Análisis en profundidad

Movilidad inteligente: qué es y cómo mejorará nuestras ciudades

  • Home
  • IoT (Internet de las cosas)

Alquiler de autos a la carta, car sharing, bike sharing, vehículos eléctricos o sin chófer, movilidad cooperativa, movilidad como servicio: la forma de moverse por la ciudad está cambiando gracias a las tecnologías digitales. Es la movilidad inteligente, una parte importante de la ciudad inteligente. Estos son los nuevos modelos de negocio

Actualizado el 24 May 2023

Movilidad inteligente

Llega una nueva era en la movilidad urbana, y su nombre es movilidad inteligente. Los modelos de negocio inspirados en la economía colaborativa y las tecnologías digitales están contribuyendo a crear formas innovadoras de desplazarse de un lugar a otro: pensemos en los servicios de transporte compartido y a la carta, como Uber o Lyft, o en los programas de coche o bicicleta compartidos. Pero eso no es todo: existen numerosas y variadas soluciones tecnológicas relacionadas con la movilidad inteligente.

El objetivo final es hacer que los movimientos y flujos sean más eficientes y menos contaminantes. Al mismo tiempo, la movilidad inteligente genera una inmensa cantidad de datos que, bien gestionados, pueden contribuir a racionalizar la propia movilidad, pero también a posibilitar nuevos negocios. Intentemos comprender mejor qué es la movilidad inteligente, quiénes son los principales actores y cómo se aplica.

Qué es la movilidad inteligente

La movilidad inteligente es una herramienta para lograr el desarrollo sostenible de las ciudades. El término engloba una serie de elementos: tecnología, infraestructura de movilidad (aparcamiento, redes de recarga, señalización, vehículos), soluciones de movilidad (incluyendo nuevos modelos de movilidad) y personas.

La movilidad inteligente pretende ofrecer una experiencia de movilidad sin fisuras, desde la primera hasta la última milla, que sea flexible, integrada, segura, a la carta y cómoda. La movilidad urbana puede innovarse mediante nuevas tecnologías y aplicaciones móviles que integren el transporte público, la mejora de las infraestructuras y el uso compartido del coche.

También es sinónimo de verde, ya sean coches eléctricos o carriles para bicicletas. El objetivo final de la introducción de la movilidad inteligente en nuestras ciudades es reducir el tráfico, reducir la contaminación, crear flujos inteligentes y sin fisuras, y reforzar las economías de escala para promover una movilidad accesible para todos.

¿Cuál es la importancia de Smart Mobility?

Somos contemporáneos a un cambio de paradigma a nivel mundial en el cual la tecnología, que crece de manera exponencial, ocupa y modifica muchos de los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

En este sentido, la forma de moverse en las ciudades no es la excepción debido a que existen nuevas alternativas que mejoran el transporte de un lugar a otro. Este cambio se conoce como movilidad inteligente y consiste en diversas innovaciones en materia de desplazamiento. 

Son varios los motivos que hacen que la movilidad inteligente, o como se la conoce por su nombre en inglés Smart Mobility, sea de vital importancia en las ciudades del futuro. 

Reducción del tránsito

Uno de ellos tiene que ver con la reducción del tránsito. Es sabido que en las grandes ciudades urbanas donde la densidad poblacional es excesiva, el tránsito hace que sea muy difícil moverse de un lugar a otro en cortos períodos de tiempo. 

De alguna forma nos hemos acostumbrado a recorrer tramos de unos pocos kilómetros tardando horas. Esa es justamente una cuestión que la movilidad inteligente intenta resolver. 

Cuando apareció la invención del auto particular, la vida en las ciudades cambió por completo y la facilidad de traslado provocó una enorme cantidad de ventajas de todas índoles. Sin embargo, debido al exponencial crecimiento poblacional por el que atravesamos, es necesario que el transporte vuelva a modificarse en algunos aspectos.

Este es un problema que no ocasiona solamente una pérdida de tiempo, sino que también produce pérdidas económicas y problemas de seguridad. Al haber una congestión tan grande de automóviles en las autopistas y calles, el riesgo de accidentes viales crece fuertemente. 

Algunas soluciones a este problema que plantea la movilidad inteligente es la invención de reemplazar autos particulares por autos compartidos, en el cual viajan varias personas que van en un mismo sentido. 

