Guía

Multicloud: cómo implementar una estrategia eficiente

El Multicloud es una opción necesaria para superar las complejidades de la gestión y dar el salto en eficacia de los servicios de IT.

Actualizado el 11 Abr 2024

multicloud.jpg

El multicloud y la nube híbrida adquieren cada vez mayor importancia en las empresa. La transformación digital en curso requiere el apoyo de arquitecturas de TI flexibles, escalables y seguras. Soluciones que puedan respaldar eficazmente los enfoques empresariales más innovadores y, al mismo tiempo, garantizar el equilibrio adecuado entre rendimiento y costos.

El objetivo de los CIO es diseñar entornos de infraestructuras y aplicaciones que puedan adaptarse a las nuevas y cambiantes necesidades. Para el usuario, esto significa acceder a un conjunto compartido de recursos y aplicaciones -informática, redes, almacenamiento- que puede utilizar de forma totalmente transparente y sin fisuras, sin tener que preocuparse por los métodos de entrega subyacentes.

Índice de temas

Qué es Multicloud

En una arquitectura multicloud, la empresa utiliza dos o más proveedores de servicios en la nube para mejorar el rendimiento del centro de datos y lograr una gestión de TI más eficiente. El Multicloud dista mucho de la simple coexistencia de diferentes ofertas de nube.

El aspecto clave de este modelo es la capacidad de conectar servicios de diferentes proveedores, gestionándolos de forma centralizada y aprovechando sus características distintivas para utilizarlos de forma sinérgica al tiempo que se garantiza la máxima agilidad, flexibilidad y continuidad del negocio.

Definición de multicloud

Según Google Cloud, al hablar de multicloud se hace referencia “al uso de servicios de más de un proveedor de servicios en la nube pública al mismo tiempo. Un entorno de múltiples nubes permite que tus entornos de nube sean privados, públicos o una combinación de ambos. El objetivo principal de una estrategia de múltiples nubes es brindarte flexibilidad a fin de trabajar con el mejor entorno de procesamiento para cada carga de trabajo”.

Datos del mercado Multicloud en Latinoamérica

Un estudio publicado por Gartner en 2023 estimaba que, para finales del año pasado la inversión en la nube pública crecería en todo el mundo un 20% más que en 2022, lo que la llevaría a superar los USD 591.000 millones.

En una misma línea, la consultora prevé que el gasto mundial en servicios de nube pública para este año aumentará otro 20.4% en 2024.

Por su parte, Latinoamérica no es ajena a este crecimiento:

Según un estudio realizado por 451 Research y S&P Global Market Intelligence, encargado por Oracle Cloud Infrastructure, en 2023 el 98% de las empresas en América Latina que utilizaron la nube pública adoptaron una estrategia multinube

Algunos datos interesantes de ese informe:

  • Casi todos los viajes a la nube son multinube: El 61,3% de las empresas utilizan o planean usar al menos dos o tres proveedores de infraestructura en la nube, y el 34,7% utiliza cuatro o más.
  • Impulsores de las estrategias multinube: Los dos principales impulsores son la optimización de costos (41,5%) y la agilidad o innovación empresarial (35,4%).
  • Ubicación de los datos (32,7%) y resiliencia o rendimiento (28,6%) también influyen en la adopción de estrategias multinube.
multicloud
Un estudio publicado por Gartner estima que, para finales del 2023, la inversión en la nube pública crecerá en todo el mundo un 20% más que en 2022, lo que la llevará a superar los USD 591.000 millones.

Diferencia entre Multicloud y Nube Híbrida

Los términos nube híbrida (Hybrid Cloud) y multicloud se utilizan a veces como sinónimos, pero en realidad denotan dos arquitecturas diferentes.

Multicloud se refiere al uso de múltiples servicios en la nube del mismo tipo, todos públicos o todos privados, prestados por diferentes proveedores.

Nube híbrida, por su parte, se refiere al despliegue de diferentes tipos de nubes públicas y privadas, junto con tecnologías locales mutuamente integradas, orquestadas dentro de una infraestructura común.

multicloud
Multicloud se refiere al uso de múltiples servicios en la nube del mismo tipo, todos públicos o todos privados, prestados por diferentes proveedores.

Normalmente, la empresa que opta por configuraciones de nube híbrida pretende garantizar la máxima flexibilidad de los servicios de TI mediante el equilibrio adecuado (incluso económico) de los entornos privados y públicos.

Junto a estas necesidades suele estar también la de garantizar la máxima resiliencia de los sistemas informáticos y la continuidad del negocio de las aplicaciones más críticas.

Las arquitecturas multicloud, por su parte, sirven para satisfacer más eficazmente las necesidades de infraestructura (IaaS, Infrastructure as a Service) y de desarrollo de aplicaciones (Platform as a Service, PaaS).

En el primer caso, se trata de aprovechar los activos del proveedor para garantizar el acceso a los recursos de red, la potencia de cálculo y el almacenamiento, y acercarlos a los usuarios finales.

Esto hace posible reducir la latencia de las aplicaciones críticas al tiempo que se garantiza el cumplimiento de la normativa, con especial atención a la soberanía de los datos, o localización de los mismos.

En el segundo caso, en cambio, el objetivo es reducir los ciclos de desarrollo para acelerar la comercialización.

Ventajas del Multicloud y la nube híbrida en la empresa

La evolución actual ya no relega la nube a una parte limitada de las aplicaciones empresariales, como ERP o CRM, sino que amplía su despliegue al núcleo del negocio y a las aplicaciones más críticas.

Dando por sentada la tendencia de despliegue de arquitecturas mixtas e híbridas, se está produciendo un cambio en la empresa desde enfoques de nube única hacia arquitecturas multicloud para soportar de forma más efectiva los nuevos caminos omnichannel, smart y Data Driven.

Pero, ¿cuáles son los principales beneficios de estos enfoques?

Continuidad operativa

En las arquitecturas multicloud, las aplicaciones y los datos se replican en diferentes nubes y entornos, que pueden estar siempre activos (para gestionar mejor las cargas de trabajo) o ser una la copia de seguridad de la otra. De este modo, se puede garantizar la continuidad del negocio.

Escalabilidad demandada

Las arquitecturas multicloud garantizan la escalabilidad dinámica de los recursos informáticos, de almacenamiento y de red. Estos recursos pueden dimensionarse adecuadamente en función de las necesidades reales y el crecimiento del negocio.

Information Technology, IT
La evolución actual ya no relega la nube a una parte limitada de las aplicaciones empresariales, como ERP o CRM, sino que amplía su despliegue al núcleo del negocio y a las aplicaciones más críticas.

Reducción de la dependencia de un único proveedor de servicios de TI

La posibilidad de liberarse de la dependencia exclusiva de un único proveedor de servicios de TI es la razón más citada con frecuencia por los CIO de las empresas que optan por la vía multicloud.

Costos de TI optimizados gracias al multicloud

La capacidad de elegir el servicio más adecuado para dar soporte a una necesidad empresarial específica garantiza una gestión de TI “rentable” dentro del mejor equilibrio entre rendimiento y costos.

Acceso a las mejores tecnologías en la nube

La posibilidad de utilizar sin problemas los servicios de cualquiera de los dos proveedores ofrece la seguridad de tener siempre acceso a las “mejores” tecnologías. Soluciones que, de otro modo, tendrían que desarrollarse internamente a costes significativamente más elevados.

Mayor eficiencia de los servicios de TI a través del multicloud

Los entornos híbridos y multicloud ofrecen la garantía de una calidad optimizada de los servicios de TI para diferentes categorías de usuarios, líneas de negocio y geografías.

Cumplimiento normativo

La creación de entornos distribuidos geográficamente permite mejorar el rendimiento de las aplicaciones y la protección de datos en regiones específicas. De este modo, se pueden satisfacer las restricciones de cumplimiento normativo que afectan a la localización de datos (GDPR).

Gestión y automatización de los entornos multicloud

Al hablar de la gestión y automatización de los entornos multicloud, se hace referencia al conjunto de prácticas y herramientas diseñadas para operar de manera eficiente, múltiples nubes computacionales, sean estas públicas, privadas o una combinación de ambas.

Esto permite a las organizaciones aprovechar los beneficios específicos de cada proveedor de servicios en la nube, al optimizar costos, rendimiento, seguridad y cumplimiento, entre otros aspectos. A continuación, se detallan algunos componentes clave al respecto:

Automatización Multicloud

Automatización de despliegues

Herramientas como Terraform o Ansible permiten a los equipos de TI automatizar la creación y configuración de recursos en diferentes entornos de nube.

Orquestación de contenedores

Plataformas como Kubernetes ofrecen capacidades para gestionar aplicaciones en contenedores a través de múltiples entornos de nube.

Automatización de operaciones

La automatización de tareas operativas (como el escalado, la gestión de incidentes y la recuperación ante desastres) asegura una gestión eficiente y reduce la posibilidad de errores humanos.

Gestión Multicloud

Visibilidad y monitoreo

Herramientas de monitoreo multicloud brindan visibilidad en tiempo real sobre el rendimiento, la utilización de recursos y la seguridad en todos los entornos de nube.

Gobernanza y cumplimiento

Establecer políticas de uso, seguridad y cumplimiento normativo es crucial para gestionar eficazmente los recursos en múltiples nubes.

Optimización de costos

La gestión financiera de nubes múltiples implica la asignación de costos, la identificación de ineficiencias y la optimización del gasto en recursos de nube.

Herramientas y plataformas

Existen diversas herramientas y plataformas que facilitan la gestión y automatización multicloud, como CloudHealth, Cisco CloudCenter, IBM Multicloud Manager, entre otras, que proporcionan funcionalidades para la orquestación, la gestión de costos y la seguridad en múltiples entornos de nube.

Multicloud, las 10 mejores prácticas de gestión

Multicloud no es la solución a todos los problemas de los equipos de TI, y no es posible definir a priori un enfoque universal que se aplique a todas las organizaciones.

Cada empresa debe crear su propia hoja de ruta en función de sus necesidades específicas.

No obstante, existen diez buenas prácticas que pueden ayudar al CIO a allanar el camino hacia arquitecturas más seguras, ágiles y dinámicas.

nuble, cloud, multicloud
Cualquier estrategia multicloud que sea sostenible en el tiempo debe considerar tantos modelos de despliegue de TI como sea posible.

Asignación de cargas de trabajo a los servicios de Coud

El mapeo de cargas de trabajo es quizá el paso más crítico en la construcción de una sólida estrategia multicloud.

Es el que permite asignar componentes y recursos en función de las distintas necesidades empresariales, al tiempo que se definen unos SLA eficaces. Niveles de disponibilidad de los servicios de TI, latencia, escalabilidad rápida, potencia de procesamiento, etc.

Incorporar conceptos de nube híbrida

Cualquier estrategia multicloud que sea sostenible en el tiempo debe considerar tantos modelos de despliegue de TI como sea posible, incluidas nubes públicas y privadas, servicios de alojamiento e infraestructura hiperconvergente (HCI).

Simplificar la gestión de proveedores

La multicloud implica a un amplio espectro de proveedores tecnológicos, y su gestión desarticulada, quizá departamental, puede acabar socavando muchos de los beneficios prometidos.

Centralizar la gobernanza de TI

El equipo de TI debe dotarse de una plataforma de gestión eficaz. Una solución que centralice la gobernanza garantizando la máxima flexibilidad, la gestión optimizada de la carga de trabajo, la escalabilidad automática y la supervisión eficaz del rendimiento (como la disponibilidad o latencia de servicios y aplicaciones).

Fomento de la usabilidad

A medida que los entornos de TI tradicionales se transforman en verdaderos ecosistemas dinámicos multicloud, el CIO y su equipo tendrán que poner en marcha iniciativas eficaces de gestión del cambio.

Programas útiles para fomentar una mayor adopción de aplicaciones e infraestructuras en la nube. Esto mejorará la usabilidad de las herramientas de acceso.

Crear un marco de integración sólido

El escenario de integración de la nube con los entornos on premise ya es muy complejo. En una arquitectura multicloud, la dificultad aumenta aún más. La agregación de datos requiere con frecuencia el uso de herramientas de integración ad hoc con la infraestructura del proveedor a través de interfaces de programación personalizadas (API) especiales.

Supervisión de los niveles de servicio

Cualquier organización, a lo largo de los años, acabó creando una infraestructura de TI multivendedor y multiubicación. Si la empresa no dispone de métricas y herramientas uniformes para la supervisión centralizada e integrada de los niveles de servicio (SLA), será imposible garantizar unos servicios de TI de calidad.

Crear políticas de seguridad coherentes

En entornos multicloud, proteger el perímetro corporativo, las aplicaciones, los usuarios y los puntos finales es definitivamente complejo. Por lo tanto, el CIO debe esforzarse por centralizar y estandarizar las políticas de seguridad en toda la empresa tanto como sea posible, posiblemente trabajando con proveedores de servicios de seguridad gestionados (MSSP).

Utilizar el análisis para la mejora continua

La automatización de procesos, la autenticación robusta y el uso generalizado de plataformas de gestión en la nube generan enormes cantidades de datos a diario. Datos sobre disponibilidad, tiempo de espera, tráfico, uso de recursos, rendimiento.

El CIO, por tanto, puede obtener fácilmente perspectivas e indicaciones útiles para mejorar el rendimiento de los entornos multicloud yendo más allá de los límites de la simple supervisión de la red.

Adoptar herramientas de orquestación

Este último punto es fundamental para la mejor gobernanza del multicloud. El uso de cuadros de mando y otras herramientas de software específicamente diseñadas para orquestar diferentes servicios permite una verdadera gestión “como servicio” de las TI en la empresa al aprovechar cuatro palancas clave.

Qué desafíos representan las nubes múltiples

Los entornos multicloud, aunque ofrecen numerosos beneficios, presentan varios desafíos significativos que las organizaciones deben abordar para maximizar su eficacia y eficiencia. Describimos a continuación algunos de los principales:

Complejidad operativa

Gestión de múltiples proveedores: Lidiar con las diferencias en APIs, servicios y procesos operativos de distintos proveedores puede ser complicado.

Coherencia operativa: Mantener la coherencia en la configuración, el despliegue y la gestión de aplicaciones a través de múltiples nubes puede ser un reto.

Seguridad y cumplimiento

Gestión de la seguridad: Aplicar una política de seguridad coherente en diferentes plataformas puede ser difícil, dada la variedad en capacidades de seguridad y configuraciones.

Cumplimiento normativo: Asegurar el cumplimiento con diversas regulaciones en diferentes jurisdicciones, especialmente cuando se manejan datos sensibles, es un desafío.

Interoperabilidad y portabilidad

Integración de datos y aplicaciones: Garantizar la interoperabilidad entre servicios en diferentes nubes puede requerir esfuerzos adicionales en la integración y orquestación.

Portabilidad de aplicaciones: Mover aplicaciones entre diferentes nubes sin incurrir en dependencias o problemas de compatibilidad es un desafío técnico.

Gestión de costos

Visibilidad y control de costos: Monitorear y optimizar los gastos en múltiples plataformas puede ser complejo debido a los diferentes modelos de precios y estructuras de costos.

Optimización de recursos: Asegurar que los recursos se utilicen de manera eficiente en cada nube para evitar el desperdicio de recursos y gastos innecesarios.

Rendimiento y latencia

Consistencia del rendimiento: Mantener un rendimiento óptimo a través de múltiples nubes puede ser un reto, especialmente cuando se manejan aplicaciones y datos críticos.

Latencia: La latencia en la red puede variar significativamente entre diferentes nubes, afectando la experiencia del usuario y el rendimiento de las aplicaciones.

Gestión de talentos

Habilidades y capacitación: El personal debe estar capacitado en diferentes plataformas y herramientas, lo cual puede ser un desafío dada la amplitud y profundidad de las tecnologías involucradas.

Automatización y orquestación

Gestión de la automatización: Implementar la automatización de manera coherente en múltiples nubes requiere herramientas y estrategias que pueden ser complejas de desarrollar y mantener.

Los entornos multicloud y los contenedores

Los entornos multicloud, combinados con tecnologías de contenedores como Kubernetes, representan una poderosa sinergia que potencia la flexibilidad, escalabilidad y eficiencia de las aplicaciones en la nube. Veamos cómo se relacionan y se benefician mutuamente en este contexto:

Contenedores en entornos multicloud

Contenedores: Los contenedores permiten empaquetar aplicaciones y sus dependencias en unidades estandarizadas para el desarrollo de software, lo que garantiza la coherencia del entorno desde el desarrollo hasta la producción, independientemente de la plataforma de nube.

Kubernetes: Kubernetes es un sistema de orquestación de contenedores de código abierto que automatiza la implementación, el escalado y la gestión de aplicaciones en contenedores. Su diseño es ideal para entornos multicloud, ya que proporciona una capa de abstracción que facilita la portabilidad de las aplicaciones entre diferentes nubes.

Beneficios de usar Kubernetes en Multicloud

Portabilidad

Kubernetes estandariza la implementación de aplicaciones en contenedores. Esto permite moverlas fácilmente entre diferentes entornos de nube sin necesidad de reconfiguración.

Escalabilidad

Kubernetes facilita el escalado automático de aplicaciones en función de la demanda, siendo esto vital en entornos multicloud para optimizar recursos y costos.

Automatización

La automatización de despliegues, actualizaciones y gestión de la infraestructura que ofrece Kubernetes es crucial para manejar la complejidad de operar en múltiples nubes.

Consistencia

Al utilizar contenedores, las organizaciones aseguran la consistencia en el entorno de ejecución de las aplicaciones, algo que resulta esencial para el éxito en un enfoque multicloud.

Gestión de configuraciones y secretos

Kubernetes ofrece soluciones para la gestión centralizada de configuraciones y secretos. Esto simplifica la administración de aplicaciones distribuidas en múltiples nubes.

Desafíos

Complejidad

Kubernetes puede ser complejo de configurar y administrar, especialmente en un entorno multicloud donde los aspectos de red y almacenamiento pueden variar considerablemente entre proveedores.

Seguridad

La gestión de la seguridad en un entorno multicloud con contenedores requiere un enfoque integral, abordando tanto la seguridad del contenedor como la de las conexiones entre nubes.

Gobernanza y cumplimiento

La implementación de políticas de gobernanza y cumplimiento es más desafiante en un entorno multicloud, especialmente cuando se gestionan múltiples clusters de Kubernetes.

¿Cuándo es útil usar un entorno multicloud?

La utilización de un entorno multicloud puede ser especialmente útil para una empresa en diversas situaciones que exigen flexibilidad, eficiencia y seguridad en la gestión de recursos en la nube.

Cuando una empresa busca evitar la dependencia de un único proveedor de nube, la estrategia multicloud se vuelve atractiva, al permitir a la organización achicar riesgos y aumentar su capacidad de negociación y flexibilidad.

Esta diversificación también es crucial para la resiliencia y la continuidad del negocio, ya que reduce el impacto potencial de las interrupciones del servicio de un solo proveedor.

La multicloud es igualmente beneficiosa para optimizar costos, como hemos mencionado, ya que las empresas pueden seleccionar servicios específicos de diferentes proveedores que ofrezcan las soluciones más costo-efectivas o avanzadas para necesidades particulares. 

Además, con la globalización, las empresas muchas veces enfrentan requisitos regulatorios que dictan dónde y cómo deben almacenarse y procesarse los datos, y la multicloud permite cumplir con estas regulaciones al elegir proveedores en ubicaciones geográficas específicas.

Para las organizaciones que buscan innovación y acceso a capacidades especializadas, la multicloud ofrece la oportunidad de aprovechar lo mejor de cada proveedor, seleccionando servicios pioneros o altamente especializados que pueden no estar disponibles en una sola nube.

La escalabilidad y la gestión del rendimiento son otras consideraciones clave; una empresa puede mejorar el rendimiento de sus aplicaciones y servicios distribuyéndolos de manera estratégica a través de múltiples nubes, optimizando así la experiencia del usuario final.

Finalmente, la estrategia multicloud proporciona una mayor flexibilidad para cambiar de proveedores o adaptar la infraestructura de TI a medida que evolucionan las necesidades y objetivos empresariales.

Esto asegura que la empresa mantenga un enfoque de TI ágil, capaz de adaptarse a los cambios del mercado y a las innovaciones tecnológicas, manteniendo al mismo tiempo una robusta estrategia de mitigación de riesgos.

Comparación entre el costo y valor de múltiples nubes

La adopción de un entorno multicloud representa una estrategia de inversión significativa que va más allá de los costos monetarios iniciales. Implica hacer un análisis profundo del valor a largo plazo que ofrece la diversificación de servicios en la nube.

A nivel de costos, las empresas se enfrentan a una mayor complejidad operativa, que incluye la gestión de múltiples interfaces de usuario, estructuras de precios y características técnicas únicas para cada proveedor de nube. Esta complejidad puede traducirse en mayores gastos operativos.

Además, la necesidad de herramientas especializadas para la orquestación y gestión de entornos multicloud introduce gastos adicionales, al igual que la posible contratación de personal especializado para manejar estas plataformas diversificadas.

Sin embargo, estos deben ponderarse con el valor sustancial que una estrategia multicloud puede aportar a una organización.

Este valor se manifiesta en una resiliencia empresarial mejorada, donde la dependencia de un solo proveedor se reduce significativamente. Así, disminuyen los riesgos asociados con posibles interrupciones de servicio o cambios en las políticas de precios.

La flexibilidad y escalabilidad que proporciona la multicloud permiten a las empresas adaptarse rápidamente a las fluctuaciones del mercado, optimizando recursos y costos a largo plazo.

El acceso a una gama más amplia de servicios innovadores y capacidades especializadas de diferentes proveedores fomenta la innovación y proporciona ventajas competitivas clave.

Además, la capacidad de cumplir con regulaciones específicas sobre la soberanía y protección de datos al elegir dónde se almacenan y procesan los datos, es un valor adicional crucial para las organizaciones sujetas a estrictos requisitos regulatorios.

En definitiva, la decisión de invertir en un entorno multicloud se debe basar en una evaluación cuidadosa de cómo los beneficios estratégicos a largo plazo, como la agilidad, la innovación y la resiliencia, se alinean con los objetivos y capacidades organizativas, garantizando que el valor derivado justifique la inversión inicial y los costos operativos continuos.

Casos de uso y ejemplos de múltiples nubes

Los casos de uso de entornos multicloud abarcan una amplia gama de aplicaciones en diversos sectores y reflejan la creciente necesidad de flexibilidad, escalabilidad y resiliencia en la infraestructura de TI. A continuación, presentamos algunos ejemplos:

Servicios financieros

Gestión de riesgos y cumplimiento: Los bancos y las instituciones financieras utilizan entornos multicloud para distribuir sus cargas de trabajo de manera que cumplan con las regulaciones de soberanía de datos y minimicen los riesgos asociados con la dependencia de un único proveedor. Pueden alojar datos sensibles en una nube privada o en una nube pública que cumpla con las regulaciones locales, mientras utilizan otra nube pública para servicios analíticos y de cliente.

Sector salud

Análisis de datos y telemedicina: Las instituciones de salud pueden utilizar una nube para almacenar de forma segura registros médicos sensibles, cumpliendo con regulaciones como HIPAA, y otra nube para desplegar y escalar rápidamente aplicaciones de telemedicina, especialmente útiles en situaciones de alta demanda, como una crisis sanitaria.

Comercio electrónico

Escalabilidad y rendimiento global: Una plataforma de comercio electrónico puede utilizar múltiples nubes para mejorar la experiencia del usuario en diferentes regiones, alojando aplicaciones y datos cerca de sus usuarios para reducir la latencia, al tiempo que gestiona picos de tráfico durante eventos de ventas importantes, escalando recursos dinámicamente en diferentes nubes según la demanda.

Medios de comunicación y entretenimiento

Distribución de contenido y almacenamiento: Los proveedores de servicios de streaming pueden emplear multicloud para optimizar la entrega de contenido, al utilizar una nube para el almacenamiento y procesamiento de grandes bibliotecas de medios y otra para la entrega de contenido eficiente y rápida a una audiencia global.

Investigación y educación

Colaboración e innovación: Instituciones educativas y de investigación pueden utilizar entornos multicloud para facilitar la colaboración a gran escala, al compartir recursos computacionales y de almacenamiento entre diferentes instituciones y aprovechando servicios especializados de diferentes nubes para proyectos de investigación innovadores.

Desarrollo de software y TI

DevOps y CI/CD: Las organizaciones de TI pueden aprovechar múltiples nubes para implementar pipelines de integración y entrega continuas (CI/CD), utilizando diferentes nubes para distintas etapas o aspectos del desarrollo, como pruebas, staging y producción. De esta manera, mejoran la eficiencia y la efectividad de los procesos de desarrollo.

Sector público

Servicios Gubernamentales Digitales: Las agencias gubernamentales pueden utilizar una multicloud para ofrecer servicios digitales robustos y seguros a los ciudadanos, separando los datos y aplicaciones críticas en diferentes entornos de nube para optimizar la seguridad y la disponibilidad.

Conclusión sobre el fenómeno Multicloud

La evolución constante de la transformación digital impulsa a las empresas a buscar soluciones tecnológicas que no solo sean flexibles y escalables, sino que también garantizan la seguridad y eficiencia necesarias para mantenerse competitivos en un mercado dinámico. En este contexto, el enfoque multicloud y la adopción de arquitecturas de nube híbrida emergen como elementos estratégicos fundamentales.

La combinación de servicios de múltiples proveedores en arquitecturas multicloud permite a las organizaciones optimizar recursos, aumentar la agilidad y reducir la dependencia de un único proveedor. Por otro lado, la nube híbrida, al integrar nubes públicas, privadas y locales, ofrece un equilibrio entre control, flexibilidad y capacidad de adaptación a las necesidades cambiantes del negocio.

Artículo publicado originalmente en 27 Nov 2023

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

C
Annalisa Casali
Temas principales

Especificaciones

N
nube
T
transformación digital

Nota 1 de 5