Análisis en profundidad

Qué es la Realidad Virtual (RV) y cómo funciona

La Realidad Virtual ya no es exclusiva de la industria audiovisual y los libros con temáticas del futuro. En la actualidad esta tecnología evolucionó y millones de personas la usan a diario. Cuáles son los diferentes tipos que existen, cómo se accede a un entorno de RV y qué beneficios podría representar para las empresas.

22 Jun 2022

Redacción Innovación Digital 360

Realidad Virtual

Hace décadas que la realidad virtual se utiliza en películas y series para contar historias de ciencia ficción. Sin ir más lejos, Ready Player One, el film dirigido por Steven Spielberg y basado en el libro del mismo nombre, muestra las posibilidades que brinda esta tecnología. La oportunidad de vivir dentro de un mundo paralelo sin límites físicos siempre ha sido una atracción para el ser humano. 

Sin embargo, la realidad virtual ya no es exclusiva de la industria audiovisual y los libros con temáticas del futuro. En la actualidad esta tecnología evolucionó y millones de personas la usan a diario. Es cierto que la industria de los videojuegos fue la gran impulsora pero también los profesionales de la educación y la salud le encontraron utilidades para sus actividades diarias. 

Si bien aún falta para que la realidad virtual alcance su punto máximo de desarrollo, existe un gran campo de aplicaciones y conocimientos que aprovechan los beneficios de esta tecnología. Por esa razón, tener una guía explicativa sobre ella resulta interesante y ventajoso. 

Qué es la realidad virtual 

La Realidad Virtual, o RV como se la denomina por sus iniciales, consiste en un entorno de escenas y objetos que parecen reales pero no lo son. Gracias a distintas herramientas y programas informáticos, las personas tienen la sensación de estar inmersa en ese mundo e incluso perciben lo que ocurre de la misma forma que en “un espacio tradicional”. 

Actualmente, el dispositivo más importante para lograr esto es el casco o las gafas de realidad virtual. Los mismos fueron desarrollados principalmente por la industria de los videojuegos para que los usuarios puedan ser los personajes de los mismos. Es decir, no solo comandar a un semidiós que batalla contra Zeus o un futbolista que gana la Copa del Mundo sino ser ellos “en carne propia”. 

Hace ya varios años que esta posibilidad dejó de ser exclusiva de la ciencia ficción. Pero, aunque parezca extraño, estos avances no son recientes. De hecho, los primeros intentos de generar una Realidad Virtual se remontan a la década de 1950. En esos años se desarrolló una máquina llamada Sensorama. La misma consistía en un asiento donde la persona veía una película en 3D. Mientras eso ocurría, olores, vibraciones y movimientos ocurrían en simultáneo para provocar una experiencia sensorial más completa.

Los avances tecnológicos ocurridos durante la última mitad de siglo más los softwares que surgieron generaron una evolución de la Realidad Virtual. A tal punto que los usos se multiplicaron a gran velocidad. Incluso muchas universidades de medicina la utilizan para entrenar a futuros cirujanos y se espera que sea la base del metaverso, otra tecnología que gana terreno estos días. 

Cuáles son los tipos de Realidad Virtual 

Según un informe de mercado publicado en Statista, la industria de la Realidad Virtual generó más de 30 mil millones de dólares durante el 2021. Además, se espera que para el 2024 esa cifra aumente hasta los 297 mil millones de dólares a nivel global. Es importante destacar que estos números contemplan al mercado global de esta tecnología. Lo que quiere decir que dentro del mismo existen distintos tipos de Realidad Virtual que comparten características pero también tienen marcadas diferencias. 

Realidad virtual no inmersiva

Este tipo de realidad virtual es quizás uno de los más sencillos. El mismo consiste en un simulador que se ejecuta a través de la pantalla de un ordenador. Por lo tanto, no requiere de gafas o cascos 3D y la experiencia sensorial ocurre gracias a dispositivos que generan sonidos envolventes y estímulos percibidos por los distintos sentidos. 

Dentro de este grupo podría incluirse el Sensorama, esa máquina creada en la década del 1950 y que fue el puntapié para el desarrollo de la Realidad Virtual. Actualmente, muchos cines implementan esta modalidad con ciertas butacas de la sala que cuentan con artefactos que emiten olores, vibraciones y otros movimientos. El objetivo es vivir la experiencia junto al personaje de la película pero el grado de percepción es inferior al de otros tipos de Realidad Virtual. 

Realidad Virtual Inmersiva 

A diferencia de la anterior, en este tipo de Realidad Virtual sí se utilizan las gafas o cascos RV con visores 3D. Además de tener acceso a esta tecnología, también es necesaria la potencia de un ordenador. Esto es así porque la detección de sentidos y movimientos para ser plasmados mediante simulación en un mundo completamente virtual requiere de una gran cantidad de energía que soporte a los programas informáticos que hacen esto posible.

