Industria

Seguros: Cómo las tecnologías de vanguardia harán mejores a los corredores

  • Home
  • Industria 4.0

Por qué la Inteligencia Artificial se está volviendo una herramienta poderosa para proporcionar soluciones integrales de seguros a los clientes.

Publicado el 29 Sep 2023

Corredores de Seguros.

En la era actual de avances tecnológicos rápidos, la inquietud sobre la automatización de empleos debido a la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una preocupación generalizada. Pero la IA no pretende reemplazar a los humanos, sino más bien mejorar sus capacidades y cambiar la forma en que colaboramos. Este punto es especialmente válido en industrias como la de seguros, donde la confianza y las relaciones tienen papeles cruciales.

Lo mejor de dos mundos

Para ser agente de seguros, hay que enfatizar constantemente la importancia de establecer conexiones significativas con los clientes, que ellos lo sientan cercano. Esta base de confianza es fundamental para dar un asesoramiento sólido, especialmente al abordar temas delicados como la planificación de seguros para afrontar las incertidumbres de la vida. La dimensión humana que aporta a su profesión no se puede igualar mediante algoritmos.

La IA ofrece un potencial innegable para analizar volúmenes masivos de datos y comprender con mayor precisión la situación de los clientes. A diferencia de los asesores humanos, la IA puede procesar al instante información de miles de puntos de datos para evaluar riesgos y recomendar la cobertura más adecuada. Esta capacidad convierte a la IA en una herramienta poderosa para proporcionar soluciones integrales de seguros a los clientes.

No obstante, existen aspectos esenciales de la interacción humana que la IA no puede replicar: la empatía, la calidez y la conexión emocional que los agentes humanos establecen con sus clientes no pueden ser reemplazadas por algoritmos. Por eso, el verdadero potencial de la IA radica en potenciar a los corredores humanos, no en suplantarlos.

Qué puede aportar la IA

Estos asistentes de IA pueden manejar datos, analizar patrones y sugerir los paquetes de seguros más apropiados para satisfacer las necesidades y presupuestos de los clientes. La IA libera a los agentes de tareas administrativas que consumen mucho tiempo, como la extracción de información de documentos, la gestión de correos electrónicos urgentes y el mantenimiento de registros detallados de conversaciones anteriores. Al aprovechar la capacidad de la IA para analizar datos y procesar información, los agentes pueden tomar decisiones mejor fundamentadas y ofrecer soluciones más personalizadas a sus clientes.

Así, al encargarse de estas tareas rutinarias, la IA permite que los agentes se concentren en lo más importante: construir relaciones personales con sus clientes y brindarles la seguridad de contar con la protección adecuada en caso de situaciones adversas. La meta no es eliminar la componente humana en la industria de seguros, sino complementarla con las capacidades de la IA. Al aprovechar la destreza analítica y la capacidad de procesamiento de datos de la IA, los agentes pueden tomar decisiones más fundamentadas y ofrecer soluciones más personalizadas a sus clientes.

Esta relación simbiótica entre la IA y los agentes humanos garantiza que los clientes obtengan lo mejor de ambos mundos: la eficiencia de la IA y la empatía de la interacción humana. Al adoptar la IA como un colaborador estratégico, podemos forjar un futuro en el que la tecnología permita que las personas prosperen en sus roles laborales, en lugar de temer la obsolescencia.

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Nicolás Della Vecchia

Periodista especializado en innovación, tecnología y negocios.

Sígueme en
Temas principales

Especificaciones

I
IA
T
tecnología

Nota 1 de 5