Análisis en profundidad

Qué es Digital Content: tipos, funciones y ejemplos

  • Home
  • Industria 4.0

El Digital Content domina internet en los tiempos que corren. Qué significa este concepto y qué hace un creador de contenido.

Publicado el 09 Mar 2023

Digital Content.

Cuando hablamos de Digital Content o contenido digital en español, nos referimos a todo tipo de información, ya sea educativa, profesional o de entretenimiento, presentada en formato electrónico a través de videos, fotos, presentaciones, audios, artículos web, entre otros.

En otras palabras, todo aquello que encontramos en internet y que nos otorga datos e información referida a una cuestión particular es contenido digital. 

¿Qué es Digital Content?

El concepto de Digital Content es amplio y general. Esto es porque lo que contenga puede versar sobre cualquier tema que en la mayoría de los casos va dirigido a un público específico.

Tengamos en cuenta que hoy en día la mayor cantidad de información y entretenimiento ya no se concentra en los libros, en las obras de teatro o en algún espectáculo similar. Por el contrario, encontramos la mayor parte de ese contenido en la web.

Es por esto que para los creadores de Digital Content es esencial determinar a qué clase de público va dirigido lo que ofrecen, ya que en base a la cantidad de gente que consuma dicho contenido podrán mejorar el posicionamiento del blog, página o canal que tengan.

Para hablar de la historia del Digital Content debemos remontarnos a los inicios de internet y a una de sus primeras plataformas, el correo electrónico. A través de los emails, los usuarios de la web distribuían información e interactuaban entre sí.

En un principio, el correo electrónico comenzó como algo meramente laboral, y con el tiempo se transformó en un medio de comunicación más allá del trabajo. De hecho, fue a través de una distribución a una serie de casillas de mail que apareció el primer video viral de la historia.

Pero, una vez que internet y el correo electrónico abrieron un mundo totalmente nuevo en el campo de lo digital, el público comenzó a requerir más tecnología. Pues ya no bastaba con solo ver la información en la web, sino que era necesario interactuar con ella. 

Para responder a esta necesidad surgen los primeros blogs, foros y diversas plataformas en las cuales se debatían diferentes temas. Funcionaban como clubes digitales y en algunos casos desde el anonimato de sus usuarios. 

En ellos se intercambiaban todo tipo de Digital Content, ya sean opiniones, fotos, videos, noticias y demás.

Pero la historia del Digital Content da un giro revolucionario con la llegada de las redes sociales, que produjeron un cambio en la forma de buscar información y entretenerse.

El consumo y la creación de contenido dejaron de verse como algo recreativo y empezó a observarse como un negocio. 

La enorme cantidad de tráfico que tenían en sus comienzos algunas redes como Facebook o plataformas como Youtube motivó a cientos de creadores de contenido a ofrecer sus fotos, videos y opiniones a través de ellas. 

A estas dos últimas se le sumaron Instagram y TikTok, solo por mencionar algunos de los canales en donde se puede consumir todo tipo de Digital Content

Tan masiva fue la revolución de internet que estas nuevas formas de consumir contenido están reemplazando a las tradicionales.

Por otra parte, en el ámbito académico somos testigos de la aparición de las bibliotecas virtuales, que de alguna forma trasladan las bibliotecas tradicionales al campo de lo digital. 

Además de la gran cantidad de videos educativos que podemos encontrar en internet ya sea en foros o en el propio Youtube.

Un detalle que colabora con este gran cambio es el de los Smartphone. Pensemos que hoy en día cualquier persona cuenta con un teléfono apto para conectarse a internet y acceder a las distintas redes. Eso genera un incremento exponencial en la demanda de contenido.

En los últimos diez años ha cambiado radicalmente la forma en la que se ofrece el contenido en general, ya sea educativo, cultural, cómico o profesional. Todo está en internet y la gran mayoría de las personas pueden acceder a él sin muchas dificultades.

Sin ir más lejos, el futuro de la información y el entretenimiento está en lo digital, lo cual lo convierte en una opción rentable para dedicarse a generar contenido de calidad e interés.

