Análisis

Tipos de sistemas operativos: ¿Cuál elegir para tu dispositivo?

Desde relojes y televisores inteligentes hasta smartphones, coches autónomos y todo tipo de avances médicos, los sistemas operativos están detrás de miles de millones de dispositivos utilizados a diario. En qué consiste esta tecnología, cuáles son las empresas que la diseñan y por qué se vuelve cada vez más importante en el mundo globalizado. Todo lo que tenés que saber sobre los diferentes tipos de sistemas operativos.

Publicado el 08 Abr 2024

Sistemas operativos

Los sistemas operativos son programas o conjuntos de programas, es decir softwares, que posibilitan el funcionamiento de otros softwares y hardwares. Al ser la base de la administración y ejecución de tareas tienen un nivel de preponderancia mayor, tanto en ordenadores como en dispositivos móviles y decenas de herramientas que los utilizan en la actualidad. 

La firma internacional The Business Research Company estima que en 2024 el mercado global de sistemas operativos alcanzará los US$ 46 mil millones. Esto se debe a que cada vez más dispositivos utilizan este tipo de softwares. Desde relojes y televisores inteligentes hasta smartphones y autos autónomos, la necesidad de sistemas operativos eficaces aumenta día a día. 

Por otro lado, no todos los sistemas operativos tienen las mismas características y muchos de ellos son diseñados para cumplir determinadas acciones. Por lo tanto, es crucial comprender las diferencias entre ellos, cuáles son las principales empresas que los desarrollan y qué tipo de dispositivos sustentan para poder hacer el mejor abordaje posible sobre esta tecnología. 

Tipos de sistemas operativos

En la actualidad existen distintos tipos de sistemas operativos (SO) que pueden clasificarse según su masividad, las tareas que realiza e incluso por los dispositivos que los utilizan. En la escala más genérica se puede decir que hay ciertos sistemas operativos que son básicos. Estos son los más utilizados a nivel global y, entre ellos, se encuentran: Windows y Linux, para PC, y iOS y Android, para dispositivos móviles como smartphones. 

ÉSTOS SON LOS SISTEMAS OPERATIVOS MÁS UTILIZADOS EN TODO EL MUNDO

Para dar escalas de popularidad, Microsoft, creador de Windows, indica que hay mil quinientos millones de PCs utilizando su SO alrededor del mundo. Mientras tanto, en lo que respecta a dispositivos móviles, los más populares son iOS y Android y, según los datos oficiales, sustentan a mil trescientos millones y tres mil quinientos millones de dispositivos respectivamente. 

Otras clasificaciones de sistema operativo

Por lotes

Se denomina sistema operativo por lotes a aquellos que ejecutan las tareas sin que el usuario tenga que interactuar directamente con el ordenador. Esto es posible porque cuentan con una herramienta que agrupa las acciones en lotes según sus similitudes. Por ese motivo se suele utilizar para acciones de gran tamaño que pueden dividirse en estos lotes.

Multitarea 

Como su nombre lo indica, son aquellos sistemas operativos que pueden ejecutar varias tareas al mismo tiempo. La ventaja es que uno o varios usuarios pueden organizar una línea de acciones a ejecutar y el SO las realiza a medida que finaliza la anterior. 

De Red

Estos sistemas operativos se almacenan y ejecutan desde un servidor y están especialmente diseñados para sustentar una determinada red o grupo de datos. Esto no solo incluye a los dispositivos conectados a dicha red sino también a la seguridad de los mismos.  

Tipos de sistemas operativos: de escritorio

Los sistemas operativos de escritorio son aquellos programas o conjunto de programas que administran los recursos de hardware y software de un sistema informático que se ejecuta en un ordenador. Es decir, todas aquellas PC que se encuentran en hogares cuentan con este tipo de SO. 

En los sistemas operativos de escritorio más utilizados a nivel global se encuentran: Microsoft Windows, Unix, GNU/Linux, Mac OS, Solaris, Google Chrome OS, Debian, Ubuntu, Mandriva, Sabayon, Fedora y Reactos. Las cifras oficiales, obtenidas de las propias empresas que desarrollan estos productos, arrojan que Microsoft Windows es el más utilizado con un 72,99% del mercado, seguido por macOS de Apple, con un 16,13%, Linux de escritorio con un 3,77%, y ChromeOS de Google, con un 1,76%. 

