o del espectáculo. Sin ir más lejos, en 2019, el famoso rapero Travis Scott protagonizó un concierto en Fortnite, que es un juego, reuniendo a más de 100.000 usuarios.

Adquirir bienes y crear negocios

Comprar terrenos, construir edificios, crear nuevos negocios e invertir.

 Las empresas de indumentaria podrán desarrollar y vender atuendos exclusivos para el Metaverso y nuestros avatares. De hecho, ya lo están haciendo en algunos videojuegos. Incluso podrán crear tiendas virtuales para aquellas personas que, en vez de ir a un local físico a probarse un conjunto, prefieran hacerlo desde su casa, con sus gafas, guantes y controladores.

¿Visitar al médico?

 Así como en pandemia vimos un boom del teletrabajo y las consultas médicas a distancia, en un futuro, a través del Metaverso, las personas podrían visitar a su médico y que el doctor analice al paciente siguiendo la información o los datos recolectados a través de wearables, que son dispositivos electrónicos que se usan en el cuerpo humano y que interactúan con otros aparatos para transmitir o recoger algún tipo de datos. Ejemplos de la actualidad: pulseras de actividad, relojes inteligentes; etc.

Norberto Montero, socio de PwC, dice que “las empresas están mirando el Metaverso para enriquecer la experiencia del consumidor, lanzar productos virtuales (solo disponibles allí), recoger nuevos datos de los usuarios, comercializar productos y servicios físicos y digitales, impulsar los medios de pago y la financiación y ofrecer aplicaciones y hardware que apoyen las actividades”.

Metaverso, Blockchain y Criptomonedas

Si en un futuro socializamos, hacemos transacciones, compramos elementos virtuales o invertimos en el Metaverso, se necesitarán formas seguras de demostrar que uno es dueño de ese activo o de poder hacer un pago dentro de ese mundo virtual. 

Respecto a las inversiones, expertos dicen que los NFT (Token No Fungible) serán “la piedra angular” del Metaverso. Vendrían a ser algo así como una firma digital única, que se utiliza como una especie de escritura de propiedad sobre bienes digitales. “Un NFT puede ser una obra de arte, una foto, una canción o incluso una pieza de bienes raíces digitales”, profundizan. En ese sentido, agregan que un NFT auténtica a la propiedad de lo que sea que esté adjunto y certifica su valor (que es único para el artículo, por lo tanto, la parte “no fungible”). 

Como mencionamos, hoy los juegos proporcionan el aspecto 3D del Metaverso, pero también, las criptomonedas y el Blockchain aportan un montón de otras claves que serán necesarias para su desarrollo y expansión. Aplicar Criptomonedas y Blockchain como soluciones para el Metaverso proporcionará una forma descentralizada y más limpia de tratar los temas centrales. ¿Cuáles son estas claves? Algunos ejemplos que brinda Binance.

Transferencia de valor

Academy Binance sostiene que el Metaverso “necesitará una forma de transferir valor de forma segura en la que los usuarios confíen”. En ese sentido, dice que, si los usuarios pasan mucho tiempo en el metaverso e incluso ganan dinero allí, necesitarán de una moneda que sea confiable.

Coleccionabilidad digital

A través de la Blockchain, las personas podrán demostrar dentro del Metaverso que un artículo es original y único, así como que son propietarios de algo. “Para un metaverso que busca incorporar más actividades de la vida real, esto es importante”, esbozan.

A través de NFTs, se podrán crear objetos que sean 100% únicos y nunca se puedan copiar ni falsificarse. Asimismo, una blockchain “puede representar la propiedad de elementos físicos”, describe Academy Binance.

Interoperabilidad

En consonancia con lo que menciona PwC al comienzo de esta guía, Binance sostiene que la tecnología Blockchain mejora continuamente la compatibilidad entre diferentes plataformas. “Proyectos como Polkadot (DOT) y Avalanche (AVAX) permiten crear blockchains personalizadas que pueden interactuar entre sí”, deslizan. El exchange de criptomonedas entiende que el Metaverso necesitará conectar múltiples proyectos, y la tecnología Blockchain tiene soluciones para ello.

Prueba digital de una propiedad

Contar con una billetera es uno de los métodos más seguros y sólidos para establecer una identidad digital y una prueba de propiedad. 

