Análisis

Tecnología háptica: Qué es, para qué sirve y beneficios

  • Home
  • Inteligencia Artificial

La tecnología háptica está marcando un antes y un después en cómo nos relacionamos con la tecnología, creando experiencias inmersivas donde cada vez es más fina la barrera que diferencia lo real de lo virtual.

Publicado el 25 Abr 2024

Tecnología háptica.

Si bien la tecnología háptica existe desde hace muchos años, por ejemplo, en la industria de los videojuegos en la que se incorporaron motores de vibración en controles, actualmente sigue desarrollándose y ha crecido considerablemente.

¿Qué es la retroalimentación háptica?

La retroalimentación háptica consiste en una tecnología que les permite a los usuarios percibir sensaciones táctiles y cinestésicas a través de dispositivos electrónicos. Esta tecnología utiliza una gran variedad de métodos para transmitir información física al usuario, lo que puede incluir vibraciones, resistencia variable, texturas simuladas y cambios de temperatura.

En otras palabras, podemos definir a la retroalimentación háptica como la capacidad de un dispositivo para comunicarse con el usuario a través del sentido del tacto. Por este motivo, se ha convertido en una herramienta crucial en una variedad de campos, desde la realidad virtual y los videojuegos, hasta la medicina y la ingeniería. 

Asimismo, a diferencia de las interfaces tradicionales que se basan principalmente en la vista y el oído, la retroalimentación háptica añade un factor extra al interactuar con la tecnología y permitir que los usuarios sientan físicamente lo que están haciendo. Esto puede mejorar significativamente la experiencia del usuario, proporcionando una retroalimentación táctil más inmersiva y realista.

Una de las formas más comunes es la vibración. Los dispositivos como celulares, controles de consolas de videojuegos, simuladores de manejos, entre otros, generan distintos patrones de vibración que pueden utilizar vibraciones para simular disparos, impactos como el choque de un auto o determinados eventos como un derrumbe.

Otro método muy popular de retroalimentación háptica es la resistencia variable. Este enfoque implica el uso de motores o actuadores que pueden aplicar fuerza o resistencia física al usuario. Un ejemplo son los simuladores de vuelo y carreras que pueden colocar resistencia variable para simular la sensación de controlar un avión o vehículo en condiciones reales. Dicha retroalimentación física puede mejorar la precisión e inmersión del usuario, proporcionando una sensación táctil más realista.

Además de la vibración y resistencia variable, también puede incluir la simulación de texturas y superficies. Por ejemplo, algunas pantallas táctiles avanzadas pueden utilizar tecnologías hápticas para simular la sensación de diferentes materiales como metal, madera o tela cuando los usuarios interactúan con ellas. Esto puede ser especialmente útil en aplicaciones de diseño y simulación, donde la sensación táctil de los materiales es importante para la experiencia del usuario.

Un aspecto a tener en cuenta de la retroalimentación háptica es su capacidad para proporcionar retroalimentación bidireccional. Esto significa que no solo este dispositivo puede comunicarse con el usuario a través del tacto, sino que también puede recibir información del usuario.

Por ejemplo, los dispositivos de entrada háptica pueden detectar la presión, velocidad y dirección del movimiento del usuario, como también ajustar la retroalimentación táctil en consecuencia, permitiendo una interacción más intuitiva y natural entre el usuario y la tecnología.

Para entender mejor cómo funciona la retroalimentación háptica, es necesario comprender algunos de los principios físicos y tecnológicos subyacentes. Por ejemplo, en el caso de la vibración, los dispositivos implementan pequeños motores o actuadores que giran rápidamente para generar vibraciones.

La frecuencia y la amplitud de estas vibraciones pueden ajustarse en función de la sensación táctil que se busca transmitir. Por otra parte, en el caso de la resistencia variable, los dispositivos pueden utilizar sistemas mecánicos o electromagnéticos para aplicar fuerzas físicas al usuario, simulando la sensación de resistencia o textura.

Esta también se beneficia de avances en áreas como la miniaturización y la electrónica de potencia, lo que ha permitido el desarrollo de dispositivos más compactos y eficientes que pueden proporcionar retroalimentación táctil de gran calidad en una variedad de aplicaciones.

A su vez, la integración de sensores hápticos avanzados ha mejorado la capacidad de los dispositivos para detectar y responder a los movimientos y presión del usuario, lo que lleva a una interacción más precisa y sensible.

Tecnología háptica.

¿Para qué sirve? Aplicaciones de la tecnología háptica en la actualidad

Las aplicaciones de la retroalimentación háptica en la actualidad son muy diversas y abarcan desde el entretenimiento y los videojuegos hasta la medicina y la rehabilitación. En el campo del entrenamiento, se utiliza ampliamente en los juegos para mejorar la inmersión y experiencia del usuario.