¿Qué es ser Content?

Como explicamos anteriormente, el Digital Content es toda aquella información que encontramos en internet en formato virtual. Ahora bien, cabe preguntarse de dónde sale toda esa información organizada acerca de cualquier tema que se nos ocurra.

Allí es donde entran en acción los creadores de contenido o content creators. Nos referimos a aquellas personas que se dedican a crear el contenido que se ve en las redes o en otras plataformas de manera profesional.

Estos creadores pueden realizar videos, postear fotos o incluso puede tratarse de un equipo de redactores que escriben sobre temas de interés.

Un ejemplo claro de creadores de contenido son los youtubers. Se trata de personas que empezaron publicando videos de sus viajes por el mundo, haciendo comedia o simplemente mostrando sus vidas cotidianas solo por hobby.

Pero algo que era una diversión, para ellos terminó siendo un trabajo que deja una gran fuente de ingresos.

Hoy vemos como algunos postean videos con el fin de entretener, otros muestran sus rutinas de ejercicios para que diferentes personas puedan copiarlas y también hay quienes comparten sus conocimientos acerca de programas de software u otras temáticas.

Lo cierto, es que más allá de la clase de información que brinden o del objetivo de sus videos, todos ellos son creadores de contenidos que de alguna manera han sabido captar la atención de sus seguidores a través de sus videos, escritos o publicaciones.

Tanto es el auge de las redes y del digital content, que los propios creadores de contenido, en muchos casos se volvieron personas reconocidas que monetizan su imagen y son buscados por marcas reconocidas para realizar publicidad.

Sin embargo, no todos los content creators son figuras públicas porque la idea del digital content no se limita solo a ofrecer un entretenimiento a través de una persona.

Como ya mencionamos, los creadores digitales pueden ser un equipo de redactores cuyos artículos sean muy leídos o diseñadores que creen logos o imágenes para presentaciones en videos de Youtube.

¿Cuáles son los tipos de contenidos digitales?

Como mencionamos previamente, existen una gran cantidad de tipos de contenidos digitales que varían dependiendo la forma en la que se lo presente. Algunos de ellos son novedosos y presentan cierta complejidad y otros son más tradicionales.

Lo cierto es que los creadores de contenidos basan la elección de su oferta haciendo un análisis del público que los consume. Para ellos, es necesario determinar qué tipo de receptor hay del otro lado de la pantalla para saber exactamente cómo diseñar el contenido.

Analizaremos en este apartado algunos de los tipos de contenidos más utilizados por los content creators.

Videos

En primer lugar, es necesario mencionar a uno de los tipos de digital content más utilizados por su alta efectividad para captar la atención del público, los videos. 

Este tipo de contenido digital es cómodo para consumir y además dinámico. Recordemos que es importante captar la atención de los consumidores y sin duda a través de un video es más fácil de lograr dicho objetivo.

Más allá del objetivo del video, lo importante es que sea fácil de ver para el usuario. Esto quiere decir que debe cumplir con las expectativas de quien lo está viendo y para eso debe tener una duración justa, ya que si es muy largo probablemente se torne aburrido. Pero si es demasiado corto puede no satisfacer la demanda de información.

Artículos blogs

Por otro lado, tenemos otro tipo de contenido que se consume día a día en internet. Estamos hablando de los artículos que podemos encontrar en blogs o páginas web y es donde generalmente recurre el público cuando quiere conocer sobre un tema específico.

Los artículos son escritos por un equipo de redactores que deben hacer un ‘research’ acerca de los diferentes temas que exponen y además tienen el objetivo de posicionar dicho artículo mediante keywords.

Una Keyword o palabra clave es un concepto esencial en la redacción SEO que se busca en la web. Para quienes ofrecen estos escritos en sus blogs es necesario que haya una buena distribución de palabras o frases que suele buscar la gente.

De esa manera, con una correcta distribución de las palabras clave, es posible que el artículo escale posiciones en las búsquedas de un navegador determinado.

