Análisis en profundidad

Minería de criptomonedas y bitcoins: qué es, cómo hacerla (en la nube y de otra manera) y sus ganancias

Cómo se produce la creación y emisión de una criptomoneda, el papel de los mineros y la remuneración que en el caso de la Blockchain de Bitcoin implica la resolución de una compleja Prueba de Trabajo

11 Nov 2021
mining

Las criptodivisas son monedas virtuales, término que indica las monedas digitales que sólo existen dentro de la red y que han puesto patas arriba el mundo económico moderno. No sólo pueden utilizarse ahora en los intercambios comerciales, sino que su introducción está estrechamente relacionada con una serie de innovaciones tecnológicas. En este caso, las criptomonedas están vinculadas a la lógica de funcionamiento de las blockchain que las genera y las soporta.

Qué es la minería de criptomonedas (Bitcoin, etc.)

Para explicar qué es y cómo funciona la minería de las blockchains, hay que decir primero que es una operación que sustenta la capacidad de la blockchain para garantizar una seguridad que de otro modo sería inalcanzable. Y es una seguridad que no depende de una entidad central sino de todos los actores o nodos de la blockchain.

El proceso de minería se utiliza para validar nuevas transacciones y registrarlas en el libro mayor de la blockchain. El proceso (en el caso de la blockchain de Bitcoin) se llama Prueba de Trabajo y tiene como objetivo generar un nuevo bloque en el sentido de la estructura que contiene todas las transacciones. Esta operación en la blockchain de Bitcoin ocurre cada 10 minutos. En otras blockchains, con procesos de distinto tipo pero con la misma finalidad, ocurre con tiempos más cortos.

¿Cómo se produce en la minería? Los “mineros” compiten entre sí en la resolución de un difícil problema matemático que se basa en un algoritmo de hash criptográfico. Con la solución se llega a la Prueba de Trabajo, y con la Prueba de Trabajo que demanda de los mineros mucho tiempo y recursos en términos de potencia de cálculo y energía se llega a la confirmación de las transacciones contenidas en el bloque. La confirmación de las transacciones permite la creación del bloque y la remuneración que en el mundo Bitcoin se expresa en Bitcoin. El minero que ha logrado el objetivo recibe la criptomoneda en su cartera en el momento en que resuelve el problema matemático.

Pero la recompensa por esta prueba de trabajo no es sólo en criptomonedas, también puede ser en forma de un porcentaje sobre las transacciones que se confirman.

La minería como reto y como culminación de un proceso

El término minería aparece al mismo tiempo que criptomonedas y puede traducirse como la palabra extraer, destacando que es un proceso, de naturaleza digital, a través del cual se pueden obtener criptomonedas. La minería no es la creación de dinero a través de monedas digitales, sino un complicado procedimiento de verificación que se genera aprovechando la potencia de cálculo de una computadora o de herramientas especiales destinadas a este fin.

La minería de criptomonedas debe ser considerada como una parte integral de la tecnología de la moneda digital, ya que sin este procedimiento, los procesos detrás de las criptomonedas no se completarían.

Su historia está relacionada con la característica básica de las monedas virtuales: la descentralización. En el momento en que se planteó la distribución de esta nueva forma de moneda, surgió también el problema de crear un sistema de generación de la propia moneda que fuera seguro y no se concentrara en un único servidor. La solución fue dar Bitcoin y criptomonedas a aquellos sujetos, que se llaman mineros, que contribuyen al funcionamiento del sistema a través de la minería.

Cómo funciona exactamente la minería y cómo hacerla

Pero, ¿cómo funciona la creación de criptomonedas? Es importante tener en cuenta que como estamos hablando de monedas digitales, en la base del funcionamiento de este sistema hay una tecnología específica que se llama blockchain. En el momento en que se realiza una transacción con criptomonedas, la red almacena esta actividad dentro de una serie de bloques que son creados por una cadena de computadoras. Para verificar el procedimiento será necesario que esta cadena se cierre.

La clave necesaria para permitir la realización de la operación está compuesta por un valor numérico aleatorio llamado “Nonce” y un código alfanumérico llamado hash que cierra un bloque sellándolo. Este sistema permite completar la cadena haciendo que cada transacción sea única y segura. De hecho, para modificar una sola operación habría que entrar en cada bloque y alterar las computadoras individuales que forman parte de él al mismo tiempo.

