Gastón Gorosterrazu: “Tenemos un pool de talento en programación acostumbrado a trabajar con empresas de todo el mundo”

  • Home
  • Industria 4.0

Gastón Gorosterrazu, emprendedor y creador de Aptugo, habló en una entrevista exclusiva con InnovaciónDigital360 sobre el talento en programación en la Argentina, y el impacto y las oportunidades que la inteligencia artificial representa para el sector. Además, ofreció una mirada sobre cómo las empresas y profesionales pueden prepararse para los desafíos futuros, destacando la importancia de la colaboración entre educación y empresas en la formación de talento.

Publicado el 13 Mar 2024

Gaston-Gorosterrazu

En una entrevista exclusiva con InnovaciónDigital360, Gastón Gorosterrazu, destacado emprendedor y fundador de Aptugo, abordó temas cruciales sobre la situación actual y el futuro de la programación en Argentina, así como el impacto de la inteligencia artificial en el sector. 

Gorosterrazu destacó la rica reserva de talento en programación del país, subrayando cómo profesionales argentinos, dispersos en distintos rincones del territorio, colaboran con empresas globales de renombre. Sin embargo, identificó un desafío significativo: la necesidad de fomentar la próxima generación de programadores, en un contexto donde el aprendizaje entre pares se ve limitado por la modalidad de trabajo a distancia.

Por otro lado, aportó una visión optimista con respecto al uso de la Inteligencia Artificial. Tal es así que calificó la llegada de esta tecnología “al gran público” como una oportunidad para los desarrolladores. Contrario a la creencia de que la IA podría reemplazar a los programadores, destacó que la programación, siendo una tarea de ingeniería que busca la certeza absoluta, siempre requerirá de la intervención humana. 

Por último, Gorosterrazu propuso una mayor colaboración entre los sectores de la educación, las empresas y los emprendedores para potenciar el talento programador nacional.

Leé la entrevista completa a continuación:

Profile photo of Gaston Gorosterrazu

¿Cómo describirías la actual situación del talento en programación en Argentina y cuáles son los desafíos más destacados? 

La actual situación del talento en Argentina en programación es la gran oportunidad de Argentina. Tenemos un pool de talento que está acostumbrado y que tiene la experiencia de trabajar con empresas de todo el mundo. Podés encontrar programadores en Santa Rosa de Calamuchita, que ha trabajado para Honda, o en el Chaco, que ha trabajado para Disney. Buscá y vas a encontrar mucha experiencia en una gran variedad de grandes empresas, de Fortune 100, de los proyectos más vistosos del mundo, vas a encontrar argentinos involucrados. Esa es una experiencia que muchos países no tienen la oportunidad. 

¿Cuáles son los desafíos más destacados? 

Que se implementen esas experiencias en Argentina y que se genere la próxima generación de programadores, que al no estar trabajando presencialmente no pueden aprender de sus pares. Eso es lo más resumido que puedo responder a esa pregunta.

¿Cuál es tu visión sobre el impacto potencial de la Inteligencia Artificial en la programación y cuáles considerás que podrían ser los cambios más significativos? 

El cambio más significativo ya se vio, que es justamente acercar una tecnología que se viene ideando desde 1950 a la población en general. Para el programador esto es una oportunidad, porque a medida que nos acercamos más a la población del mundo de la programación, más necesario es el programador. Por arquitectura, por definición, la Inteligencia Artificial jamás va a ser capaz de generar software completo, porque se basa en un grado de certeza. Por su parte, la programación es una tarea de ingeniería y no puede apuntar a menos del 100% de certeza. 

Entonces, el programador tiene una ventaja acá: hay gente que quiere empezar a implementar este tipo de tecnologías, que quiere cambiar esas tecnologías fijas, obsoletas si queremos, por estas nuevas de Inteligencia Artificial, que trae mejores herramientas para el usuario final; pero recordemos que la programación nace con Alan Turing en 1950, que sentó las bases de la Inteligencia Artificial. Entonces, esto no es nuevo para un programador pero es novedoso, por ahí, para el resto de la población.

carreras-stem-mujeres-programación.jpg

¿Cómo anticipás que evolucionará el panorama de la programación en Argentina para 2024? 

Yo creo que va a seguir estático. Si bien es muy difícil anticipar la situación argentina en 2024 por la situación actual de Argentina, el programador, la mayoría de los programadores en Argentina están acostumbrados a vivir con las propuestas que trae Milei,y eso ha sido sumamente eficiente y prolífico para los programadores. ¿Por qué? Porque un programador no puede ser controlado por el Estado. No tienen ningún tipo de intervención ni prestación del Estado, pero sin embargo ellos se consideran en ventaja frente a toda la población. Yo creo que esta situación no debería cambiar, por más que se agregue libertad, porque como ya dije al principio de esta respuesta, el programador ya tiene y ya vive con las propuestas que trajo Miei para la Argentina de este año.

¿Cómo creés que las empresas y los profesionales de la programación pueden prepararse para afrontar los desafíos futuros, especialmente en el contexto de la inteligencia artificial? 

No es un desafío, es una oportunidad y hay que prepararse empoderando a aquellos que tienen afinidad con esta tecnología, aquellos que se ven atraídos por esta tecnología y hay que empoderarlos porque toda empresa hoy es una empresa tecnológica. Entonces tener al personal instruido y empoderado para que puedan realizar sus propias herramientas, para que puedan dejar de utilizar esas tablas de Excel que lo único que hacen es quitarles tiempo para armar sus propias herramientas que los hagan más efectivos, que los hagan más felices también dentro de la empresa, es lo que deberían y lo que ya están haciendo varias empresas y deberían empezar a hacer las empresas argentinas también.