La industria de los videojuegos fue una de las primeras en utilizar este tipo de Realidad Virtual. Su desarrollo llevó varios años porque al principio no se lograba que la experiencia fuera realmente inmersiva. La tecnología disponible no era suficiente para que la persona percibiera como real lo que ocurría en el juego y rápidamente perdía el interés. Sin embargo, eso cambió y en la actualidad los fanáticos gamers disfrutan de un amplio abanico de títulos que incluyen esta posibilidad. 

De todas formas, no es la única industria que aprovecha estos avances. Como se mencionó, varias universidades, entre ellas la Universidad de California, en el mundo entrenan a los futuros cirujanos con esta tecnología. Actualmente, se realizan simulaciones de operaciones de corazón para que los alumnos puedan practicar inmersos en una situación real. 

Otro campo que explota la RV es la educación. Un proyecto reciente y muy innovador se llama Symbiotica y permite a los alumnos “ser un árbol o una planta” en la tierra. De esta forma, se aprende sobre procesos biológicos a través de percepciones directas pero sin salir del aula o del edificio donde se dictan las clases. 

Realidad Virtual Mixta

Esta modalidad de RV se define desde su nombre ya que es una combinación de los dos tipos descritos anteriormente. En este caso, se implementan simulaciones holográficas, conformadas por simulaciones inmersivas y no inmersivas, con el objetivo de generar distintos escenarios.

Además, para lograr que la experiencia sea más real, se utilizan entradas de telerrealidad. Este último concepto incluye sensores que son controlados por otros usuarios a la distancia. Pueden ser desde robots, drones u otras máquinas que se manipulan de forma remota y que ayudan a generar un entorno más completo para la persona que se encuentra en la simulación.

Cómo se logra la Realidad Virtual

El objetivo de la Realidad Virtual es que la persona interaccione con individuos de la misma forma que lo haría en el mundo real. Para conseguirlo, se realiza una simulación computarizada con el objetivo de lograr la inmersión perceptiva del usuario. Además, se incluye una serie de dispositivos que ayudan con la experiencia: desde gafas o cascos de RV hasta sistemas de sonido envolvente y plataformas para caminar o realizar distintas acciones físicas. 

Durante los últimos años se desarrollaron tecnologías para que la experiencia inmersiva de los usuarios sea mejor. El objetivo de los profesionales que trabajan con estos avances tecnológicos es transportar todas las actividades que se llevan a cabo en el mundo real a la Realidad Virtual. Y la clave para cumplirlo recae en las gafas o cascos. 

Si bien los sistemas informáticos, el sonido y las plataformas para desplazarse son importantes, para que la experiencia con Realidad Virtual sea buena es indispensable contar con lentes, gafas o cascos de buena calidad. Esto se debe a que son estas pantallas las que bloquean a la persona del mundo exterior y consiguen la inmersión a la RV. 

Las gafas o cascos cuentan con una pantalla que muestra imágenes 3D y en 360°. A partir de esto se crea la simulación, ya que las personas se encuentran ante un nuevo escenario que no solo pueden sentir sino también interactuar. 

Hasta el momento, los videojuegos son los que más utilizan esta tecnología. Al ponerse las gafas, algunas de las cuales bloquean toda la visión del individuo del mundo real, se ingresa a la historia para vivir la experiencia inmersiva. Además, se puede controlar las funciones a través de dispositivos asociados o escuchar sonidos específicos gracias a pequeños parlantes que se encuentran en las gafas o cascos. 

Las compañías que desarrollan estos artefactos se encuentran en una “batalla” constante para que los consumidores los compren. Por ese motivo, trabajan en avances que permitan mejorar cada vez más la inmersión en la realidad virtual. De hecho, Randi Zuckerberg, hermana del creador de Facebook y parte del equipo que lidera la creación del metaverso de la empresa, dio una pista sobre los próximos avances. “Recientemente me mostraron un dispositivo que permite sentir a otra persona que se encuentra en cualquier lugar del mundo”, aseguró en una charla reciente. 

Cuáles son las anteojos de Realidad Virtual más populares

Son varias las empresas que fabrican anteojos o cascos de realidad virtual. Por lo general, son dispositivos caros por lo que es necesario realizar un análisis antes de adquirir uno. Calidad de la pantalla, sistema de sonido integrado, tipo de los sensores que registran la actividad y precio son algunas de las cuestiones a tener en cuenta. 

