Análisis en profundidad

Trabajo en equipo: qué es y cómo hacerlo bien

El trabajo en equipo es fundamental para que las organizaciones y la sociedad en general puedan continuar desarrollándose con el paso del tiempo.

12 Ago 2022

Redacción Innovación Digital 360

Trabajo en equipo

Si bien los seres humanos somos seres sociales con objetivos que, en la mayoría de los casos, requieren el esfuerzo conjunto de otras personas, a muchas personas se les dificulta trabajar en equipo.

Sin embargo, en la vida moderna, los objetivos o el desarrollo de la vida humana en sí se da a través de las organizaciones. Las organizaciones son básicamente un equipo constituido por distintos miembros que compiten con otras en eficacia y eficiencia.

Poder trabajar en equipo no solo es una forma de aprovechar los talentos de los empleados, sino también un elemento clave para el éxito y la supervivencia en el tiempo. Además, tener un buen clima laboral gracias a la cooperación de todas las partes incrementa la motivación de los empleados y genera una gran cantidad de beneficios que los que se podrían obtener de forma “individual”.

Qué es exactamente el trabajo en equipo

Podríamos decir que el trabajo en equipo surge de la necesidad de mejorar el rendimiento, la eficiencia, eficacia y generar una “lealtad” en los integrantes que trabajan. Esto ocurre cuando las personas tratan de cooperar, utilizando sus habilidades individuales y aportando una retroalimentación constructiva, más allá de cualquier conflicto que a nivel personal pudiese existir entre los individuos.

Trabajar en equipo suele fomentar un sentido de lealtad, seguridad y eleva la autoestima de las personas, satisfaciendo no solo las necesidades de la organización, sino también las necesidades individuales de sus integrantes, ya que estos valoran su sentido de pertenencia, esforzándose por mantener relaciones positivas tanto dentro como fuera del equipo.

De esta forma, el trabajo se transforma en un nuevo estilo de vida que involucra a los demás compañeros de trabajo e incluso a la familia. Podríamos afirmar que el trabajo en equipo es una evolución cualitativa de los grupos de trabajo, cuyas diferencias con el trabajo en equipo estableceremos más adelante.

Una definición sencilla del trabajo en equipo es que es una manera organizada de trabajar entre varias personas con el fin de alcanzar metas comunes. En el trabajo en equipo, las habilidades de los integrantes son complementarias, manteniendo una responsabilidad individual y mutua, además de un marcado compromiso común por los objetivos.

Además, generan una sinergia positiva a través del esfuerzo coordinado de sus integrantes. Como resultado, logran un mayor rendimiento, productividad y satisfacción personal.

Si nos vamos a la definición “de manual”, los expertos definen al trabajo en equipo como “un número de personas con habilidades complementarias que están comprometidas con un propósito, un conjunto de metas de desempeño y un enfoque común, por los cuales se hacen mutuamente responsables”.

Dentro de las características del trabajo en equipo, nos encontramos primeramente con la existencia de un líder. Esta persona es la encargada de guiar y conducir al equipo, pero no lo controla, ya que por lo general el rol del liderazgo es compartido. 

Además, la figura del líder se contrapone de la del “jefe”, ya que el líder busca que todos los miembros colaboren en la solución de los problemas, plantea debates abiertos y se contrapone con el hecho de “mandar” o “dar órdenes”.

En el trabajo en equipo existe una clara cohesión, como también un espíritu colectivo concentrado en las tareas y la satisfacción por la calidad de sus procesos de trabajo. El trabajo se discute, se realiza en conjunto y reina la cooperación entre los miembros, ya que todos son el “motor” del equipo, por lo que todos los miembros tienen responsabilidades para lograr un buen trabajo.

En el trabajo en equipo se suele medir el desempeño de manera directa, por medio de la evaluación. Además, constantemente se busca innovar, mejorando los procedimientos existentes o inventando nuevos, es decir, se busca obtener los mismos resultados o mejores con menos recursos.

Diferencias entre trabajo en equipo y trabajo en grupo 

Como mencionamos anteriormente, muchas veces de forma errónea se utiliza el término “grupo” y “equipo” de forma indistinta. La diferencia entre el trabajo en equipo y el trabajo en grupo suele ser alta, en especial en la obtención de resultados.