En conclusión, este tipo de contenido digital es muy utilizado y fue creciendo con el correr de los años a tal punto de que hoy podemos encontrar un blog o artículo casi de cualquier temática en la que estemos interesados.

Podcasts y Audios

En el último tiempo, se ha producido un auge en el ámbito de los podcasts. Se trata de un digital content grabado en audio que es transmitido en diversas plataformas como Spotify o Youtube y que puede ser escuchado en vivo o en otro momento si es descargado.

En un podcast se puede escuchar una conversación casual en la cual se toquen temas de interés entre varias personas a modo de entretenimiento, también se pueden escuchar monólogos que relaten una historia y hasta podemos encontrar contenido motivacional o educacional.

Es una opción realmente útil y efectiva para consumir contenido digital en momentos de relajación o en los cuales necesitamos distraernos, como por ejemplo en el auto volviendo del trabajo o antes de ir a dormir.

Además, para algunas personas es más fácil aprender sobre un tema o entretenerse a través de un audio que mediante la lectura de un artículo.

Contenidos de pago

Tal como mencionamos en los apartados anteriores, el tráfico que existe en la web se volvió tan masivo que los contenidos digitales pasaron a tener un gran valor. 

Lo que para muchos creadores de contenido comenzó siendo simplemente un pasatiempo, se convirtió en un trabajo de tiempo completo que proporciona grandes ingresos y que requiere muchas veces de una inversión en ayuda profesional para el armado del calendario editorial y en campañas de publicidad.

De hecho, las campañas pagas de publicidad, sobre todo en redes sociales, son esenciales para los creadores de digital content en su objetivo de captar nuevo público. 

La gran mayoría de las plataformas ofrece la posibilidad de pautar una cierta publicación para incrementar su alcance. Esto es visto como una inversión porque recordemos que mientras más público se logre alcanzar, más sencillo será monetizar el contenido.

Pero lo cierto es que más allá del auge que existe en el mundo digital, no es tan sencillo ganar el dinero suficiente para mantener y costear las producciones de lo que se ofrece. Sobre todo porque en general la mayor parte del contenido que se consume es gratuito. Es por eso que monetizar los contenidos muchas veces se vuelve un desafío.

Si bien las principales plataformas pagan una cierta cantidad de dinero a aquellos creadores que tienen más alcance, una de las principales fuentes de monetización en redes es la publicidad.

Se trata de aprovechar al máximo la influencia y la llegada que puede tener una persona cuyos videos son vistos por miles de usuarios o un artículo de un medio o blog con un gran número de leídas.

¿Qué hace un creador de contenido digital?

Pues bien, ahora que ya hemos analizado de que se trata ser un creador de contenido, veremos específicamente cuáles son las tareas que suele llevar a cabo alguien que se dedica al contenido digital.

Antes que nada, es menester diferenciar a un creador de contenido de alguien que posee una página web, blog o cualquier otro canal digital. 

Esto quiere decir que, muchas veces, quienes poseen estos canales en internet contratan a los creadores para que se dediquen a realizar el contenido que luego tendrán sus páginas o blogs. 

En definitiva, el trabajo esencial de un content creator es darle a quienes administren las páginas web el contenido necesario para posicionar dicha plataforma.

Tal como vimos hasta ahora, dicho contenido puede variar acorde al estilo de canal digital del cual se trate. 

Estamos hablando de un trabajo de suma importancia y que irá incrementando su relevancia a medida que pase el tiempo. 

Tengamos en cuenta la cantidad de horas diarias en las que un ser humano promedio navega por internet, ya sea en su Smartphone o computadora.

Cada vez se requiere más contenido y de mayor calidad para mantener las expectativas de los usuarios. Esto hace que el mercado al cual ofrecer el contenido sea de una gran amplitud y por ende muy rentable.

Pero además, este fenómeno de la digitalización, que es profundizado también por la viralización, provoca que sea más sencillo llegar a la fama y juntar algunos miles de seguidores en poco tiempo.

