Lectura rápida

¿Qué es un bien público digital?

La Digital Public Goods Alliance (DPGA) define como bienes públicos digitales a los datos abiertos; el software Open Source; y los modelos, contenidos y estándares abiertos.

12 Sep 2022

Redacción InnovaciónDigital360

Bien publico digital

Los Estándares de Bienes Públicos Digitales se definen como un conjunto de “pautas y especificaciones” que fueron elaboradas para maximizar el consenso sobre si algo se ajusta (o no) a la definición de bienes públicos digitales establecida por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

La ONU entiende que para lograr un mundo “más equitativo” es necesario realizar un esfuerzo a nivel mundial para promover los bienes públicos digitales e invertir en ellos: por ejemplo, programas informáticos de código abierto, datos abiertos, modelos abiertos de Inteligencia Artificial, estándares abiertos o contenidos abiertos. 

“Esto es clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, afirman, añadiendo que los bienes públicos deben ajustarse a las leyes de privacidad y otras normas y mejores prácticas aplicables, y no deben ser perjudiciales.  

“En la Hoja de Ruta se destaca en particular el papel desempeñado por la Alianza de Bienes Públicos Digitales, creada en respuesta a la recomendación del Panel de Alto Nivel sobre bienes públicos digitales, con la que la Oficina mantiene una estrecha colaboración”, profundizan. 

Tal como describen especialista en diálogo con Dinero En Imagen, convertirse o ser reconocido como un bien público digital incrementa la prominencia y la visibilidad de los proyectos abiertos que tienen el potencial de abordar los desafíos globales.  

Cómo convertirse en un bien público digital 

Por empezar, para lograr ser un bien público digital y garantizar que verdaderamente encapsulan los principios del código abierto, los proyectos e innovaciones deben cumplir el Estándar DPGA. Los expertos remarcan que la idea de la DPGA es crear un mundo más equitativo y, bajo ese fin, promueven los bienes públicos digitales. 

En ese sentido, cada vez más proyectos vinculados a las criptomonedas y el ecosistema DeFi se están ganando el reconocimiento como bienes públicos digitales. En la actualidad, hay muchos wallets (también conocidos como monederos digitales) descentralizados que permiten llevar adelante operaciones de recepción y envío a través de la Blockchain, para que los inversores y las personas en general tengan una transparencia y absoluto control sobre su capital. 

Los especialistas añaden que las DeFí, con sus productos y servicios financieros al alcance de todos, intentan crear un nuevo paradigma de bienestar. 

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción InnovaciónDigital360

Nota 1 de 4