Por ejemplo, los controladores de los videojuegos como los controles de consolas o dispositivos de realidad virtual suelen incorporar motores de vibración y sensores hápticos para proporcionar retroalimentación táctil durante el juego. Esto suele incluir efectos como golpes, impactos, imitación de texturas, entre otros, los cuales coinciden con las acciones del juego, ayudando a los jugadores a integrarse con el mundo virtual.

Al mismo tiempo, esta tecnología también se está utilizando en aplicaciones de realidad virtual y aumentada. Los dispositivos de realidad virtual como los controladores hápticos pueden generar una experiencia más inmersiva, al permitir a los usuarios sentir y manipular objetos virtuales con sus manos, siendo sumamente útil en aplicaciones de diseño, formación y simulación, donde la interacción táctil es un elemento crucial en la experiencia del usuario.

En el mundo de la medicina, como la rehabilitación de pacientes, la retroalimentación háptica se usa para una enorme variedad de propósitos, desde la rehabilitación de lesiones hasta la formación de habilidades quirúrgicas.

Por ejemplo, estos dispositivos pueden usarse para ayudar a las personas en la rehabilitación física, proporcionando retroalimentación táctil durante ejercicios de fisioterapia, ayudando a los pacientes a mejorar su control motor y coordinación. De la misma forma, en la formación médica, los simuladores hápticos pueden permitirles a los estudiantes realizar prácticas de procedimientos quirúrgicos y manipular instrumentos virtuales con una sensación ultrarrealista.

Por otra parte, en el ámbito de la ingeniería y el diseño, este tipo de retroalimentación se usa para mejorar la interacción del usuario con herramientas y sistemas de modelado 3D. Un caso muy común se da en el diseño de productos y la ingeniería de fabricación, ya que estos dispositivos permiten a los ingenieros y diseñadores manipular objetos virtuales con una sensación táctil realista, facilitando la creación e iteración de diseños.

Asimismo, en las aplicaciones de realidad aumentada, la retroalimentación háptica puede usarse para mejorar la precisión y eficiencia de las tareas de manipulación y montaje.

Desarrollos recientes en tecnología háptica

La tecnología háptica ha avanzado considerablemente en los últimos años, ofreciendo experiencias sensoriales más inmersivas y realistas. Uno de estos casos es la utilización de trajes hápticos para realidad virtual. En este sentido, se han desarrollado trajes y guantes con sensores que permiten una experiencia de realidad virtual sumamente increíble, proporcionando retroalimentación táctil al usuario, permitiéndole sentir texturas, impactos y movimientos a las personas dentro del mundo virtual.

Otro caso se da en la piel artificial con retroalimentación háptica, creada por científicos, la cual imita una piel suave y flexible. La misma está compuesta por sensores y actuadores, ajustándose a la forma exacta del usuario y proporcionándoles retroalimentación háptica mediante presión y vibración.

En el mencionado campo de la medicina, es muy utilizada en la rehabilitación física para ayudar a personas a recuperar su movilidad y fuerza, como también en simuladores médicos. También se ha aplicado en simuladores médicos para entrenar a profesionales de la salud en procedimientos quirúrgicos como también diagnósticos.

En el mundo de los videojuegos, grandes empresas como Sony, Apple y Microsoft, entre otras, han estado trabajando en productos hápticos para mejorar la experiencia de los usuarios en videojuegos y entretenimiento para hacerlos lo más realista posible.

Asimismo, también se ha aplicado en pantallas táctiles y dispositivos móviles. Por ejemplo, algunos celulares proporcionan este tipo de retroalimentación al tocar la pantalla o presionar un botón virtual. 

PS5 | Respuesta háptica

El futuro de la interfaz háptica

En la actualidad, la tecnología háptica se encuentra en un punto de inflexión que podrá transformar nuestra relación con el mundo digital y físico. De esta forma, a medida que se avanza hacia un futuro cada vez más interconectado, las interfaces hápticas se presentan como una herramienta crucial.

De hecho, en los últimos años, las personas han sido testigos de un gran desarrollo tecnológico en este apartado, creando mecanismos que permite a las personas sentir y manipular objetos virtuales en ambientes digitales.

En pocas palabras, la realimentación de fuerza desde el mundo virtual se traduce en sensaciones físicas en el cuerpo de los usuarios, ya no solo enviando datos, sino también recibiéndolos, a través del tacto.