The mind behind Linux | Linus Torvalds | TED

Sistemas operativos móviles

A diferencia de los sistemas operativos para PC, los sistemas operativos móviles son aquellos que gestionan y ejecutan un dispositivo móvil. Un ejemplo de esto son los smartphones, las tablets, los smartphones y cualquier otro dispositivo que acompañe a la persona durante todo su día. 

Si bien existen múltiples SO móvil, hay dos que dominan el mercado internacional. El primero de ellos es Android, creado por Google. A febrero de 2024, más del 71% del mercado internacional de dispositivos móviles utiliza este producto. El segundo más popular es iOS, con más de 27% del mercado, y el tercero es Samsung con menos del 1% de la participación global. 

Android vs iOS (Fuente Statista)

Tipos de sistemas operativos: de servidor

Los sistemas operativos de servidor son softwares creados para gestionar los recursos que utilizan distintas aplicaciones y usuarios. Es muy común que una base de datos y los grandes centros de cómputo de información operen con este tipo de productos debido a los beneficios y las ventajas que aportan. 

Quienes ejecutan tareas con los SO de servidor suelen destacar que los más utilizados son aquellos que garantizan estabilidad y seguridad. Como se trabaja con una gran masa de información, que suele ser sensible y de gran valor, no se pueden permitir cortes en los procesos y, además, deben estar protegidas contra todo tipo de ataques. Aquellos diseñados por Linux y Microsoft para este segmento son los más populares a nivel internacional aunque también hay otros como Mac OS X Server, de Apple, y la familia de Unix, que se caracteriza por ser de código abierto. 

Sistemas operativos embebidos

Los sistemas operativos embebidos son aquellos utilizados por sistemas embebidos. Es decir, sistema de computación que se sustentan en un microprocesador o un microcontrolador que se desarrolló específicamente para llevar a cabo una o algunas pocas funciones,​ frecuentemente en un sistema de computación en tiempo real.

Por las características de las acciones a ejecutar, lo que se busca con los SO embebidos es mejorar la eficiencia y la velocidad. Sin embargo, esto genera que disminuya la flexibilidad de portabilidad y de mantenimiento. Por ese motivo, quienes utilizan este tipo de productos tienen muy en claro sus objetivos y los priorizan sobre funciones que pierden al utilizarlos. 

Sistemas operativos de red

Cuando lo que se busca es realizar una interconexión entre ordenadores, la mejor opción de sistema operativo es el de red. Estos permiten acceder tanto al hardware como al software, otorgando así una amplia gama de servicios y recursos a utilizar, pero no solo de un terminal sino de todos aquellos conectados a la red. 

El objetivo de un sistema operativo en red, que suele estar alojado en un servidor, es acceder a todos los ordenadores, también llamados clientes, desde un solo punto. De esta manera, permite gestionar las operaciones y, al mismo tiempo, administrar su seguridad. Incluso también es posible conectarse con otros servidores en caso de ser necesario. Los más comunes en el mercado son los mismos que los más populares de PC y se destacan Windows, Apple y Unix.

Tipos de sistemas operativos: distribuidos

La principal ventaja de un sistema operativo distribuido es la posibilidad de distribuir trabajos o tareas entre distintos procesadores. A su vez, estos últimos pueden estar alojados en un solo equipo o en varios, pero siempre quienes operan el sistema pueden ver con claridad dónde están. Esto aporta otro de los beneficios de este tipo de SO: la transparencia. 

Los sistemas operativos con estas características más populares en la actualidad son Sprite, Solaris-MC, Mach y Chorus, entre otros. Si bien cada uno de ellos presenta particularidades propias, hay algunas características que todos tienen de base. La transparencia a la hora de ejecutar las acciones, los sistemas autónomos con capacidad de cooperar y comunicarse entre ellos y la interconexión de hardware y software son las más destacadas. 