¿Considerás que la inteligencia artificial representa una amenaza laboral para los programadores o más bien una oportunidad para transformar y mejorar la profesión? 

Va a ser la respuesta más difícil porque tengo 150 respuestas de las cuales elegir para reducir en una. Y yo creo que lo haría con una comparación… Cuando incorporamos computadoras al entorno laboral, era una amenaza, nos iba a quitar nuestros trabajos. Sin embargo, lo que hicieron fue generar más puestos de trabajo, generar más oportunidades para las empresas y al mismo tiempo para aquellos que trabajen en esas empresas.

Cuando el arquitecto empezó a utilizar sistemas CAD en vez de dibujar los planos, tuvieron un incremento en su trabajo, un incremento en esta profesión, no un decremento. Y paradójicamente, la industria que ayudó a que sucedan todas estas cosas es la más estancada que hay. Es decir, la industria de la programación no ha tenido una disrupción tan grande como la de la inteligencia artificial desde la invención del teclado. Es la industria que menos escala, por más que es la necesaria para ayudar a escalar a todas las demás. 

Entonces, tomando este camino, es una oportunidad para transformar y mejorar una profesión que es mala. O sea, dos de cada tres proyectos de sistemas de software fallan. Imagínense si no fuéramos programadores, si fuéramos constructores de puentes. No podemos dejar que caigan dos de cada tres puentes y quedarnos contentos con eso. Eso indica una necesidad de cambio. 

Lo que sucede en la industria del software desde los 90, que se empezó a medir, y posiblemente desde antes, es que más del 66% de los proyectos encarados de software han fallado por alguna u otra razón. Más del 37% directamente jamás son terminados. Y un proyecto de software es costoso en tiempo y hoy en día, más que todo, en dinero. Hay empresas que tienen que apostar a terminar o dejar de existir. Y eso viene sucediendo desde hace muchos años. Entonces, incorporar nuevas herramientas, por ahí no sé si es la correcta o la inteligencia artificial, eso está por verse, lo que sí es correcto es que es necesaria alguna herramienta que no sea el editor de textos.

Ingeniero de datos.

¿Cómo creés que las empresas y los profesionales de la programación pueden prepararse para afrontar los desafíos futuros, especialmente en el contexto de la inteligencia artificial? 

No es un desafío, es una oportunidad y hay que prepararse empoderando a aquellos que tienen afinidad con esta tecnología, aquellos que se ven atraídos por esta tecnología y hay que empoderarlos porque toda empresa hoy es una empresa tecnológica. Entonces, tener al personal instruido y empoderado para que puedan realizar sus propias herramientas, para que puedan dejar de utilizar esas tablas de Excel que lo único que hacen es quitarles tiempo para armar sus propias herramientas que los hagan más efectivos, que los hagan más felices también dentro de la empresa, es lo que deberían y lo que ya están haciendo varias empresas y deberían empezar a hacer las empresas argentinas también.

¿Qué medidas propones para fortalecer la colaboración entre la educación, las empresas y los emprendedores en la formación de talento de programación en Argentina? 

¿Qué medidas propones para fortalecer la colaboración entre la educación, las empresas y los emprendedores en la formación de talento de programación en Argentina? Acá creo que tengo para hacerme dulce. Yo creo que la primera medida es justamente empoderar al que está en el medio, empoderar al empleado de la empresa, al power user. Hay un término que se llama developer, que es un usuario que tiene las necesidades, las ganas y solo le falta la formación para poder mejorar los procesos de una empresa. 

Comparémoslo con lo que pasa hoy en día. Una persona de finanzas necesita un panel de control para ver algún dato de la empresa y lo tiene que pedir a una persona que no tiene la menor idea de finanzas pero sabe programación, y después de varios meses (y lo que sucede algunas veces es que pasan tantos meses que después esa persona de programación ya no trabaja más en la empresa) obtiene ese software. Que requiere otros varios meses de mejoras hasta lograr lo que esta persona necesitaba, relativamente. 

Ahora imagínense que esta misma persona puede generar su propio software. Lo que sucede es que ya no se gasta tanto en el software, ni en las herramientas internas. Con eso los programadores quedan libres para hacer la mejor parte que pueden hacer ellos, que es innovar. 

La programación básica, las herramientas internas, las pueden hacer los mismos usuarios, por lo tanto jamás va a fallar. Porque sea lo que sea lo van a hacer pensando en su trabajo, no en la programación que lleva a esto. Y esto es el primer paso para la formación de emprendedores. Un empleado con las herramientas adecuadas, con el conocimiento adecuado y con el ímpetu adecuado es un futuro emprendedor. Y casi inmediatamente la empresa va a ver beneficios. Nosotros hemos hecho testeos con esto con empresas de primer nivel y en otros países, y el resultado ha sido siempre arriba de una mejora del 25% en lo que es la productividad en menos de 4 meses. Eso es muy alto si lo ponemos en perspectiva, ya que esto es posible para todo empleado de una empresa.

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Nicolás Della Vecchia

Periodista especializado en innovación, tecnología y negocios.

Sígueme en
Temas principales

Personajes

G
Gastón Gorosterrazu

Empresas

A
Aptugo

Especificaciones

E
Entrevistas
P
programacion

Países

A
Argentina

Nota 1 de 5