El proceso de minería de criptomonedas se basa, por tanto, en una investigación real, ya que el minero, utilizando una computadora y una potencia de cálculo muy elevada, intentará encontrar un algoritmo de resolución, entendido como un proceso que prevé la creación de cualquier solución que conduzca a la cadena de hash correcta. La dificultad estriba en que no sólo en la creación del hash se añaden una serie de números, sino que a esto se suma el valor del hash de la blockchain anterior.

Técnicamente la computadora recibe una información numérica de otro sistema o de la red y a través de millones de cálculos, realizados en un segundo, elabora la solución probable que lleva al hash que verifica la operación.

La remuneración de los mineros y el papel de la potencia de cálculo

En el momento en que se encuentre esto, el servidor confirmará la aprobación. En este caso, no sólo se cerrará el bloque de forma permanente, sino que se concederá al minero un determinado número de criptomonedas como contribución al funcionamiento del sistema. La minería acaba por dar lugar a una serie de cálculos que se basan en principios estadísticos, ya que cada hashing puede ser el intento correcto para cerrar el bloque.

En un comienzo, la minería de criptomonedas era una operación más sencilla, ya que el propio sistema necesitaba potencia de cálculo para mantener las transacciones en la red.

Hoy en día las criptomonedas se han convertido en una realidad consolidada y cada vez son más los que se acercan a la minería, lo que hace que este proceso sea más complejo con un aumento de la dificultad para encontrar el hash correcto y una disminución directa de las ganancias. Entender los pasos individuales de la minería y cómo se puede hacer es importante para evaluar si considerar la minería como una inversión que vale la pena.

Los pasos de la minería: establecer un objetivo y una criptomoneda

Si vas a comerciar con criptomonedas a través de la minería, el primer aspecto a considerar es por qué decides asumir el rol de minero y dedicarte al proceso de minería. La minería de criptomonedas puede ser una fuente de ingresos, pero implica tiempo de dedicación y recursos económicos para gastar en equipos tecnológicos y consumo de energía.

Por eso puede considerarse tanto una fuente de sustento como, si se cree en la idea que subyace a la creación de monedas virtuales, una inversión a largo plazo.

Además, es importante tener en cuenta qué criptomoneda quieres someter al proceso de minería. De hecho, no basta con tener una computadora para dedicarla a la minería, sino que es imprescindible preparar la más adecuada para la moneda virtual elegida. De hecho, si se quiere investigar el hashing de un Bitcoin, el proceso requerirá una potencia de cálculo muy elevada y el uso de dispositivos especiales muy diferentes a los necesarios para minar criptomonedas como Ethereum y Litecoin.

Por último, es importante actualizarse continuamente sobre las noticias y el lanzamiento de nuevos tipos de monedas en la red para poder entrar en un mercado con poca competencia y tener la oportunidad de rentabilizar su inversión inmediatamente.

Preparar el equipo necesario

Una vez que elija querer tomar el camino de la minería tendrá que preparar el equipo y las herramientas necesarias para poder operar como minero. A continuación enumeramos los principales elementos que constituyen la base del proceso de extracción:

Computadoras y hardware

El hardware de una computadora es un elemento fundamental para la minería ya que realiza la actividad de computación las 24 horas del día los siete días de la semana, procesando los posibles intentos de encontrar el hash correcto y cerrar el bloque. En los primeros años de Bitcoin y otras monedas virtuales, bastaba con utilizar incluso la computadora de casa, pero hoy en día dependiendo del tipo de moneda será necesario preparar herramientas preformateadas y con una gran potencia de cálculo. Es importante tener en cuenta que esta herramienta utilizará toda su capacidad de procesamiento para los cálculos de la minería, por lo que es aconsejable preparar un dispositivo que se dedique exclusivamente a este fin.

Fuente de energía y línea de Internet

Otros dos factores esenciales para el proceso de extracción son la disponibilidad de una red eléctrica para hacer funcionar la computadora y una línea de Internet. El procesamiento de los cálculos necesarios para la minería implica, de hecho, la incorporación de hardware como tarjetas gráficas y microchips que consumen mucha energía de forma continua y constante. Por ello, para que la inversión sea ventajosa, será importante evaluar el tipo de contrato con la red eléctrica. Además, es obligatorio tener una conexión con la web a través de una línea de Internet de banda ancha que funcione regularmente.