Sistemas operativos en tiempo compartido

Cuando se hace referencia a un sistema operativo en tiempo compartido se quiere abordar un tipo de SO que permite que varios usuarios utilicen un ordenador al mismo tiempo. Esta tarea es compleja porque el sistema tiene que procesar varias acciones en simultáneo y lo hace de una a la vez. Por ese motivo, se recomienda implementarlo en casos que sea necesario y con la menor cantidad de indicaciones posibles. 

Por un lado, las ventajas de este tipo de productos recaen en que varias personas pueden acceder a un ordenador y, por lo tanto, a sus servicios. Además, evitan que se monopolice ese terminal y brindan mayor acceso a los miembros de una organización. Por otro lado, hay ciertas desventajas a tener en cuenta. La principal se trata de la seguridad ya que al tener múltiples accesos crecen las posibilidad de sufrir un hackeo o una intromisión no deseada. Además, si se sobrecarga al ordenador con demasiadas órdenes desde distintos puntos de acceso se puede perder velocidad en la ejecución e incluso dañar algunos componentes.  

Tipos de sistemas operativos: para la nube

Los sistemas operativos para nube, también conocidos como SO Cloud Computing, son productos más ligeros que los desarrollados para PC pero que también permiten almacenar datos y hacerlo en servidores remotos. Por lo general se suelen utilizar para operación, ejecución y proceso de máquinas virtuales, servidores virtuales e infraestructuras que se ejecutan a distancia.

En la actualidad, las empresas que más han impulsado este tipo de SO son Amazon, Microsoft y Google con desarrollos que no solo permiten el almacenamiento de datos sino también el trabajo interrelacionado en red. De todas formas, hay que comprender que al ser más livianos que aquellos diseñados para ordenadores tienen menores capacidades, tanto de almacenamiento como de ejecución. 

Sistemas operativos de código abierto

La mayoría de los sistemas operativos mencionados hasta acá son de código cerrado. Es decir, una empresa los desarrolla y los comercializa con determinadas herramientas y sin la posibilidad de modificarlas. Sin embargo, existen determinados SO que son de código abierto y sí permiten a quienes acceden a ellos realizar ciertas instrumentaciones en el código que da vida a ese sistema operativo. 

Entre los productos más conocidos se encuentran el elaborado por la compañía Red Hat y Ubuntu. Estos, y el resto de los existentes, se enmarcan en una filosofía de software libre que apuesta por el crecimiento a partir de la colaboración grupal. En ese sentido, lo que se busca es una disminución de los costos a partir de la participación grupal. Por lo tanto, que sean abiertos no significa que sean gratuitos sino que son más accesibles a la mayor cantidad de personas en el mundo. 

Tipos de sistemas operativos: de tiempo real

Los sistemas operativos de tiempo real son popularmente conocidos como RTOS por sus siglas en inglés. Al igual que otros SO, se encargan de gestionar y ejecutar el hardware y software de un ordenador pero se destacan por garantizar que esas acciones se llevarán a  cabo en un período de tiempo determinado. Esto es sumamente desafiante porque deben responder a eventos externos e internos en los tiempos establecidos previamente para que la totalidad de la acción sea exitosa. Si algo falla, se podría incumplir este objetivo y desencadenar distintas problemáticas. 

Algo destacable de los RTOS es que son multitarea pero además tienen la capacidad de priorizarlas. Es decir, si alguna tarea tiene una prioridad inferior a las otras, se dejará para más adelante. Eso es atractivo porque permiten planificar en el tiempo, monitorear el estado de una determinada actividad, gestionar interrupciones en caso de ser necesario y asignar recursos compartidos.

Sistemas operativos para supercomputadoras

En la actualidad existen “súpercomputadoras” o “ súperordenadores” que tienen la capacidad de procesar inmensas cantidades de datos en poco tiempo. Tantas que no se comparan bajo ningún aspecto a un ordenador o PC hogareño, incluso los más potentes que existen en el mercado. Ahora bien, si para sostener una PC hogareña se requiere de un sistema operativo robusto, para que una supercomputadora funcione se necesita un SO de niveles superlativos. 