Oculus Quest 2 

Las gafas Oculus Quest 2 están entre las más elegidas por los usuarios. Esto se debe al nivel de autonomía que ofrecen ya que no se necesitan controles, cables u otros equipos externos para utilizarlas. Es decir, no deben estar conectadas a una PC o a una consola para lograr la experiencia inmersiva. 

Por lo general, quienes disfrutan del gaming adquieren estas gafas por dos motivos: por un lado, cada vez más juegos son compatibles con ellas. Y por otro, su precio es relativamente accesible al comparar con otros productos similares. La versión más barata cuesta menos de US$ 400 mientras que la más cara se sitúa por debajo de los US$ 500.

HTC Vive 

Una opción un poco más cara que la anterior pero igualmente popular son las gafas HTC Vive. Estas fueron desarrolladas por HTC, una empresa de Taiwán que fabrica smartphones, y Valve, una compañía estadounidense dedicada a la creación de videojuegos. 

La principal ventaja que ofrece es la alianza formada con Steam VR para jugar con los videojuegos de la plataforma. Además, se puede hacer lo mismo con aquellos desarrollados para Oculus. Por lo tanto, su amplia compatibilidad con otros sistemas abre la puerta a un gran abanico de productos. 

En esa línea, los expertos destacan que la experiencia inmersiva que generan las HTC Vive es de gran calidad. Esto es gracias a la potencia del visor y la simplicidad de los controles para activar los comandos. A eso se agrega que su precio, si bien es más alto que el de las Oculus, continúa siendo accesible. Mientras que la versión HTC Vive ronda los US$ 800, las HTC Vive Pro se ubican en los US$ 1.300

PlayStation VR 2

Luego del lanzamiento de la PlayStation 5, Sony anunció la creación de su próxima generación de gafas virtuales. Uno de los objetivos planteados es que los juegos sean tangibles a partir de de un sistema de retroalimentación háptica. Con esto se logra que el usuario sienta a través del tacto el mundo digital en el cual se encuentra inmerso. Para lograrlo, la empresa desarrolló un comando Dual Sense que es parte central de la experiencia. 

En febrero del 2022, Sony mostró los diseños oficiales de PlayStation VR2 aunque no hizo referencia a los precios. Tampoco a la fecha en la cual se comercializará por primera vez. Sin embargo, sí se reveló que la calidad de la imagen será en 4K HDR y solo requerirá de un cable para conectarse a la consola. 

Se espera que esta opción esté disponible en el mercado en los próximos meses. Su principal ventaja con respecto a la competencia es la posibilidad de estar en una Realidad Virtual que no solo es observable sino también tangible.

Los beneficios de la Realidad Virtual para las empresas

Alrededor del mundo, son muchas las empresas que utilizan la Realidad Virtual para mejorar sus operaciones. Sin importar el rubro al que se dediquen, las compañías encuentran formas de implementar esta tecnología para ofrecer mejores servicios o productos a sus clientes. 

Mayor interacción

Uno de los beneficios principales es la oportunidad de llevar información a las personas. A través de la Realidad Virtual, las empresas pueden conseguir una mejor interacción con los potenciales compradores y convencerlos para que las elijan. Un ejemplo de esto se ve en la industria de la construcción y en la venta o alquiler de viviendas. A través de la RV, se puede simular visitas a la unidad para que las personas las conozcan aún sin estar construidas. 

Viajes digitales

Otro sector que actualmente utiliza esta tecnología es el turístico. Los viajes digitales son cada vez más comunes y con las gafas de RV la experiencia es más inmersiva en comparación a herramientas como Google Maps. Museos, edificios históricos y espacios naturales son “visitados” a diario por personas que en ningún momento salen de sus hogares. Además, existen aplicaciones que permiten recorrer hoteles a través de estos desarrollos para conocerlos mejor antes de elegirlos para el hospedaje. 

Reuniones virtuales

Otro aspecto que resulta positivo para las compañías es la oportunidad de realizar reuniones sin la necesidad de que todos los participantes estén en la misma habitación. Esto ahorra tiempo y dinero y los resultados son parecidos. Si todos los individuos utilizan la misma tecnología, percibirán a los demás y podrán comunicarse entre ellos de una forma más inmersiva a la ofrecida por plataformas como Zoom o Meet. 

Formar a sus empleados

Finalmente, otro aspecto en el cual las empresas usan la Realidad Virtual es la formación de sus futuros empleados. De esta forma, pueden analizar cómo se comportan ante distintas situaciones y corregir errores en un escenario que es virtual pero que los trabajadores perciben como real. Así, pueden equivocarse todas las veces que sea necesario hasta aprender a solucionar la problemática sin generar pérdidas reales a la compañía. 