Otra es el incentivo a utilizar transporte público mediante el aumento de las tarifas de los peajes y la promoción de la bicicleta como vehículo alternativo. 

Por otro lado, otra de las cuestiones que hacen a la importancia de la movilidad inteligente es la necesidad de reducir la contaminación en los grandes centros urbanos. 

Ya sea por el uso de bicicletas, de autos eléctricos o de transporte público, la movilidad inteligente tiene como objetivo parar con la emisión de gases de efecto invernadero que perjudican al ambiente. 

A su vez, también es importante en términos de contaminación auditiva. Este es un grave problema para la población de las urbes ya que la gran cantidad de autos particulares que circulan provocan ruidos molestos y constantes. 

En definitiva, la movilidad inteligente es importante en tanto mejora la calidad de vida de las personas. Esto es así porque todas aquellas cuestiones que hemos mencionado hacen a una cotidianidad más tranquila y saludable.

Lo cierto es que nadie disfruta de pasarse horas arriba del auto enfrentando el tránsito ni de escuchar el ruido de los motores y de las bocinas desde sus balcones. 

En el mismo sentido, cada día es mayor el compromiso que debemos tener con nuestro planeta. Por ende, toda medida que ayude a tener ciudades más sustentables debe ser bienvenida. 

Los principios de la movilidad inteligente

La movilidad inteligente no sólo significa formas alternativas de transporte. Es un fenómeno más amplio y complejo y se basa en los siguientes principios:

  1. Flexibilidad: los múltiples modos de transporte permiten a los viajeros elegir cuál de ellos es el mejor en un contexto determinado.
  2. Eficiencia: El viajero puede llegar a su destino con el mínimo esfuerzo y en el menor tiempo posible.
  3. Integración: El recorrido completo se planifica sin tener en cuenta qué medios de transporte se utilizan.
  4. Tecnologías limpias: de los vehículos contaminantes a los de cero emisiones.
  5. Seguridad: Las muertes y lesiones se reducen drásticamente.
  6. Accesibilidad: Todo el mundo debería tener acceso a diferentes formas de movilidad inteligente.
  7. Beneficios sociales: la movilidad inteligente debe contribuir a mejorar la calidad de vida.

La movilidad inteligente es una pieza importante en el modelado de las ciudades inteligentes, es decir, ciudades inteligentes, digitales e inclusivas.

Movilidad inteligente, sistemas de movilidad alternativos: alquiler y uso compartido

En Ciudad de México, la metrópoli más transitada del mundo, se tarda de media un 59% más de lo normal en llegar a un destino (más del doble de lo habitual), en Londres, Marsella y Roma un 38% más. El estadounidense medio pasa unas 34 horas al año atrapado en el tráfico, el europeo medio 33.  El resultado es un daño total de 63.000 fuente: Siemens AG). Por no hablar de los niveles de contaminación generados por los coches u otros servicios de la ciudad. La movilidad inteligente, como ya se ha mencionado, puede ayudar a combatir el tráfico y la contaminación, una necesidad cada vez más urgente en todo el planeta. El uso compartido de coches y los servicios a la carta pueden ayudar a combatir ambos fenómenos. He aquí cuatro modelos alternativos de movilidad.

Ridesharing

Se basa en un recurso abundante pero infrautilizado: los asientos vacíos de los coches. Esta opción no añade ningún vehículo nuevo al servicio, por lo que contribuye a evitar la congestión del tráfico y la contaminación. Desgraciadamente, el uso del coche compartido ha caído del 20% de los viajeros que lo utilizaban en 1970 a menos del 10% en la actualidad.

El uso compartido de la bicicleta

El uso de la bicicleta compartida ha aumentado en los últimos años, sobre todo en Europa y en las ciudades bajas con abundantes carriles bici y otras infraestructuras. Para los que sólo necesitan desplazarse unos pocos kilómetros, el uso compartido de la bicicleta es una buena solución.

Car Sharing

El car sharing también se está extendiendo por todo el mundo, ya que la tecnología ha hecho posible que empresas y particulares puedan alquilar coches por horas o incluso minutos.

Servicios a la carta

Empresas como Uber y Lyft, que permiten pedir un coche de alquiler a través de una aplicación, han causado una revolución en las ciudades donde sus vehículos pueden circular libremente. Además de hacer más competitivo el mercado del taxi.