La empresa que ha tomado la delantera a la hora de diseñar sistemas operativos para supercomputadoras es Linux y se estima que el 80% de estas estructuras (hay apenas unos cuantos cientos en todo el mundo) funcionan gracias a estos SO. Al realizarse inversiones extremadamente altas para instalar un superordenador, es imprescindible que el sistema operativo soporte todas sus funciones y, al mismo tiempo, ofrezca capas de seguridad que protejan esa información que suele tener características sensibles.  En ese sentido, Linux ha demostrado ser el mejor proveedor para este tipo de computadoras y se utiliza en países como Estados Unidos, Japón, Finlandia y España, entre otros. 

Sistemas operativos II (Fuente Parzibyte)

Tipos de sistemas operativos: para dispositivos IoT

Durante la última década, la cantidad de dispositivos IoT, aquellos que cuentan con la capacidad de conectarse a Internet, creció exponencialmente. Tanto, que un informe divulgado por la firma internacional Statista señala que este año habrá más de 17 mil millones de dispositivos IoT en el mundo conectados a Internet. Y todos ellos necesitan sistemas operativos que los sustenten. 

Los SO para IoT están diseñados para permitir la ejecución de determinadas acciones en dispositivos pequeños y de alcance reducido. Si bien mantienen un alto grado de eficiencia para las acciones que gestionan, su cantidad es reducida y limitada. De todas formas, esto no quiere decir que no puedan ser escalables a millones de dispositivos ni que su seguridad sea inferior. Solo es necesario tener en cuenta para qué fueron creados y cuáles son los recursos que poseen para alcanzar esos objetivos. 

Sistemas operativos para wearables

Un wearable consiste en un dispositivo de pequeña escala que son utilizados por una persona constantemente y que tiene conectividad para alinearse con otros dispositivos. Los smartwatches y los anillos de medición son quizás los ejemplos más comunes de este tipo de dispositivos que el año pasado generaron más de US$ 70 mil millones a nivel global

Como estos dispositivos pueden ejecutar tareas, como enviar y recibir mensajes o incluso realizar pagos, requieren de sistemas operativos diseñados específicamente para ellos. Android Wear, el sistema operativo de Google, Watch OS, el de Apple, Tizen, el de Samsung, o un software propio, como el de Garmin, son los más populares del mercado para este tipo de acciones. Mientras tanto, aquellos wearables que miden cuestiones relacionadas con la salud, como el pulso o la temperatura corporal, requieren de más poder de procesamiento y, por lo tanto, usan actualizaciones más potentes de estos SO. 

Tipos de sistemas operativos: para vehículos autónomos

Los vehículos autónomos son un gran ejemplo para demostrar el avance de los sistemas operativos. Estos coches, que se asemejan bastante a un ordenador sobre ruedas, requieren procesar información de forma veloz para así tomar decisiones. La diferencia radica en que las decisiones que toman pueden ser de vida o muerte para una persona y, por lo tanto, el SO que controla el hardware y software no puede fallar bajo ninguna instancia. 

Desde el encendido y apagado del vehículo hasta el control de las ruedas y la gestión de las luces, estos sistemas operativos están diseñados para administrar toda la información que reciben del ambiente del coche, procesarla y emitir respuestas rápidamente. Según los expertos en el sector, uno de los SO más avanzados en este campo es el QNX Neutrino, que se caracteriza por ser de tiempo real. Desde 2010 la empresa que lo fabrica es BlackBerry y ha sido probado en numerosos prototipos de coches autónomos durante la última década. 

Sistemas operativos para dispositivos médicos

La implementación de tecnología en el campo de la salud también se ha expandido notablemente en los últimos años. Del mismo modo lo han hecho los sistemas operativos y softwares aplicados a dispositivos médicos, como pueden ser las distintas herramientas utilizadas para diagnosticar pacientes como los circuitos instalados para monitorearlos y garantizar su seguridad. 

Hoy en día existen hasta dispositivos pequeños que se aplican en el cuerpo para garantizar el equilibrio de determinadas moléculas, controlar la frecuencia cardíaca o regular la presión sanguínea. Todos ellos requieren de un sistema operativo que los sustente y permita a los profesionales que los controlan obtener datos que favorezcan su labor diaria con el paciente. 