Software de hash criptográfico

Para realizar la minería necesitará instalar en su computadora un software específico que se dedique a encontrar la cadena alfanumérica correcta del hash. La elección no es fácil, ya que para cada criptomoneda tendrá que adoptar el software de hash criptográfico que corresponde al tipo de algoritmo que busca.

Intercambio y monedero digital

Será importante abrir un monedero de bitcoin (u otra criptomoneda) en el que guardar las criptomonedas y emplearlas para cualquier transacción. Una de las principales características de las criptomonedas es que no se pueden obtener físicamente, ya que sólo existen dentro del sistema blockchain.

Un monedero tiene la función de registrar el código de referencia al que está vinculada la posesión de un Bitcoin u otra forma de criptomoneda. En su interior se resaltará una dirección que corresponde a la cerradura del bloque. Por último, si se quiere transformar la criptomoneda en dinero FIAT, será necesario darse de alta en una plataforma de intercambio, aunque se quiera transformar la criptomoneda obtenida mediante la minería en otra moneda digital.

Cómo minar criptomonedas: estrategias viables

El papel del minero dentro del sistema de criptomonedas asume un papel decisivo, por lo que a lo largo de los años cada vez más personas han decidido invertir en esta forma de operar con las criptomonedas. Se pueden emplear principalmente tres estrategias:

La minería en primera persona

Será posible abordar el proceso de minería de criptomonedas y luego la verificación de los bloques individuales directamente en persona mediante la utilización de una computadora que tenga el hardware y el software adecuados. Para ello será necesario armar máquinas altamente preformateadas con un determinado consumo de energía.

Es importante no subestimar la inversión inicial. Si quieres ganar a través de la minería necesitarás operar con las herramientas tecnológicas más avanzadas como los nuevos circuitos integrados como ASICS, acrónimo que identifica a los Application Specific Integrated Circuit, o microchips que han sido diseñados con el fin de mejorar la velocidad de cálculo de cada computadora y realizar un algoritmo de hashing lo más rápido posible.

Basándose en el número de ASICS presentes en el sistema, tendrá la capacidad de calcular el hash de un bloque, generando así beneficios. Evidentemente, a esto hay que restarle el costo de la energía, el de la línea de Internet y el mantenimiento y la inversión inicial de la compra de dispositivos.

El pool minero

Con la presencia de más mineros en la red, las dificultades creadas por el sistema para la minería aumentaron, lo que llevó a un crecimiento exponencial y continuo del hardware que permitiría una capacidad de computación cada vez mayor.

En este sentido, se han desarrollado los pools de minería, es decir, grupos de personas que deciden compartir la potencia de cálculo de sus computadoras individuales para colaborar en la generación de una mayor capacidad de minería.

Unirse a estos grupos puede ser muy conveniente, ya que se combinan las fuerzas relativas para poder colaborar en la resolución del algoritmo requerido en el cierre del bloque. La ganancia se divide según el hashrate generado por su hardware y el tiempo de permanencia en el pool.

Minería en red a través de la nube

El desarrollo de las tecnologías digitales y de los sistemas en la nube también ha influido en la minería al permitir el uso compartido de la red para disponer de más potencia de cálculo, como veremos en el apartado específico.

Minería de Bitcoin, tarjetas gráficas y consumo de energía

La primera forma de minería de criptomonedas fue la de Bitcoin, que comenzó en 2009 y supuso el uso de CPUs de computadoras domésticas. La potencia de cálculo era elevada, pero una herramienta que funcionara continuamente seguía siendo suficiente. El crecimiento del número de Bitcoins, de su valor y de las transacciones, llevó a un aumento de la dificultad para encontrar el hash correcto para cerrar la blockchain, lo que requiere más potencia de cálculo.

Así se dio la transición de las CPU a las unidades de procesamiento gráfico, llamadas GPU. Las siglas corresponden a la unidad de procesamiento gráfico, un sistema más flexible para el procesamiento minero, ya que es el chip de la tarjeta gráfica el que realiza los cálculos necesarios para el algoritmo. Estas tarjetas tienen una potencia de procesamiento muy elevada, ya que fueron creadas para soportar los gráficos 3D de los juegos. Los mineros los han aplicado para poder minar Bitcoin y monedas digitales donde no se esperaban creaciones específicas de microchips como los ASIC, como Ethereum.