Un claro ejemplo es que el desempeño de un grupo de trabajo depende de lo que hace cada uno de sus miembros. Por el contrario, en el trabajo en equipo se incluyen los resultados individuales y el producto del trabajo colectivo, es decir, aquello que dos o más miembros producen juntos como un aporte real.

Por otra parte, en el trabajo en equipo el liderazgo suele ser compartido entre todos sus miembros, aunque exista un líder, mientras que en el trabajo en grupo este queda en manos de una persona. Además, en el trabajo en equipo la comunicación suele ser abierta; en el trabajo en grupo; “con los superiores”, tomando fuerza la aparición de la figura de “jefe”.

Otra diferencia importante es que en los trabajos en grupo la responsabilidad suele ser individual, mientras que, en el trabajo en equipo, si bien se toma en cuenta lo individual, también se considera el aporte o la responsabilidad del equipo.

Además, en el trabajo en equipo, las personas suelen utilizar sus habilidades para aportar a una causa en común, mientras que en el trabajo en grupo cada miembro utiliza sus habilidades para cumplir únicamente con el rol o tarea previamente asignada.

En cuanto a la forma de trabajo, en el trabajo en equipo suele ser interdependiente, ya que se trabaja en pro de los objetivos personales y organizacionales, mientras que en el trabajo en grupo suele ser independiente, ya que se trabaja en pro de dar cumplimiento a las tareas personales asignadas.

Frente a un conflicto, en el caso de las empresas que adoptan el trabajo en equipo, este se resuelve mediante la confrontación colectiva, mientras que en el trabajo en grupo se hace por medio de la imposición.

Finalmente, en la obtención de resultados, en el caso del trabajo en equipo esta es fruto del esfuerzo colectivo del equipo, mientras que en el trabajo en grupo proviene de la suma del trabajo o los esfuerzos individuales de sus miembros.

¿Por qué es importante el trabajo en equipo?

Existen múltiples causas por las cuales es importante trabajar en equipo. Una de ellas es la creación de sinergias, ya que los conocimientos individuales tienen un mayor impacto cuando estos se suman a otros. 

Por otra parte, está la fortaleza de las empresas ante los cambios, debido a que los equipos fuertes, unidos y con metas claras y definidas son menos permeables a los contextos de crisis. Además, las sinergias empoderan a las compañías ante los cambios que pueden llegar a surgir. 

Otra de las ventajas del trabajo en equipo es el establecimiento de estructuras más flexibles y participativas, porque se depende menos de una estructura jerarquizada, por lo que los integrantes tienen un margen de acción mayor. Además, son el escenario perfecto para inculcar valores como la colaboración entre las partes, los sentimientos de pertenencias hacia el grupo y la compañía y los sentimientos de solidaridad y empatía.

A su vez, el trabajo en equipo refuerza la responsabilidad de las personas, ya que cada integrante asume un rol dentro del equipo y debe responder a los demás por las tareas que le han asignado.

Finalmente, fomenta el desarrollo de distintas habilidades sociales, porque las dinámicas que se producen dentro de los equipos de trabajo permiten a los integrantes desarrollar habilidades sociales como la comunicación eficaz y la correcta resolución de conflictos.

¿Cómo se puede trabajar en equipo?

Es de suma importancia analizar los potenciales escenarios que pueden ocurrir y cuál es la manera más eficiente de organizarnos.

Para poder trabajar en equipo es necesario contar con un objetivo en común y debe existir cohesión de equipo. Además, se deben establecer roles dentro del equipo que velen por el desarrollo y la coordinación de este.

Por otra parte, se debe fomentar la comunicación y participación de todos los miembros, respetando y escuchando las opiniones de todo el equipo, por lo que el líder debe ser empático y generar un buen clima laboral. Además, la motivación y el reconocimiento son aspectos sumamente necesarios para conseguir un buen rendimiento

Cuáles son los beneficios de trabajar en equipo

Trabajar en equipo aporta una serie de ventajas indiscutibles. El trabajo dentro de un equipo que esté bien cohesionado tiene grandes beneficios tanto para las personas como para la empresa. Cabe destacar que para que un equipo las disfrute deberá contar con una buena organización. 

Dentro de los beneficios que pueden obtener las personas del trabajo en equipo nos encontramos con la afiliación, ya que las personas se sienten parte de la empresa. Otro beneficio importante es que se suele trabajar con menos tensión y estrés, además de que se disminuyen las frustraciones porque el trabajo se comparte entre los miembros.