Cuáles son los pros y contras de la Realidad Virtual

Hasta el momento, se mencionaron varias ventajas de la Realidad Virtual. Generar escenarios iguales a los reales, potenciar negocios, estudiar de una mejor manera y realizar prácticas profesionales son algunas de ellas. 

A estos aspectos también se podría sumar la posibilidad de conectar a personas de todo el mundo. No solo profesional sino también socialmente. Familias o amigos que viven a miles de kilómetros pueden reunirse, charlar y hasta comer como si estuvieran en un mismo espacio. Crear estas oportunidades es un gran beneficio para las personas que buscan comunicarse y relacionarse con otros individuos. 

Sin embargo, también hay contras en esta tecnología. Las mismas son estudiadas en varias universidades del mundo con el objetivo de entender cuáles podrían ser las consecuencias físicas y psicológicas de usar la Realidad Virtual de forma cotidiana. 

Sentimiento de inutilidad

El sentimiento de inutilidad es algo que preocupa mucho a los expertos. “Sumergirse” en una realidad virtual puede abrirle un gran abanico de oportunidades a la persona. Pero también puede hacerla sentir culpa y miedo ante el mundo real. Y esos sentimientos al usar la VR se están estudiando actualmente. 

Adicción

Por otro lado, también se detectaron casos de personas que se volvieron adictas a la Realidad Virtual. Individuos que pasaron una gran cantidad de horas utilizando estas gafas o cascos y que no podían “regresar” al mundo real. Esto puede conllevar graves problemas físicos y psicológicos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de experimentar con estos desarrollos. 

Es una tecnología cara

Por último, una contra que no tiene que ver con la salud pero sí con la adquisición es el alto costo de los dispositivos necesarios para tener una experiencia de Realidad Virtual. Comprar todos los dispositivos requiere de varios cientos de dólares. No todos pueden afrontar esas sumas y por lo tanto se quedan afuera de este nuevo mundo virtual.

Este punto es tenido en cuenta por empresas como Meta, ex Facebook. En un evento reciente que organizó la compañía, los directivos presentes aseguraron que trabajan en formatos de VR que sean accesibles desde un smartphone. De esta forma, garantizarían el acceso de casi toda la población mundial ya que la adopción de estos dispositivos es mucho mayor a la de las gafas o cascos con visores 3D.

Recomendaciones al usar la Realidad Virtual 

Como cualquier tecnología, el uso de la Realidad Virtual debe realizarse a conciencia. Su utilización durante períodos largos de tiempo puede generar daños en la persona, tanto físicos como psicológicos. Por ese motivo, expertos en esta área realizan recomendaciones para disfrutar de la RV sin exponerse a lesiones o perjuicios. 

El primer consejo de los profesionales es realizar pausas de 15 minutos cada media hora de uso. Además, el uso de las gafas no es recomendado para menores de 13 años y, en caso de que un menor las utilice, es necesario que un adulto se encuentre en el lugar para supervisar el momento. 

Por otro lado, es recomendable consultar a un médico de cabecera antes de usar gafas de realidad virtual. Esto se vuelve aún más importante en personas con edad avanzada, enfermedades del corazón, epilepsia, mujeres embarazadas, discapacidad física o psíquica, anomalías en la visión o trastornos psiquiátricos. Es importante recordar que la experiencia inmersiva puede generar alteraciones en el funcionamiento del cuerpo y llevar a la persona a un estado no deseado. 

En esta línea, también se indica no utilizar esta tecnología bajo los efectos de sustancias que puedan modificar la percepción. Tanto el alcohol como los medicamentos y drogas sociales cambian los estados cognitivos del individuo. Hacer uso de las gafas en ese estado puede ser peligroso ya que la alteración de estas estructuras mentales puede llevar a síntomas adversos.

Otro aspecto a tener en cuenta es el espacio. Por lo general, utilizar gafas de RV conlleva movimiento y la persona puede perder la noción del lugar real donde se encuentra. Para evitar daños, estar sentado es una manera de evitar daños. Y en caso de permanecer parado, antes de iniciar es importante correr cualquier objeto que pueda romperse y provocar una lesión. 

Finalmente, la última recomendación es prestar atención a las respuestas del cuerpo. Si en algún momento de la experiencia la persona se siente mal, su visión se nubla, siente fatiga o cualquier otro dolor corporal, debe frenar de forma inmediata. Es frecuente, sobre todo en personas que no suelen usar esta tecnología, sentir mareos y malestar. Ante la aparición de estos síntomas, interrumpir la experiencia y descansar es la mejor opción. En caso de que se continúen en el tiempo, asistir al médico para realizar un chequeo es recomendable. 

Por Agustín Jamele.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 5