El uso de GPUs y ASICS tiene una serie de desventajas. En primer lugar, con el aumento de las dificultades de procesamiento de datos hay un fuerte aumento del costo del  hardware en las computadoras con una inversión constante por parte del minero para poder ser competitivo en la minería de Bitcoin. Además, el uso de estos dispositivos da lugar a un consumo de energía muy elevado en cifras de vatios/GH, con producción de ruido, y también mucho calor, que requiere sistemas de refrigeración que aumentan el consumo. Por último, hay que tener en cuenta el mantenimiento de estas herramientas y su continua actualización.

¿Vale la pena minar con bitcoins hoy en día? ¿Se puede ganar realmente con la minería? Lo más avanzado en el mundo

El valor de los Bitcoins sigue creciendo haciendo que esta criptodivisa sea muy interesante para los inversores. El número de mineros que se especializan en el proceso sigue aumentando, pero determinar si se puede considerar una actividad rentable y si vale la pena minar Bitcoin hoy en día no es algo sencillo, ya que hay que tener en cuenta diferentes realidades.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la potencia de cálculo para la extracción de hash ha aumentado con mayor dificultad que en los primeros años, lo que limita las ganancias si no se dispone de herramientas adecuadas y competitivas.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta la aparición de empresas que se han especializado en la minería de criptomonedas, vendiendo su infraestructura para ofrecer una contribución a la potencia de cálculo necesaria para cerrar un bloque reduciendo aún más las ganancias de quienes practican la minería de criptomonedas.

Teniendo en cuenta esto, la evolución de un minero para poder obtener beneficios de la minería de Bitcoin es posible a través de las nuevas tecnologías y el uso de las realidades que proporciona la red como la minería en la nube.

En cualquier caso, para un principiante que quiera adentrarse en el mundo del Bitcoin y las criptodivisas, probablemente la solución más rápida y sencilla sea comprar Bitcoin directamente en los distintos intercambios disponibles en línea.

Para la minería, el número de bitcoins por bloque disminuye con el tiempo

En el caso de la Blockchain de Bitcoin la cantidad de Bitcoin disminuye cada 4 años lo que en términos de bloques corresponde a 210.000 unidades. De cara al futuro, hasta el año 2140, cuando se espera que se creen 21 millones de bitcoins, no se generará ninguna otra criptodivisa y, a partir de ese momento, los mineros sólo recibirán una prima acorde con las transacciones confirmadas.

Hay entonces una proporción entre la cantidad de bitcoins creados y la recompensa relacionada con las transacciones. Así como los bitcoins están en una disminución programada, en proporción inversa las recompensas relacionadas con las transacciones aumentan. En concreto, la cantidad de bitcoins que se prevé crear por bloque se reduce a la mitad cada 210.000 bloques.

Qué es la minería en la nube: forma alternativa de minar criptomonedas sin usar la computadora de casa

Por lo tanto, hoy en día la solución que puede considerarse válida y al mismo tiempo realista es la minería en la nube. El sistema de la nube es una realidad que se utiliza en diversas aplicaciones de la vida cotidiana y nos permite compartir datos como documentos, vídeos y fotos a través de la red. La minería en la nube combina el concepto de minería de criptomonedas con el de sistema de red compartida a través de la nube. El proceso también se denomina hash en la nube y, por lo tanto, permite a un minero comprar el acceso a los cálculos que se realizan de forma remota en un centro de datos propiedad de una empresa, que ofrece la potencia de cálculo necesaria mediante inversiones en hardware, compartiéndola con sus clientes potenciales.

Las principales ventajas de este sistema son poder utilizar la red para proceder a la minería de criptomonedas sin tener que preparar el hardware necesario e instalar el software requerido. También se reduce el consumo de energía y la inversión inicial que sólo estará relacionada con el coste del proveedor elegido y el tipo de servicio de minería en la nube requerido, la producción de ruido y calor y, por supuesto, la adaptación de los sistemas.

La minería en la nube puede ser una herramienta útil para seguir minando sin tener que utilizar una computadora doméstica.

Pero también implica una serie de evaluaciones que hay que destacar. En primer lugar, los beneficios que se obtienen son menores debido al sistema de reparto. También puede haber fraude ya que no se puede controlar a los proveedores del software relacionado con la minería en la nube. Por último, los contratos suelen contener cláusulas por las que el servicio de minería de una criptomoneda concreta se detendrá si el valor de la moneda virtual cae por debajo de un determinado precio, lo que supone una pérdida de ingresos.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
Temas principales

Especificaciones

B
bitcoin
B
blockchain
C
criptomonedas
M
mineria

Nota 1 de 4