Análisis en profundidad

Adquirir una cultura basada en los datos en las empresas: cómo superar los obstáculos de la ‘data driven culture’

La resistencia al cambio, la falta de confianza y la rentabilidad económica son obstáculos para situar los datos en la vanguardia de las estrategias empresariales.

07 Ene 2022
data driven culture

El protagonismo de los datos en los planes de negocio ha llevado a una mayor inversión en Big Data y Analytics. Sin embargo, esto no ha tenido el mismo impacto a la hora de cambiar los hábitos de las personas en las diferentes áreas de negocio. Hay varias razones por las que muchas empresas todavía no pueden afirmar de forma convincente que han adoptado una cultura corporativa que da prioridad a los datos (Data Driven Culture). La resistencia al cambio, la falta de confianza y la retribución están provocando un periodo de profunda reflexión entre los líderes cuyo objetivo es impulsar la transformación digital, desplazando el foco de la tecnología a las personas.

Qué es la cultura basada en datos

En los últimos 10 años, casi todas las organizaciones han convertido en una parte central de sus objetivos estratégicos el hecho de estar basadas en datos. Se trata de llegar a una realidad en la que es habitual tomar la mayoría de las decisiones con la ayuda de herramientas que utilizan diferentes fuentes de información para orientar la mejor elección. Esto significa abrazar de forma holística la gestión de los datos corporativos en todas sus formas, sea cual sea el objetivo final que la empresa quiera perseguir: basar la seguridad de su cadena de producción en el aprendizaje automático, impulsar el marketing mediante campañas automatizadas, ofrecer asistencia al cliente mediante servicios de inteligencia artificial, etc.

Las realidades que se han embarcado en este arduo viaje probablemente han subestimado el esfuerzo que se requiere y, por desgracia, a menudo es evidente que se están ralentizando.

Un ejercicio sencillo para entender hasta qué punto nuestra sociedad está impulsada por los datos es preguntarse «si perdiera el acceso a las herramientas con las que recupero los datos empresariales ¿cómo se vería afectada mi operativa diaria?». Cuanto menos impactante sea el efecto, más lejos estaremos de tener procesos de decisión orientados a los datos.

Una encuesta de Gartner de 2018 muestra que para los equipos de Datos y Analytics, la creación de una cultura impulsada por los datos se considera un objetivo importante. En apoyo de esta investigación está la creciente inversión en herramientas de datos/consultoría.

Sin embargo, hay varios estudios que muestran cifras no muy reconfortantes en cuanto a la satisfacción con los resultados obtenidos. A pesar de que se estima que se han gastado 1,3 billones de dólares en iniciativas de Transformación Digital en todo el mundo (solo en 2018), el 70% de ellas no han alcanzado plenamente sus objetivos iniciales (Forbes). Una encuesta realizada por Deloitte, junto con profesionales de datos de alto nivel, mostró que el 63% de ellos no cree que su empresa esté realmente orientada a los datos, sino que está firmemente anclada en los antiguos procesos de toma de decisiones.

Una investigación en profundidad realizada por New Vantage Partners, en la que participaron varios niveles C de BI/Analytics/Big Data de la industria estadounidense, muestra que aunque el 92% de ellos declara una aceleración de las inversiones en áreas como la IA y el Big Data, en 2019 solo el 31% cree que su negocio está impulsado por los datos (fue el 32% en 2018 y el 37% en 2017). También en este documento, surgen otros hallazgos alarmantes:

  • El 72% cree que todavía no existe una verdadera cultura de los datos
  • El 53% afirma que los datos aún no se tratan como un verdadero activo empresarial
  • El 52% admite que no obtiene ningún valor competitivo real de la Analytics

Entonces, ¿por qué es tan difícil establecer una cultura basada en los datos y por qué, a pesar de las considerables inversiones, muchos luchan por ver resultados tangibles?

Los pilares de la Data Driven Culture

Para entender las principales razones por las que la cultura de los datos está luchando por abrirse paso, es necesario aclarar los principios subyacentes.

Visión

El patrocinio de las iniciativas basadas en datos debe provenir de la cúpula directiva. Es el líder empresarial quien debe dar ejemplo, inspirando a la empresa para que entienda cómo es necesario y cómo cambiaría positivamente su enfoque de la toma de decisiones.

Comunicación

Es una derivación del punto anterior. Una comunicación adecuada por parte de la dirección de la empresa sobre lo que se va a conseguir y cuándo es un paso clave para dejar claro que el uso de los datos enriquecerá la experiencia dentro de la empresa. Al mismo tiempo, la empresa también tendrá que apoyar el cambio ayudando a comprender los puntos fuertes y las áreas de mejora de los procesos existentes.

Iteración

Inicie el cambio comenzando con proyectos de ganancia rápida, prototipos, en los que se cree rápidamente un producto (o proceso/automatización), se mejore de forma ágil e iterativa comparándolo con el negocio, y se llegue a algo sólido que pueda adoptarse plenamente y replicarse en otras áreas/funciones.

Acceso y exclusividad

Facilitar el acceso a los datos corporativos a todos los niveles, favoreciendo el análisis de autoservicio, regido por una gobernanza de datos adecuada y una documentación clara (diccionarios, catálogos). Los datos a los que se accede deben ser coherentes y representar una «única versión de la verdad» de la empresa, evitando el uso de información en silos.

Limpieza

Una mala limpieza de los datos provoca dificultades de uso, malos resultados de análisis y genera una falta de confianza en los datos, por lo que es esencial incluir iniciativas de gestión de la calidad de los datos para apoyar un análisis eficaz.

Formación

Es importante que todos los niveles de la empresa reciban formación sobre lo que significa tratar los datos. Cada nivel tendrá peculiaridades que deben ser estudiadas en profundidad: desde cuestiones relacionadas con la privacidad (véase el GDPR) hasta las relacionadas con el acceso y la manipulación de los propios datos.

Las empresas que han logrado centrarse en estos conceptos son las que han empezado por lo fundamental, cambiando la mentalidad de sus empleados.

Obstáculos para la difusión de la cultura basada en los datos

Entonces, ¿cuáles son las principales causas que hacen tan difícil inculcar este tipo de cultura?

Las herramientas primero

Este es uno de los principales errores que se cometen: tomar el camino más fácil. La salida fácil suele ser introducir una o varias herramientas (de análisis, de descubrimiento, de calidad de datos…) con la esperanza de que los usuarios las utilicen de forma masiva.

Se estima que una proporción cada vez mayor de los niveles C de la Analytics consideran que las personas son el principal factor de riesgo en la carrera por la transformación digital, junto con los procesos, siendo la tecnología una cuestión secundaria. Esto responde a la tendencia divergente entre la inversión y los resultados.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
Temas principales

Especificaciones

B
big data
D
data analytics
E
empresa

Nota 1 de 4