Actualidad

M-commerce, el nuevo comercio para dispositivos móviles

Las transacciones por medios electrónicos aumentaron muchísimo, por lo que es imprescindible adaptarlas a los aparatos más usados: los móviles.

26 Sep 2022

Redacción InnovaciónDigital360

m-commerce

El m-commerce, mobile commerce o comercio móvil es aquel que se desarrolla a través de dispositivos móviles conectados a internet (como celulares y tabletas). No se trata solamente de compras en tiendas digitales, sino que hay distintas categorías:

Compras móviles: Tiendas virtuales en las que se puede comprar por internet.

Banca móvil: Bancos en plataforma digital con los que se pueden transferir dinero.

Pagos mediante móvil: Adquisiciones mediante tecnología NFC móvil.

Al ser exclusivo para dispositivos móviles, no es lo mismo que el comercio electrónico (o e-commerce), ya que el m-commerce es un tipo de e-commerce (que es una experiencia general de compra digital). Sin embargo, sí es cierto que los celulares y tabletas son vitales para el comercio electrónico, ya que desde 2016 su uso se ha duplicado.

También vale destacar que la pandemia de covid acrecentó en gran medida la cantidad de transacciones digitales. Esto crea un panorama donde es posible que un negocio crezca por canales virtuales, pero es necesario adaptar la experiencia individual de compra a un tipo de cliente más exigente.

Consejos para adaptar un sitio de venta al m-commerce

Cuidar la velocidad

 La rapidez en la carga de la página o aplicación (no más de tres segundos) es vital para que el público no se vaya. Si se quiere adaptar una versión de escritorio a un sistema móvil, es mejor dejar de lado subpáginas no trascendentes.

Simplificar el menú

 Dado que el usuario de tableta o celular consume la información de modo más puntual y fugaz que el de la computadora tradicional, no hay que usar un menú con muchas opciones desplegables.

Menos elementos, más interacción

La interfaz debe mostrar un contenido más eficaz, con menos datos que no lleven a la compra y fuercen a desplazarse hacia abajo. Lo primordial debe ser convertir la visita al sitio móvil o aplicación en una venta al facilitar que aparezca la opción del pago.

Usabilidad de la pantalla táctil

 Los botones deben ser fáciles de ubicar y ver, y los que incitan a la compra deben ser más grandes que el resto. Los colores saltones son mejores para destacar algo. Y en general, todo suma si se trata de economizar tiempo de navegación para concretar la compra (como una sección de búsqueda o el autocompletado).

Optimizar el carrito de compra

En esta sección debe poder verse fácilmente todo lo añadido, así como quitar o cambiar lo que sea. Asimismo, es importante que, si se añade algo al carro desde la computadora, aparezca en la aplicación (y viceversa).

Incluir notificaciones push

Es clave tener al público informado sobre nuevos productos, procesos de compra inconclusos, promociones y demás. Esto será de suma utilidad sobre todo si el usuario tiene el correo electrónico sincronizado al celular.

El m-commerce facilita la compra directa en un solo clic, canaliza el creciente interés del público por adquirir algo mediante dispositivos móviles, geolocalizar el proceso por GPS, y aumentar las chances de visualización.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción InnovaciónDigital360

Nota 1 de 5