En cuanto al futuro de aplicación, la medicina será un pilar fundamental. Además de su implicancia actual, en un futuro cercano, será esencial para que los médicos mejoren sus habilidades como, por ejemplo, a través de simuladores quirúrgicos. En este sentido, la precisión y la retroalimentación táctil les permitirá perfeccionar sus destrezas.

Otro de los casos podría darse en los exoesqueletos robóticos, los cuales ayudan a pacientes de lesiones neuromusculares, proporcionándoles asistencia en la movilidad y recuperación de extremidades afectadas.

En el campo de la educación y formación, se pueden generar experiencias inmersivas, en la que los estudiantes podrán experimentar fenómenos a escalas nano y macro, yendo desde la anatomía hasta la astronomía, ampliando las capacidades de aprendizaje de las personas. A su vez, los estudiantes pueden practicar en entornos virtuales antes de enfrentarse a situaciones reales.

Finalmente, en el mundo del entretenimiento, los videojuegos y simuladores seguirán avanzando para permitir ver, oír y sentir, tocando y manipulando objetos virtuales como si estos fuesen reales. Sin embargo, a pesar de que este tipo de interfaces son cada vez más sofisticadas y continúan en permanente avance, la producción de una retroalimentación sensorial táctil realista sigue siendo un reto costoso y formidable. Por este motivo, su futuro podría llegar a depender de la colaboración internacional entre grupos de investigación, como también la creación de una plataforma de simulación común.

Beneficios y desafíos de la tecnología háptica

Actualmente, este tipo de tecnología presenta los siguientes beneficios:

Inmersión en entornos virtuales

La tecnología háptica ha mejorado la inmersión en los mundos virtuales, permitiendo sentir texturas, resistencias y movimientos que terminan enriqueciendo la experiencia del usuario. En campos como la realidad virtual y mixta, esta tecnología complementa las señales visuales y sonoras, creando una sensación de presencia mucho más real.

Precisión en tareas remotas

Esta tecnología permite realizar tareas a distancia con una gran precisión. Por ejemplo, en una cirugía asistida por robots, los médicos pueden sentir la fuerza que se está aplicando. Además, en entornos de telemanipulación, la retroalimentación táctil facilita la manipulación de objetos distantes

Entretenimiento más realista

Los juegos y simuladores usan esta tecnología para sumergir a los jugadores en mundos virtuales, haciendo que, a través de vibraciones, pulsaciones y movimientos, la experiencia sea única. Esto va desde sentir el retroceso de un arma hasta percibir el terreno en un juego de carreras, añadiendo un nivel de realismo único.

Tecnología háptica.

Desafíos de la tecnología háptica

En cuanto a los desafíos de esta tecnología, los principales son:

Complejidad técnica

Implementar una retroalimentación táctil realista es un desafío técnico. En esta línea, la coordinación precisa de vibraciones, fuerzas y movimientos requiere de soluciones avanzadas. Los ingenieros deben superar obstáculos en la miniaturización de dispositivos y sincronización de señales.

Costos de desarrollo y adopción

La tecnología háptica puede ser costosa de desarrollar e implementar, afectando a los fabricantes y a los consumidores. Además, será necesario invertir en investigación y desarrollo para mejorar la eficiencia y reducir los costos.

Evolución constante

La tecnología háptica seguirá evolucionando en la búsqueda de respuestas táctiles más precisas y realistas, por lo que es necesaria una colaboración entre investigadores y la creación de estándares comunes.

Innovaciones destacadas en dispositivos hápticos

La tecnología háptica ha avanzado significativamente en los últimos años, permitiéndole a las personas experimentar sensaciones táctiles dentro de un entorno virtual. Entre los proyectos más destacados, se destacan:

Glove One

La empresa española Neurodigital Technologies está desarrollando el Glove One, un guante háptico que permite a los usuarios sentir y manipular objetos virtuales con sus manos.

The Machine to be Another

Este proyecto consiste en una alianza entre la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y el Instituto Tecnológico de Massachusetts que utiliza tecnología háptica para crear experiencias inmersivas. Gracias a él, los usuarios pueden “sentir” las acciones y emociones de otras personas a través de la realidad virtual

We WALK 

Se trata de un bastón inteligente para personas con discapacidad visual, implementando sensores hápticos para detectar obstáculos y proporcionar retroalimentación táctil.

Hologramas táctiles

A pesar de que aún están en fase de desarrollo, este tipo de tecnología podrá permitirnos interactuar con hologramas y sentir su forma como también la textura.

Volantes con respuesta háptica

Actualmente, la empresa Hyundai está explorando volantes de autos que proporcionan retroalimentación táctil para mejorar la experiencia de conducción.