Tipos de sistemas operativos: para consolas de videojuegos

El negocio de las consolas de videojuegos, liderado por Microsoft (Xbox), Sony (Playstation) y Nintendo, entre otras, es tan grande que para 2028 se estima que generará US$ 42 mil millones. En lo que respecta a sistemas operativos que sustentan la actividad de estas consolas, un informe de Statista revela que Playstation lidera el mercado con más del 87% del mismo. Xbox toma el segundo lugar con alrededor del 12% y en tercera posición se ubica Nintendo con menos del 0,10%. 

A lo largo de los años, las consolas fabricadas por estas compañías fueron optando por distintos sistemas operativos. Por ejemplo, la PS3 utilizó uno de UNIX mientras que para la Xbox Microsoft implementó un SO similar a un Windows 2000, corriendo bajo procesador INTEL, que era muy similar a un Pentium III. En la actualidad se han diseñado softwares específicos para mejorar la experiencia del usuario y, por ejemplo, la PS5 utiliza el Playstation System Software mientras que la Xbox One cuenta con tres sistemas operativos: Xbox OS, basado en Kernel de Windows 10, y dos extras que posibilitan que los otros dos se comuniquen por la virtualización.

Sistemas operativos para dispositivos de realidad virtual

En los últimos meses mucho se habló de los Vision PRO de Apple, sus nuevas gafas de realidad virtual (RV) o aumentada que se popularizaron rápidamente entre los usuarios. Para que estos dispositivos puedan funcionar, la empresa diseñó un sistema operativo especializado que se denomina visionOS. Este ha sido un gran avance de la empresa porque consiste en una interfaz tridimensional que libera las aplicaciones de los límites de una pantalla para que puedan aparecer una al lado de la otra a cualquier escala.

Quizás el gran competidor en este campo sea el Quest 3 de Meta, empresa liderada por Mark Zuckerberg. Estas gafas de realidad virtual también cuentan con un sistema operativo propio llamado Sistema Operativo Quest. Recientemente se informó la decisión de Zuckerberg de otorgar la licencia de su SO a otros emprendedores de realidad virtual con el objetivo de hacerlo más robusto y de esa manera sumar funcionalidades a sus Quest 3. Esto deja ver que el mercado de SO para realidad virtual aún se encuentra en sus primeras etapas y las compañías buscan mejorarlos para generar mejores experiencias de RV para sus usuarios.  

Tipos de sistemas operativos: para televisores inteligentes

El mercado de televisores inteligentes o Smart TV es uno de los más grandes en lo que respecta a dispositivos con la capacidad de conectarse a Internet. Según las cifras oficiales de 2023, el segmento generó US$ 211.000 en 2023 y se espera que alcance los 451.000 millones de dólares para el final de la década. 

En ese contexto, los sistemas operativos mejor valorados dentro del segmento Smart TV son aquellos diseñados por las propias marcas que los comercializan. Ejemplo de esto es el WebOS de LG y el Tizen de Samsung. Pero además se suelen valorar el Roku OS y el Fire TV de Amazon. En general, lo que más destacan los usuarios de estos SO es su capacidad para conectarse con otros dispositivos del hogar, como smartphones y tablets, su rendimiento y velocidad. 

Sistemas operativos para equipos de redes y telecomunicaciones

Los sistemas operativos de telecomunicaciones suelen ser los mismos o parecerse mucho a los sistemas operativos en red. Esto se debe a que la interrelación que presentan entre diferentes terminales posibilita la telecomunicación de forma veloz y eficiente. Esto puede darse de forma física, a través de cables que conectan los terminales y que pueden tener extensiones de varios miles de kilómetros, o inalámbrica. En la actualidad, con el avanza de la globalización, creció sostenidamente este tipo de conectividad y por lo tanto son cada vez más necesarios los SO que posibiliten la gestión y administración de las acciones a realizar. 

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Agustín Jamele
Redactor
Sígueme en
Temas principales

Especificaciones

D
Dispositivos
T
tecnología

Nota 1 de 5