Análisis en profundidad

Gestión de las APIs: qué es, características, funcionalidad y criterios de selección

Las interfaces de programación de aplicaciones representan un elemento importante en la evolución de los negocios digitales, hasta el punto de que hace tiempo que se habla de la economía de las APIs. Pero, ¿cómo conseguir que la proliferación de APIs no aumente la complejidad de la gestión de las aplicaciones en detrimento de su eficacia? Y de nuevo: ¿cómo podemos estar seguros de que la implementación de una API no entra en conflicto con otra o abre arriesgadas brechas en la seguridad de las aplicaciones? La respuesta viene de las soluciones de gestión de API. Veamos sus principales características y funcionalidades

19 Nov 2021

Patrizia Fabbri

api management

La proliferación de aplicaciones que pueden interconectarse fácilmente entre sí, compartiendo servicios, es posible gracias al desarrollo de la API -Interfaz de Programación de Aplicaciones-, pero para que se utilicen y exploten eficazmente necesitan ser gestionadas, de ahí el término gestión de API.

¿Qué son las APIs y por qué hay que gestionarlas con una solución de gestión de APIs?

Una interfaz de programación de aplicaciones es una aplicación que, mediante un modo estándar de consulta y acceso a los datos, expone las funcionalidades de otra aplicación, lo que le permite comunicarse con otras aplicaciones y posibilita la reutilización de los servicios puestos a disposición, que pueden así componerse y desglosarse según las necesidades.

Las APIs se convierten así en una herramienta indispensable para ofrecer rápidamente los servicios que requieren las empresas: es gracias a las APIs, por ejemplo, que una aplicación empresarial está fácilmente disponible en el móvil o, de nuevo, que uno puede integrarse en una cadena ampliada “abriendo” sus aplicaciones a los proveedores y socios, etc.

En este sentido, un reciente estudio de IDC realizado a nivel mundial muestra cómo las estrategias de gestión de APIs juegan un papel fundamental no sólo para impulsar el desarrollo de nuevos servicios y aplicaciones, sino también para construir ecosistemas de socios y clientes que favorezcan la difusión y explotación de los datos. De hecho, la empresa de investigación espera que en los próximos 10 años el 75% de las organizaciones se basen en modelos digitales y que casi todas las aplicaciones se basen en arquitecturas de microservicios para el próximo año. El papel central de las API en la mejora de estas arquitecturas de aplicaciones de microservicios es indiscutible.

Así pues, asistimos a una proliferación de APIs que, sin embargo, si no se gestionan y gobiernan, corren el riesgo de hacer inmanejable el parque de aplicaciones de cada empresa.

Plataformas de gestión de APIs

Por ello, se han creado plataformas de gestión de APIs para crear, gobernar y distribuirlas, gestionando sus versiones, disponibilidad y definiendo sus límites de uso. El objetivo de una solución de gestión de APIs es, por tanto, supervisar, optimizar y asegurar el uso de las APIs mediante el control de acceso, la aplicación de políticas de seguridad, el enrutamiento, el almacenamiento en caché, el análisis y las herramientas de supervisión.

Estas soluciones también apoyan la monetización de los datos y servicios expuestos al permitir la gestión de las transacciones, la fijación de precios, la medición del consumo, la facturación y el suministro de claves de acceso o tokens.

Las plataformas de gestión de API más completas, de hecho, gestionan el acceso de pago a las APIs, proporcionando a los desarrolladores la información que necesitan para crear aplicaciones basadas en ellas; el pago puede ser directo o con reparto de ingresos (por ejemplo: utilizando la API de PayPal, los desarrolladores permiten a sus clientes pagar fácilmente por un artículo, mientras que PayPal recibe un porcentaje directo de cada venta).