Por otra parte, se fomenta el aprendizaje colectivo y la creatividad, debido a que se comparten los conocimientos y la información, como también se disponen de más puntos de vista en los procesos de toma de decisiones, además de que se comparten los incentivos económicos y los reconocimientos profesionales. 

Finalmente, se logra una mayor integración entre las personas, promoviendo el desarrollo de las relaciones interpersonales, la amistad, la equidad y la colaboración.

Mayor productividad

En cuanto a los beneficios para las empresas y organizaciones, una de las principales ventajas es la mayor productividad, como resultado de tomarse las decisiones por consenso, ya que genera que tanto la cantidad como la calidad del trabajo aumenten. Además, suele haber un mayor grado de aceptación en los acuerdos. Esto se debe a que las decisiones que se toman con la participación de todo el equipo tienen una mayor aceptación que las decisiones tomadas por un solo individuo, fortaleciendo el espíritu colectivista y el compromiso con la organización.

Por otra parte, crece el flujo de conocimiento e información entre los trabajadores, conduciendo a mejores determinaciones e ideas. Además, al ser más diversos los puntos de vista, surgen nuevas formas de abordar los distintos problemas que van surgiendo en la organización.

Finalmente, aumenta el entendimiento de las perspectivas de los demás trabajadores, además de que se acentúa el empoderamiento y el compromiso del personal de la empresa.

Ventajas de trabajar en equipo

Como podemos notar, trabajar en equipo ha demostrado ser una habilidad especial que cada día es más relevante en el desarrollo de las distintas empresas, aportando numerosos beneficios tanto a la organización como al trabajador en cuestión.

Trabajar en equipo mantiene a las personas motivadas debido a que permite tener un propósito común para todos los integrantes, por lo que hay que trabajar bajo una misma dirección, implicando un mayor compromiso y comunicación durante el proceso. Esto permite que, si en algún momento un integrante del equipo pierde la perspectiva, rápidamente encuentre el equilibrio debido a la motivación y entusiasmo para continuar trabajando en el proyecto.

Por otra parte, aumenta y se estimula la creatividad, ya que cuando las personas trabajan en equipo, emplean distintas herramientas que cuando trabajan de forma individual. Por ejemplo, un beneficio muy común es la fomentación en la creación o aparición de ideas mucho más creativas y originales, permitiendo dar con soluciones más acertadas gracias a la puesta en común.

Finalmente, está demostrado que trabajar en equipo disminuye considerablemente los niveles de estrés. Esto se debe a que no trabajar en equipo puede generar una mayor carga de estrés y trabajo. En algunas ocasiones, puede suceder que nos estanquemos en una tarea, dificultando nuestro avance en el proyecto y, por ende, el nivel de estrés por no poder solucionar el problema se intensifica. Al trabajar en equipo, es mucho más fácil identificar el problema, resolverlo y continuar trabajando, lo que resultará más beneficioso para todas las partes.

Desventajas de trabajar en equipo

Sin embargo, existe una gran cantidad de desventajas del trabajo en equipo, ya que cuando se trabaja con otras personas pueden suceder algunos inconvenientes y desajustes que es importante recalcar.

Una de estas desventajas es la pérdida de agilidad en la toma de decisiones. Al trabajar en equipo debemos escuchar y tener en consideración todas las opiniones de sus integrantes, algo que puede ralentizar el proceso. Cuando se trabaja en equipo es importante que todas las ideas sean estudiadas y analizadas, permitiendo manejar la tolerancia y el respeto en el equipo.

Por otra parte, pueden existir problemas de comunicación, ya que, en ocasiones, cuando se trabaja en equipo, pueden ocurrir malentendidos que se traducen en falta de organización o discusiones. Para evitar que esto suceda, es importante conocer en detalle las fortalezas y debilidades de los miembros del equipo para establecer roles que velen por el correcto funcionamiento de este.

Otro de los problemas es el de las reuniones improductivas, en las que no siempre es necesario implicar a todo el equipo porque, por lo general, cada miembro tiene que poseer un rol y responsabilidades específicas, por lo que antes de convocar a todo el equipo es conveniente realizar el ejercicio de identificar a quienes les afecta la convocatoria y si es necesaria una reunión como tal.

