Análisis en profundidad

¿Qué es la señalización digital y cómo ayuda a ganar clientes?

En los escaparates, en la calle, en los puntos de venta: las pantallas se multiplican, bajo las formas más diversas, para comunicar y entretener a los clientes. La señalización digital es una poderosa herramienta de marketing, ahora accesible incluso para los pequeños comercios.

19 Nov 2021
digital signage

¿Qué es la señalización digital hoy en día? La respuesta está delante de nuestros ojos: basta con mirar nuestras ciudades, salpicadas de pantallas de todas las formas y tamaños que decoran plazas y tiendas, estaciones y oficinas públicas, hoteles y aeropuertos. La señalización digital es una poderosa herramienta de marketing y comunicación, capaz de atraer la atención, comunicar mensajes clave, entretener y sorprender al cliente.

Las ciudades inteligentes lo son gracias al uso de una mejor información que también proviene de una mejor comunicación. La señalización digital, en este sentido, en ese Internet de las cosas que hace que el mundo esté conectado y comunicado, es la ventana a través de la cual se representa e intercambia información para contar y compartir servicios. Por eso la señalización digital se está convirtiendo en un activo importante en el sector público y privado.

Los analistas de Markets and Markets han pronosticado que el mercado mundial de la señalización digital crecerá un 8,18% anual, hasta alcanzar los 23.760 millones de dólares. Los expertos han realizado sus encuestas en todo el mundo, recopilando datos e información que confirman que la demanda de soluciones de señalización digital se da principalmente en el sector del comercio y la hostelería en el sentido más amplio: hoteles, restaurantes, balnearios, pero también en el mundo del infoentretenimiento y el transporte.

La innovación tecnológica ha hecho que las pantallas profesionales para aplicaciones de señalización digital sean ahora asequibles incluso para las pequeñas empresas. En el comercio minorista, en particular, el aspecto estético es fundamental: se prefieren los monitores delgados, con pequeños marcos alrededor de la zona de visualización. Estos monitores se colocan uno al lado del otro, desde un mínimo de 2 hasta crecer como se desee, para crear grandes videowalls.

De los escaparates al compromiso digital

Las pantallas digitales están acabando con los carteles, los cartones y la forma tradicional de montar los espacios, que requiere tiempo para montar el material recibido, por no hablar del ajetreo de los trabajadores y almacenistas que se encargaban del montaje y de la empresa de limpieza. Sin duda, las imágenes captan mejor la atención de los transeúntes hoy en día.

Una ventana a las ciudades inteligentes

La señalización digital actual es extremadamente avanzada. La posibilidad de gestionar los horarios de programación transmitidos en las pantallas, permite tener en cuenta diferentes variables y calibrar la comunicación en función de los diferentes planes de comunicación, de los horarios y flujos de visitantes potenciales, de la estacionalidad o de las excepciones. La investigación de MarketsandMarkets confirma que el aspecto del Sistema de Gestión de Contenidos, elemento clave de una buena estrategia de comunicación digital, es muy apreciado por las empresas y se estima que su demanda crecerá un 9,30% en los próximos años.

Es importante que los responsables de marketing entiendan que la señalización digital no sólo significa la oportunidad de tener una superficie para apoyar las iniciativas publicitarias. El escaparate digital, de hecho, es un punto de contacto dinámico para apoyar la información. Ya sean imágenes o películas que se desplazan, cambios cromáticos en gráficos y textos o animaciones, la señalización inteligente se presta a una creatividad original que garantiza siempre el valor de la llamada a la acción.

De hecho, de la señalización digital a la señalización inteligente, lo que cambia no es sólo cómo se representa y transmite la información, sino también cómo se pueden diseñar las pantallas para que encajen en cualquier espacio de comunicación posible, armonizando la información, la interacción y la facilidad de uso para ofrecer al mercado un medio de comunicación realmente completo.

Qué es la señalización digital para los diseñadores

La multiplicación de las pantallas de cristal líquido, en sus más variadas formas, no es nunca un trivial maquillaje tecnológico, sino una estrategia de comunicación que potencia la implicación, enmarcando la información en un concepto estético que resuelve la ecuación entre espacio disponible y servicio.

Así, la señalización digital es un cartel en una estación de tren que indica los horarios de llegada y salida, o una pantalla que, incluso en el rincón más pequeño de un supermercado, proporciona información inmediata y oportuna para acompañar a los productos expuestos. En resumen, la señalización inteligente se hace con su propio espacio de atención, aportando más eficacia y más valor gracias a una resolución cromática que aprovecha el brillo y la resolución para mejorar el compromiso.

Los diseñadores son ingeniosos y hoy piensan en formatos tomados de la edición: así, los expositores, inspirados en las pancartas, se vuelven largos y estrechos, y pueden orientarse horizontal o verticalmente según las necesidades de espacio.

Cómo elegir los expositores

La primera característica de una pantalla es la resolución, expresada en número de píxeles. La Full HD es de 1.920 x 1.080, mientras que la UHD (Ultra-HD), más legible e ideal para la señalización digital, es de 3.840 x 2.160, una resolución que ya está disponible no sólo en las pantallas grandes (de más de 60 pulgadas), sino también en las más pequeñas y económicas.

Otra característica importante es el brillo (desde 350 cd/m2 hasta 700 y más), es decir, la luz que emite la pantalla: si el espacio está lleno de luz natural, por ejemplo un escaparate, es necesario un brillo alto, de lo contrario no se podrá visualizar correctamente. Otro parámetro fundamental para hacer inteligible un mensaje mostrado en una pantalla es el grado de reflexión, o nivel de Haze: cuanto más alto sea, mejor será el rendimiento del monitor en presencia de reflejos, causados, en particular, por las luces artificiales de la noche.

También contribuye a la buena visualización el contraste (1000:1 a 3000:1), un parámetro que indica la relación entre el brillo en la zona de mayor y menor emisión.

Otro aspecto que debe evaluarse con mucho cuidado es el consumo de energía y los costos energéticos resultantes. Una tienda grande con muchos monitores instalados generará mucha energía y una elección acertada puede tener un impacto de varios miles de euros al año en la cuenta de resultados.

Otro aspecto es la robustez, que garantiza que el monitor, en el exterior y en presencia de agentes atmosféricos, sea lo suficientemente sólido como para mantener en el tiempo la misma forma que tenía al principio de su vida, nada más ser instalado,

Lo más importante, sobre todo cuando el monitor se va a instalar en el techo, es que no se deforme. Las pantallas son cada vez más delgadas, y aunque esto es una ventaja desde el punto de vista del diseño, aumenta el riesgo de que se doblen después de un tiempo.

La señalización digital es hardware y software

Además de los desarrollos tecnológicos que han llevado a la I+D a desarrollar pantallas LCD con características cada vez más altas en cuanto a la reproducción del color y la nitidez, lo que marca la diferencia en la señalización inteligente hoy en día es toda la inteligencia artificial del software.

El software de distribución y programación de contenidos apoya las actividades esenciales de señalización digital. Las empresas necesitan crear contenidos, pero también distribuirlos y planificar su programación de contenidos digitales.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS