Análisis en profundidad

Keylogger: qué es y cómo deshacerse de él

Un keylogger es una herramienta que es capaz de interceptar y almacenar cualquier entrada del teclado y, por tanto, cualquier tecla pulsada por el usuario: esto es todo lo que necesitas saber.

26 Oct 2022

Redacción InnovaciónDigital360

Keylogger

Imagina que escribes los más sentidos mensajes de amor con el teclado de tu PC o smartphone y que alguien, escondido al otro lado de la pantalla, puede leer todo lo que escribes. De esto es capaz un keylogger: herramientas capaces de interceptar y memorizar cualquier entrada del teclado y, por tanto, cada tecla pulsada por el usuario.

Qué es un Keylogger

Podríamos traducir keylogger como Clave (Key) y Registrador (Logger), es decir, grabador de pulsaciones (una traducción algo aproximada). De hecho, estas herramientas (software o hardware) permiten registrar todas las teclas pulsadas en el teclado de una computadora y, por los tanto, registrar cualquier información introducida, como contraseñas, búsquedas en Internet y cualquier tecla pulsada en los teclados.

Una tecnología utilizada para el control parental, así como por las empresas para supervisar a los empleados. Pero que los ciberdelincuentes tienen la oportunidad de aprovechar para robarnos información sensible. Los datos más populares son, por supuesto, los relativos a los nombres de usuario y las contraseñas de nuestros servicios financieros.

Tipos de Keyloggers: qué son y cómo funcionan e infectan la computadora de la víctima

Existen dos tipos de keyloggers: de hardware y de software. Los primeros requieren necesariamente el acceso físico al teclado de la persona vigilada, pero también son los más eficaces porque son independientes del sistema operativo. En la práctica, consisten en un dispositivo electrónico que puede estar oculto directamente dentro del teclado, o conectado al cable de comunicación entre el teclado y la computadora. En este último caso, tienen la apariencia de un adaptador o de un cable alargador, por lo que son difíciles de detectar. Hoy en día, algunos de ellos son capaces de transmitir los datos que consiguen obtener a través de la Red, o de ser controlados a distancia.

Los keyloggers por software, por su parte, son programas informáticos desarrollados para capturar las entradas del teclado, que se instalan en la computadora o en el smartphone. Se clasifican como malware, es decir, virus informáticos, y pueden infectar nuestros dispositivos aprovechando vulnerabilidades del sistema operativo o de un navegador, o a través de correos electrónicos disfrazados de archivos (aparentemente seguros) que se nos invita a descargar, o a través de aplicaciones modificadas ad hoc. Así que solo hace falta un clic para autoinstalar un keylogger.

Cómo saber si hay un keylogger en mi dispositivo y cómo eliminarlo

Averiguar si un keylogger está instalado en su dispositivo no siempre es fácil. En cuanto a los keyloggers por hardware, la única manera de detectarlos es comprobar el teclado, incluso internamente, y los cables conectados a él. Una vez que haya encontrado el dispositivo, sólo tiene que retirarlo físicamente. Si, por el contrario, hablamos de keyloggers por software, un buen antivirus actualizado que realice escaneos periódicos, detecte el malware y lo elimine, es un buen antídoto.

Pero algunos de estos sistemas especialmente sofisticados escapan al control. Por ello, es fundamental supervisar el tráfico de red y los procesos que se ejecutan en la computadora o smartphone a través del panel de control. La ayuda en esta tarea proviene de programas como Malwarebytes Anti-Rootkit, un software de descarga gratuita para sistemas operativos Windows, o Norton Power Eraser, una herramienta de análisis y limpieza de la computadora diseñada para eliminar amenazas especialmente insidiosas.

Cuando conseguimos localizar el keylogger, la forma de deshacernos de él es desinstalarlo. Se recomienda formatear la computadora como último recurso.

Otra solución es utilizar un teclado virtual, es decir, aquellos teclados que aparecen en la pantalla del PC y que también pueden utilizarse con el ratón. De hecho, estos teclados no se ven afectados por los keyloggers, por lo que es posible introducir contraseñas y otros datos sensibles de forma más segura y con menos riesgo de ser espiado por un keylogger.

Los mejores keyloggers para Windows y Mac

Uno de los mejores keyloggers gratuitos para Windows es Revealer Keylogger Free. Puede grabar las palabras que escribes en el teclado de la computadora, utilizando cualquier programa, desde el correo electrónico hasta el bloc de notas. De este modo, también es fácil reconstruir los datos de acceso a los sitios web y a las redes sociales. Un punto decisivo a su favor es su interfaz muy fácil de usar, a lo que se añade la facilidad con la que el usuario puede ocultar la actividad del keylogger a la persona espiada: de hecho, no aparecerá ni en la lista de programas instalados ni en la barra de tareas.

En Mac, cambiamos a Hoverwatch. Tenemos la opción de una prueba gratuita de tres días. Después ofrece un servicio de suscripción que se calibra por categorías: personal, familiar o empresarial. Los precios oscilan entre 20 y 149 dólares -aproximadamente- al mes, en función de los dispositivos que queramos controlar: de uno a veinticinco. Solo tenemos que instalar una app y veremos aparecer la información que el keylogger es capaz de capturar en nuestra cuenta de Hoverwatch: todos los mensajes, incluso los no enviados, escritos por correo electrónico, Skype o Facebook; todas las contraseñas. Además, Hoverwatch realiza capturas periódicas de la pantalla del Mac y puede rastrear cualquier actividad en Internet. El software está «perfectamente oculto», aseguran en el sitio, «nadie puede detectarlo».

Los mejores keylogger para teléfonos móviles y smartphones

Dos conocidos keyloggers para dispositivos móviles son Kidlogger y Highster mobile, dos programas que se utilizan para el control parental, es decir, los padres los utilizan para supervisar las actividades digitales de sus hijos. Ambas funcionan eficazmente cuando operan en sistemas operativos Android. Y permiten, entre otras cosas, controlar todos los textos escritos en el smartphone. Mientras que para iOS, es decir, el sistema operativo de Apple para el iPhone, es más difícil encontrar keyloggers y los existentes tienen una funcionalidad muy limitada.

Por Rosita Rijtano

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
Temas principales

Especificaciones

K
keylogger
T
teclado
T
teléfonos móviles

Nota 1 de 5