Finalmente, puede que en algunos casos exista una falta de implicación. Esto puede ocurrir, ya que el reparto de tareas debe ser equitativo y tiene que hacerse un seguimiento para asegurar que todos los miembros están cumpliendo con sus tareas y tiempos de trabajo. En algunas ocasiones, puede suceder que algún integrante del equipo no esté trabajando a la par de sus compañeros o se atribuya resultados que no le pertenecen, creando un mal ambiente de trabajo y enojo entre sus pares.

¿Cuál es la importancia de trabajar en equipo?

Los constantes y competitivos cambios en el mercado llevan a las empresas a situaciones a veces extremas, donde la necesidad de hacer más con menos y contar con equipos formados por menos empleados, más cualificados y con mayores niveles de responsabilidad es un verdadero reto.

Es por eso que contar con los mejores recursos humanos y orientarlos hacia el logro de los objetivos globales son desafíos fundamentales que serán determinantes en el éxito de una organización.

Se debe considerar el trabajo en equipo como una filosofía de funcionamiento organizacional, es decir, como una respuesta en primera medida al reto de ser productivos. Se debe fomentar el espíritu colaborativo, la identificación de las personas con los objetivos de la empresa y lograr la unión de intereses, esfuerzos, la colaboración y la utilización de las habilidades, talentos, formación y experiencias de los integrantes del equipo con el compromiso de cada uno, siendo honesto, respetuoso y sabiendo escuchar al otro, sentando las bases indispensables para trabajar como base del éxito o fracaso de la empresa.

Para el desarrollo eficaz de estos retos o desafíos es fundamental tener en cuenta el clima laboral imperante en la organización, que no es más que el medio en el que se desarrolla nuestro trabajo cotidiano. La calidad de este suele influir de forma directa en la satisfacción de los empleados y, por lo tanto, repercute directamente en su productividad, ya que suele ser determinante en el grado de motivación, responsabilidad y compromiso.

¿Cómo podemos reforzar el trabajo en equipo?

Para que las personas de una organización trabajen en equipo, adquiriendo las habilidades necesarias que les ayuden a superar sus dificultades y organizar y mantener en marcha iniciativas tanto propias como colectivas, es necesario saber manejar y conseguir recursos y aplicar las medidas necesarias para generar un buen clima social, entre otras alternativas.

Para esto, la empresa debe ser parte del crecimiento personal de sus empleados, acompañando los logros individuales y del equipo con actividades que generen interés y demostración por cada uno de los integrantes de la organización. Para esto se debe poner especial atención en animar, aceptar y mostrar acuerdo con las ideas presentadas por estos.

Además, deben presentar estándares de realización a alcanzar por el equipo o que se usarán en la evaluación del proceso. También se debe ir junto al equipo y mostrar acuerdo en la realización de las ideas de cualquiera de sus miembros que seas efectivas y viables.

Por otra parte, es de vital importancia armonizar y encauzar los desacuerdos de los equipos, buscando congeniar las diferencias que pudiesen surgir. Asimismo, es de suma importancia apoyar la participación de todos los miembros y no solo de los más “destacados”.

Una empresa que se compromete en las ventajas que otorga el trabajo en equipo suele buscar el éxito de sus integrantes como parte de una estrategia central en la formación de equipos de trabajo, basándose en la confianza de estos y alentando a sus miembros a expresar sus pensamientos, opiniones, sentimientos, puntos de visa, acuerdos y desacuerdos, como también plantear sus dudas, creando un fuerte sentido de pertenencia hacia la empresa y fomentando la creación de una “comunidad”.

De esta forma, estaremos preparando el camino para poder alcanzar el rendimiento efectivo gracias al trabajo en equipo, generando un clima laboral amigable, siendo eficaces y eficientes, motivando el crecimiento personal y profesional de las competencias básicas necesarias para la obtención de buenos resultados.

Como conclusión, podemos notar que el trabajo en equipo es vital para el éxito de los objetivos de una organización, y para poder alcanzarlo es fundamental que se genere un buen clima laboral en el que los empleados puedan desarrollarse a nivel individual y colectivo de forma óptima.

Además, si bien existen algunos inconvenientes de trabajar en equipo como las reuniones innecesarias, los problemas de comunicación o una posible falta de implicación, estos se pueden sortear con relativa facilidad, en especial teniendo en cuenta que los beneficios son ampliamente superiores con respecto a dichas desventajas.

Por Gonzalo Castillo.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 5