Es en ese contexto en donde aparecen los influencers que son uno de los tipos de creadores de contenidos. Son aquellos que utilizan su imagen para ofrecer entretenimiento o para escribir o hablar sobre temas de interés.

Pero, la gran mayoría de los creadores de contenido trabaja desde las sombras sin mostrar su imagen. Como puede ser el ejemplo de los fotógrafos, los diseñadores gráficos, los escritores y los artistas.

Más allá de la manera en la que generen el contenido digital, los content creators cumplen un rol esencial en las campañas de marketing digital y en la evolución de la calidad de la información que podemos consumir en línea.

Contenido Digital Pago

Tal como habíamos anticipado, la monetización del contenido digital supone un gran desafío para aquellos que poseen un medio, una página web, blog o que simplemente ofrecen su contenido en una red social.

Hoy en día, además de la publicidad, que es una de las fuentes de ingresos, se ofrecen ciertos contenidos a los que solo se puede acceder pagando. 

Sería como una versión Premium del servicio original. Este es un método de monetización utilizado mayormente por medios de comunicación.

Otra opción que es utilizada por ejemplo por el New York Times, es la de permitir a los usuarios leer una cantidad determinada de artículos al mes y luego de ese número requerir una suscripción.

En algunos casos más extremos, el pago de una suma de dinero es requisito necesario para acceder a todo el contenido que posee el medio o página web en cuestión.

Por lo general, lo que suele hacerse en estos casos es crear una vista previa atractiva del video, artículo o lo que fuera que se quiere vender, para captar la atención del usuario y que esté dispuesto a pagar.

En esta tendencia se inscribe también el caso de Instagram Subscriptions, una nueva herramienta que tiene la red social más utilizada del planeta creada para influencers.

Instagram Subscriptions otorga la posibilidad de ofrecer contenido exclusivo para que los influencers y creadores de contenido digital puedan cobrar algunas de sus publicaciones.

Muchas plataformas están innovando en estas alternativas para que los content creators no elijan otras opciones que puedan monetizar de una forma más efectiva.

La realidad es que la forma en la que se monetiza el contenido digital es muy importante para los creadores de contenido ya que en muchas ocasiones se vuelve costoso producir el contenido e invertir para que las publicaciones tengan más alcance.

Contenido no pago

Es sabido que una gran parte del contenido digital que encontramos en internet es gratuito, lo cual provoca que tengan que existir otros métodos de monetización o lleva a los creadores a ponerle un precio a sus publicaciones.

Sin embargo, el contenido no pago es más importante de lo que parece para los influencers a la hora de generar ingresos. Pues, para poder ofrecer una publicación paga primero es necesario cautivar al público. 

Esto no solo aplica para las redes sociales, sino también para los blogs y artículos de internet. Es fundamental que el usuario se sienta atraído porque de otro modo no gastará dinero.

En el mismo sentido ocurre en el ámbito de la publicidad. Tal como mencionamos, los creadores de contenido tienen la posibilidad de pagar para que algunas de sus publicaciones lleguen a una mayor cantidad de público y así incrementar el alcance.

Pero es también necesario que aquel contenido que no fue pautado sea interesante y de calidad, porque de otro modo será difícil que los usuarios se interesen.

Implicaciones comerciales

La transformación digital no solo cambió la forma de generar y ofrecer contenido, sino que además constituyó una nueva manera de comerciar.

Existe una nueva tendencia que tiene que ver con la compra de diferentes productos online. De este modo, así como hace unos años lo más común era ir a shopping o centro comercial a comprar ropa, hoy también se puede realizar la misma actividad navegando por internet.

Claro está que el contenido digital tiene mucho que ver con el comercio online y con el marketing. 

No solo porque la publicidad sostiene gran parte de la información que encontramos en internet, sino porque también el gran tráfico que hay en la web hace que las tiendas online obtengan visitas masivas.

Tecnología para elaborar contenido digital y conocimientos

La creación del contenido digital no es para nada sencilla y requiere del uso de una cierta cantidad de herramientas y conocimientos. Pues sabemos que el contenido cada vez necesita ser de mayor calidad para que sea efectivo para el consumo de los usuarios.