Funcionalidad y características de una solución de gestión de APIs

Forrester agrupa las funcionalidades de las soluciones de gestión de APIs en tres categorías principales:

  • Las que permiten utilizar y gestionar las APIs como si fueran productos reales. En este caso, la solución de gestión de APIs proporciona al productor de APIs herramientas de análisis para entender cómo los desarrolladores “usuarios” utilizan la API, herramientas de configuración para gestionar el acceso y herramientas de comunicación para interactuar con las comunidades de desarrolladores;
  • Las que gestionan su uso. Son las funcionalidades que permiten entender cómo utilizar las APIs disponibles (y por tanto están dirigidas a los desarrolladores “usuarios”); hacen un seguimiento de qué aplicación utiliza una API específica y con qué frecuencia; proporcionan a los desarrolladores todas las herramientas de apoyo necesarias para entender cómo utilizar las APIs;
  • Las que mejoran la seguridad: las soluciones de gestión de APIs utilizan pasarelas que mejoran la seguridad y el control de acceso a las aplicaciones, implementando distintos niveles de seguridad en función de las diferentes necesidades de protección de los datos y las aplicaciones conectadas. Las APIs pueden desarrollarse por diversos motivos (Figura 1): algunas son de uso interno y se crean para facilitar a los usuarios internos el uso de determinados servicios; otras se crean para crear ecosistemas dinámicos permitiendo la integración de la propia aplicación con las de los socios; otras, como las desarrolladas por Google o Facebook, etc., están pensadas para ser puestas a disposición de un número muy amplio de usuarios.

Escenarios de uso de una solución de gestión de APIs

Una solución de gestión de APIs debe ser capaz de satisfacer las necesidades de diferentes escenarios de uso. Para ayudarle a entender y clasificar sus necesidades con el fin de elegir la solución más adecuada, Forrester ha identificado cinco:

Construir una gran comunidad de usuarios a través de la API Rest: grandes actores como Google, Twitter, Facebook, etc. ponen a disposición una amplia gama de APIs gratuitas y fáciles de implementar para atraer a una gran cantidad de desarrolladores independientes. En este caso es muy importante contar con una solución de gestión de APIs que disponga de herramientas analíticas muy potentes que permitan conocer cuántos están utilizando la API y cómo, para qué, etc;

Apoyo al desarrollo de aplicaciones móviles a través de Rest API: la solución de gestión de APIs se convierte en el lugar donde se coordinan todas las actividades de desarrollo y despliegue de APIs que permiten el uso de servicios de aplicaciones en movilidad. Es posible que necesite una solución que haga especial hincapié en este aspecto: algunas ofrecen funcionalidades adicionales específicas, como la notificación push, la geolocalización, etc;

Facilitar el uso de diferentes tipos de API – Las grandes empresas han utilizado, y siguen utilizando, tanto la tecnología Soap (Simple Object Access Protocol) como la Rest durante la última década, junto con WebSockets (tecnología web que proporciona canales de comunicación full-duplex a través de una única conexión TCP) y aplicaciones de comunicación como Amqp- Advanced Message Queuing Protocol o JMS- Java Message Service. En estos casos, se necesita una solución de gestión de API que pueda gobernar esta heterogeneidad y combinar las API con la arquitectura orientada a servicios (SOA);

Construir una sólida comunidad B2B en torno a las APIs de misión crítica: en este caso es necesario favorecer la elección de una solución de gestión de APIs que permita la gestión de una amplia gama de APIs y que cumpla con unos requisitos de seguridad de los datos muy estrictos, tanto en términos de privacidad como de integridad.

Actuar como un proveedor de API que quiere obtener un valor directo del acceso a las aplicaciones: en este caso, la solución de gestión de API debe integrar funcionalidades de facturación y gestión de pagos.

Cómo evaluar una solución de gestión de APIs

A continuación le mostramos los criterios utilizados por Gartner y Forrester para la inclusión de soluciones en sus respectivos Cuadrantes Mágicos para la Gestión de APIs durante todo el ciclo de vida (figura 1) y Forrester Wave para la Gestión de APIs (figura 2).

