Actualidad

Cómo los puertos de la región pueden convertirse en líderes logísticos

Según Alfonso de los Ríos, especialista del sector, esto es posible apoyándose en la digitalización de la cadena logística y con la colaboración de la Inteligencia Artificial y la automatización

27 Jul 2022

Redacción Innovación Digital 360

puertos

La pandemia de coronavirus ha generado un verdadero descalabro a nivel global en la cadena de suministro y la consultora McKinsey dijo semanas atrás que es prácticamente imposible saber a ciencia cierta cuándo se normalizará el sector.  

Los especialistas destacan que hubo muchos factores que entraron en juego para que se diera esta realidad: por un lado, el gasto del consumidor final, que hizo que la demanda de los contenedores aumentara; y los cierres de los puertos, con las largas colas de barcos amontonados en los océanos, que generaron que las empresas logísticas llevaran al tope su capacidad de almacenamiento. Básicamente, esto fue lo que ocurrió a raíz del estricto confinamiento que se dictó en Shanghái. 

Frente a este contexto adverso, la industria logística se puso como objetivo mejorar los procesos de transporte de mercancías, invirtiendo en Inteligencia Artificial y Automatización, con la idea no solo de achicar costos, sino también de reducir el impacto al medioambiente. 

Alfonso de los Ríos, especialista del sector, dice en América Retail que, apoyándose en la digitalización de la cadena logística y con la colaboración de la Inteligencia Artificial y la automatización, los distintos puertos de la región latinoamericana tienen el potencial para convertirse en líderes logísticos mundiales. ¿Cómo? Apostando por tecnologías afines, sostiene que podrán transparentar sus procesos y además hacer cumplir los procesos de documentación de las operaciones portuarias con mayor facilidad. 

Última milla 

Por último, si hablamos de la cadena de suministro no podemos dejar de lado la Última Milla, que, en el último tiempo, a raíz del boom del ecommerce, ha ganado muchísima preponderancia entre los consumidores. Por desgracia para las compañías, además de ser hoy una de las partes más importantes del proceso, es también una de las más caras y que más tiempo lleva. 

Considerando esto, la Inteligencia Artificial y el Big data pueden ser dos herramientas útiles para lograr recorridos más eficientes, analizando variables como total de pedidos, destinos y rutas. Además, resultan clave para reducir las emisiones de C02 y el uso de vehículos para la entrega, así como para disminuir los tiempos de envío y los costos logísticos.  

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 4