Xbox con panel háptico

Microsoft en la actualidad está investigando cómo integrar la tecnología háptica en sus consolas de videojuegos para lograr una mayor inmersión.

Kissinger

La innovación y tecnología también llega al mundo de las relaciones por internet. En este sentido, el dispositivo Kissinger les permite a las parejas enviar besos a través de internet utilizando sensores de presión.

Las aplicaciones de la tecnología háptica

Integración de la tecnología háptica en diversos sectores

La tecnología háptica ha experimentado un crecimiento significativo en distintos sectores, permitiendo una experiencia más inmersiva y realista:

Industria automotriz

La retroalimentación háptica se ha convertido en un avance fundamental en la seguridad y usabilidad de las interfaces de los vehículos. En los autos modernos, se usa en las pantallas táctiles, sistemas de información y entretenimiento, como también en los controles en la cabina.

Asimismo, les permite a los conductores interactuar con las funciones de la pantalla sin desviar la atención de la carretera. De esta forma, además de mejorar la seguridad, la retroalimentación háptica moderniza la apariencia interior y garantiza que los controles táctiles sean reconocibles y utilizables.

Sector industrial y manufacturero

Los dispositivos de retroalimentación háptica se integran para el control remoto de maquinaria y aplicaciones robóticas. En entornos industriales, esta tecnología aumenta el control, precisión y seguridad del operador.

Medicina

La tecnología háptica cuenta con gran potencial para terapias físicas y entrenamiento de habilidades motoras, proporcionando retroalimentación táctil en las aplicaciones médicas y de rehabilitación.

Industria del entretenimiento

En este sector mejora la inmersión y satisfacción del jugador. Por ejemplo, en la realidad virtual y la aumentada, incrementa la sensación de presencial y calidad de la experiencia.

Investigación y desarrollo

Se utilizan en simulaciones y experimentos científicos. Por ejemplo, los guantes hápticos pueden informar sobre la presencia de sustancias químicas.

Consideraciones éticas y de privacidad en la tecnología háptica

Como hemos mencionado a lo largo de la nota, la tecnología háptica es fascinante y prometedora, aunque también plantea algunas consideraciones de ética y privacidad:

Consentimiento de los usuarios y la privacidad

Al utilizar dispositivos hápticos, se debe obtener el consentimiento expreso de los usuarios. Estos, a su vez, deben comprender cómo se recopila, almacena y utiliza la información táctil.

Los datos hápticos pueden ser personales y revelar detalles sobre las preferencias, salud e incluso emociones de los usuarios, por lo que las empresas deben ser transparentes sobre cómo manejarán estos datos.

Seguridad y salud

Es importante tener presente que la retroalimentación háptica puede afectar a la salud física y mental de los usuarios. Por ejemplo, vibraciones intensas pueden causar molestias o lesiones, por lo que las empresas deben diseñar dispositivos que minimicen los riesgos y brinden una experiencia segura.

Accesibilidad y diversidad

La tecnología háptica debe ser inclusiva y accesible para todas las personas, incluyendo a las que tienen algún tipo de discapacidad. Es decir, se debe tener en cuenta los posibles diferentes perfiles del usuario y adaptar la retroalimentación táctil en consecuencia.

Adicción 

La retroalimentación háptica puede llegar a ser adictiva, por lo que los diseñadores deben ser conscientes de esto y evitar crear experiencias que generen dependencia.

Ética en la realidad virtual y la aumentada

En la creación e interacción en entornos virtuales, la línea entre lo real y lo virtual es cada vez más fina, por lo que muchos expertos consideran que no es ético simular experiencias dolorosas o violentas. Esto se debe a que este tipo de interacción puede influir en las emociones y la percepción de la realidad, por lo que se deben establecer límites claros.

Responsabilidad del diseñador

Los diseñadores de dispositivos hápticos tienen la responsabilidad de crear experiencias positivas y éticas. Por ende, deben considerar el impacto social, como también el psicológico, de a retroalimentación táctil.

Conclusiones y perspectivas futuras

En conclusión, la tecnología háptica ha ido evolucionando constantemente en los últimos años. Inicialmente, principalmente en el ámbito de los videojuegos, permitía potenciar ligeramente la experiencia del usuario. No obstante, con el paso del tiempo, se convirtió en un gran impulsor de sensaciones. Además, en otros campos como el de la medicina, sirvió para mejorar la calidad del trabajo de muchos profesionales. De cara al futuro, la tecnología háptica seguirá desarrollándose y ofreciendo nuevos casos de uso hoy inimaginables.

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Gonzalo Castillo
Redactor
Sígueme en
Temas principales

Especificaciones

T
tecnología

Nota 1 de 5