Es por eso que en el caso de los videos es importante contar con un equipo de filmación con cámara profesional o al menos un celular de alta calidad de imagen. Pero además es importante contar con ciertos conocimientos.

Con esto último, nos referimos a la necesidad de conocer acerca del uso de programas para la edición de videos e imágenes con el objetivo de lograr un producto de alta resolución y que sea agradable para el público.

Programas como Spark, Illustrator para imágenes y Final Cut Pro, Adobe Premiere Pro son algunos de los más utilizados por los content creators.

Un objeto muy utilizado por los creadores de contenido es el aro de luz que sirve para ajustar la iluminación cuando se graban vídeos en lugares interiores.

Por otro lado, para la redacción de artículos web es necesario tener conocimientos básicos de escritura, saber separar los párrafos para que la lectura sea agradable, distribuir las palabras clave para el posicionamiento web, entre otras cuestiones.

De esta manera, vemos que generar contenido no es una tarea tan sencilla, y menos en estos momentos en los que el público demanda cada vez más calidad y profesionalismo.

Nuevos equipos de trabajo en las empresas

Hasta aquí hemos profundizado acerca de los cambios que la digitalización supone en el ámbito de la creación de contenido y en el comercio. Pero no debemos dejar de lado que también ha traído una innovación en el trabajo creando nuevas labores.

Es que hoy en día muchas empresas invierten en marketing digital para que sus productos tengan éxito y puedan ser vistos en la web. Por ejemplo, si una empresa quiere publicitar sus servicios en TikTok, debe adecuarse al ‘lenguaje’ de la aplicación.

Esto quiere decir que para que la publicidad no sea invasiva ni quede fuera de lugar debe tener el estilo de los videos que hay en la plataforma. No se trata solo de publicitar los productos, sino de entretener al usuario para que quiera saber más acerca de una determinada marca.

En pos de lograr ese objetivo, deben crear contenido digital de calidad y para eso necesitan profesionales en la materia. 

Dentro de los equipos de digital content existen diversos roles como el del content manager, que es quien crea, planifica y supervisa la estrategia de contenidos diseñada.

También están los diseñadores quienes deben hacer que el contenido sea visualmente atractivo y los social media manager que deben conocer sobre cómo se puede conseguir la máxima utilidad en una red social.

También son importantes los redactores y los analistas SEO. Por un lado, estos últimos determinan qué palabras posicionaran de forma correcta a aquellos que se esté ofreciendo y por el otro, los redactores en sus textos deben distribuirlas de la forma más natural posible.

Futuro de la información en internet

Vivimos en una etapa de plena transición desde el mundo real al digital. Son muchos los cambios que se producen y entre ellos encontramos también un cambio en la manera de informarnos.

Los diarios de papel circulan cada vez menos y la gente se informa en su mayoría a través de portales en internet. Lo cierto es que esto trae consigo considerables ventajas como la posibilidad de tener más de un punto de vista sobre determinados temas.

Tengamos en cuenta que al día de hoy, cualquier persona puede publicar sus opiniones en la web, por lo que es más difícil controlar la información e implantar formas de pensar.

Sin embargo, de cara al futuro hay una gran cantidad de desafíos que afrontar. Uno de ellos tiene que ver con la saturación de información. Pues, podemos encontrar una amplia cantidad de artículos y noticias sobre cualquier tema.

Esto hace que cada día sea necesario poner más atención en lo que se lee y seleccionar aquella información que consideremos confiable. 

Por otro lado, recibimos las noticias de una forma tan rápida que casi no tenemos tiempo para reflexionar sobre ellas y formar nuestra propia opinión.

En conclusión, el contenido digital es una innovación que nos acerca la información de una forma muy rápida y eficaz, pero su impacto dependerá de cómo la utilice y la filtre la sociedad.

 Por Gonzalo Castillo.

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Gonzalo Castillo
Redactor
Sígueme en
Temas principales

Especificaciones

D
Digitalización
I
Internet
W
Web

Nota 1 de 5