Los juegos y el Metaverso

En estos últimos años, con la introducción de la Web 3.0 se generó un crecimiento notable en la industria del Gaming que llevó no solo a que los propios desarrolladores y empresas de videojuegos ganan importantes sumas de dinero, sino también los propios jugadores.  Las cifras hablan por sí solas: Hay más de 400 millones de usuarios en el mundo que juegan por mes, y en 2020, las ganancias del sector superaron los U$ 200.000 millones

Esto se explica, en parte, por la aparición de un nuevo modelo económico en la industria del Gaming, conocido como Play to Earn; que se potenció aún más gracias a la pandemia de Coronavirus. Y así como creció el interés por este tipo de juegos, también lo hubo por estos mundos virtuales (“Metaversos”) en los cuales se alojan.

Descentraland y TheSandBox

Tal como define Cointelegraph, sitio especializado en Criptomonedas, NFT y Blockchain, estos modelos adoptan la idea de una economía abierta, y recompensa financieramente a cada usuario que añada valor al juego y pase tiempo dentro de su ecosistema. Los juegos de esta era no solo tienen el fin de divertir a sus jugadores, sino también de darles oportunidades de inversión.

En ese sentido, desde CryptoCity, la agencia de noticias y curadora de contenido criptográfico, sostiene que el tema inmobiliario ha sido un boom en estos “Metaversos” (entornos virtuales) relacionados con la comercialización de terrenos digitales. En ese sentido, destaca los casos de Descentraland y TheSandBox, sitios donde ya interactúan miles de usuarios para ofrecer o adquirir diferentes bienes y servicios. 

Sergio Morales, experto en Fintech y Blockchain, además de Director Ejecutivo en CryptoCity,  explica que en la mayoría de los nuevos ‘Metaversos’ la gestión económica se produce utilizando Tokens Nativos, pero con posibilidades de uso real, al ser convertibles por otras criptomonedas o dinero fiat. “Esto es uno de los grandes avances en materia tecnológica”, dice. Sin embargo, advierte que “el ingreso masivo de usuarios está generando inflación en el precio de algunos terrenos digitales, por lo que se debe tener mucho cuidado de no caer en precios elevados artificialmente”.

Inflación de terrenos digitales

El principal problema de la compra de terrenos en los metaversos – aporta- -es que no todas estas plataformas virtuales tendrán éxito e incluso algunas podrían no existir en el largo plazo, por lo que la inversión considerable por un terreno digital termina siendo de alto riesgo a diferencia de los terrenos reales.

Se estima que este 2022 la venta de bienes raíces en las plataformas principales del metaverso alcanzará 1 mil millones de dólares. En 2021 la venta de este activo digital llegó a 501.000 dólares.

De la mano de estos nuevos ecosistemas de juegos y aproximaciones al Metaverso, es que surgió otro gran fenómeno: NFT Gaming, donde los jugadores monetizan su tiempo juego a través de ganancias en criptomonedas. Según el sitio especializado CryptoCity, éstos son los que se destacan.

Videojuegos destacados

  •       Axie Infinity: Se coleccionan cartas de criaturas mágicas y se compite con ellas contras otros gamers. Actualmente, se trata del juego NFT más grande del ecosistema Crypto.
  •       Vulcano: “El primer proyecto de juego en blockchain del género auto battler con estética Sci-Fi”, describen. El jugador se encarga de la planificación de la estrategia, el posicionamiento y el equipamiento de armas. Luego, los personajes NFTs luchan 3 versus 3 automáticamente.
  •       Dchess: el primer juego de ajedrez tokenizado del mundo, donde cada jugador profesional o aficionado puede invertir en un tablero NFT que le permita jugar partidas y torneos, obteniendo una recompensa en criptomonedas.
  •       CryptoMines: el relanzamiento de un juego NFT de viajes espaciales por el metaverso, que en el pasado ha sido el proyecto “Play to Earn” más grande de la red de Binance (BNB Chain).

Conclusiones

-Lo marcamos durante toda la guía: el Metaverso, tal como se lo imagina, aún no existe. Por el momento, lo que sí hay son “mundos virtuales inconexos” (así lo define Marc Vidal) que funcionan como bancos de prueba. 

-Tecnológicamente no hay un hardware o un software que pueda traducirlo a la realidad. 

-Por otro lado, si bien se abren muchas oportunidades, también hay un montón de cuestiones a analizar en materia de seguridad, ética, legal y psicológica. Las criptomonedas, el Blockhain, los NFT, y la web 3 serán piezas claves para su construcción.

Por Nicolás Della Vecchia.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 5