El mercado, por tanto, está lleno de propuestas, y Forrester y Gartner recomiendan leer detenidamente los análisis realizados para cada proveedor en los dos documentos (descargables en las páginas web de ambas empresas) para entender qué solución se adapta mejor a sus necesidades.

Los criterios adoptados por Forrester

La evaluación se realizó sobre la base de 27 criterios, agrupados en los tres grupos siguientes:

  • Oferta actual – Se han evaluado: el portal de usuarios/desarrolladores de la API, incluido el soporte para escenarios en los que los socios B2B utilizan las API; las capacidades de publicación de la API, incluidas las definiciones, la documentación, etc.; las políticas de seguridad adoptadas, incluida la gestión de usuarios y la protección contra ataques externos; y la gestión de la API como producto, incluidas las capacidades de facturación y de precios basados en el uso. Sólo los proveedores capaces de ofrecer soluciones completas de gestión de APIs están incluidos en el Wave, lo que, para Forrester, significa tener al menos los siguientes elementos básicos: un portal para usuarios/desarrolladores, un portal para la administración y una pasarela de APIs. También debe ser capaz de funcionar como una solución independiente sin tener que estar necesariamente asociada a otra plataforma.
  • Estrategia – Se analizó la estrategia global de salida al mercado del proveedor, así como las acciones puestas en marcha para apoyar las necesidades de la economía de las API: planificación de las mejoras de la solución; servicios prestados en apoyo; ecosistema de socios que apoyan la solución; programas de certificación.
  • Presencia en el mercado – En primer lugar, se analizó el nivel de presencia geográfica del vendedor, evaluando hasta qué punto es capaz de dar soporte a su solución, directa o indirectamente, en todo el mundo. A continuación, se consideró el número de clientes que han adoptado la solución hasta la fecha, teniendo en cuenta únicamente las empresas que tienen al menos 10 clientes de pago.

Los criterios adoptados por Gartner

Para entrar en el Cuadrante Mágico, un proveedor debe cumplir tres macrocriterios:

  • La solución puede comercializarse en la nube, en las instalaciones o en modo híbrido; la oferta en la nube puede formar parte de una oferta más amplia de SaaS, iPaaS o HIP (plataforma de integración híbrida), mientras que la oferta en las instalaciones puede formar parte de la infraestructura de integración o de la tecnología de gobernanza SOA. La solución debe cubrir al menos dos de las cinco etapas del ciclo de vida de la API identificadas por Gartner:
  • planificación, la capacidad de apoyar al cliente en la planificación de la API más adecuada a sus necesidades;
  • diseño e implementación, una API puede diseñarse para satisfacer los requisitos de una o varias aplicaciones empresariales o móviles específicas o para permitir el acceso a tipos de usuarios concretos. Por lo tanto, es necesario entender qué API publicar, y para ello es posible seguir diferentes enfoques o una mezcla de ellos: una solución de gestión de API puede proporcionar diferentes funcionalidades para simplificar la implementación de la API;
  • Despliegue y ejecución – funcionalidades básicas: operativa, tiempo de ejecución y mantenimiento de la API; despliegue y ejecución – funcionalidades avanzadas: colaboración, analítica avanzada, facilidad de integración, etc.);
  • el versionado y el desmantelamiento, es decir, la gestión de las diferentes versiones de la API hasta su desmantelamiento.
  • La oferta debe ser de propósito general y no estar relacionada con un sector vertical específico; también debe tener un portal para desarrolladores.

Las soluciones deben generar al menos 10 millones de dólares al año en ingresos y si el proveedor persigue un modelo de negocio basado en la suscripción de código abierto, los ingresos deben ser de al menos 2 millones de dólares al año. Estas cifras incluyen los ingresos de software, SaaS, iPaaS, PaaS, servicios gestionados en la nube, soporte y servicios profesionales/de consultoría relacionados con las ofertas de gestión de API.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
F
Patrizia Fabbri
Temas principales

Especificaciones

A
API
P
programacion
S
software

Nota 1 de 3