¿Qué tecnología se requiere para desplazarse por la ciudad?

Cuando hablamos de movilidad inteligente tenemos que destacar el rol de la tecnología que ayuda a mejorar el desplazamiento. 

Autos eléctricos

En primer lugar, no podemos dejar de mencionar al auto eléctrico. Si bien puede que la invención de este no sea determinante para la reducción del tránsito, si lo es en cuanto a la contaminación ambiental y auditiva. 

Se trata de un vehículo que no genera emisiones de dióxido de carbono y que no tiene un consumo muy elevado. Es por eso que a la larga también constituyen una ventaja económica para sus usuarios ya que los motores son más eficientes y el mantenimiento que requieren es casi nulo.

Motos eléctricas

De la misma manera, existen las motos eléctricas. Tienen la ventaja de tener un bajo consumo y generalmente son utilizadas para tramos cortos.

Carsharing

Otra innovación que permitiría desplazarse por la ciudad es el carsharing. Se trata de un sistema de alquiler de autos que estaría disponible por un tiempo limitado para cuando uno lo necesite.

Por otro lado, debemos referirnos a un vehículo propio de ciudades con movilidad inteligente que probablemente hayas visto y te haya llamado la atención. Estamos hablando del monopatín eléctrico. 

En algunas ciudades están disponibles para usar en la calle y cuentan con variadas ventajas; son fáciles de usar, te transportan rápidamente por toda la ciudad y para recargarlos solo hay que enchufarlos a una pared.

Monociclo eléctrico

En el mismo sentido, también existen otras alternativas de este estilo como el monociclo eléctrico y el hoverboard. Este último contiene una batería de litio lo que hace que sea una opción sustentable.

Lo cierto es que todas estas alternativas tecnológicas tienen algunas características en común entre las que podemos destacar es que hacen que la movilidad sea más amigable con el medioambiente y que permiten desplazarse por la ciudad de una manera más cómoda y ágil. 

Por último, es importante que se innove en tecnología referida al transporte público. Si es posible lograr que las personas elijan viajar en trenes, colectivos y subtes se podrá enfrentar el problema de la movilidad con mayor facilidad. 

En definitiva, todas estas tecnologías colaboran para incentivar a la población a utilizar otros medios de transporte que no sean los vehículos particulares.

¿Por qué se habla de ciudades inteligentes?

El concepto de movilidad inteligente va de la mano con el de ciudad inteligente. La ciudad inteligente consiste en una ciudad innovadora en la cual destacan como prioridades las cuestiones ambientales y energéticas. 

Además, se fomenta el uso compartido de bienes y servicios y la comunicación fluida entre los diferentes actores sociales. 

Se trata, básicamente, de ciudades que mejoran la calidad de vida de sus habitantes y tratan de resolver los problemas urbanos con criterio y eficacia. En este sentido, también se incluye una gestión razonable de los recursos.

En una ciudad inteligente, la movilidad es un aspecto de vital importancia que siempre está incluido en la planificación. Dicha planificación incluye la búsqueda de soluciones alternativas a las clásicas. 

Aquí también cabe destacar que una ciudad inteligente es aquella que puede adaptarse a los cambios y las innovaciones que nos trae la era digital.

Es por eso que no se trata de resolver la cuestión del tránsito a través de la construcción de más autopistas si no que se tratan de encontrar otras soluciones como las mencionadas previamente (promoción del uso de bicicletas, mejora en los servicios de transporte público, inclusión de los monopatines y monociclos eléctricos, el carsharing, bikesharin, entre otros).

Movilidad inteligente y vehículos eléctricos

Un coche eléctrico es un coche que utiliza la electricidad para su movimiento mediante la recarga, y no la gasolina u otros combustibles habitualmente utilizados en los coches. Gracias a los coches eléctricos, no sólo es posible proteger el medio ambiente contaminando menos, sino también ahorrar en costos de combustible. Sin embargo, el coche eléctrico requiere una serie de infraestructuras, como estaciones de carga para las baterías del coche. Una ciudad inteligente tiene que estar dotada de las infraestructuras necesarias para desarrollar la movilidad inteligente.

Movilidad y ciudad inteligentes

Una ciudad inteligente engloba el concepto de movilidad inteligente. Una ciudad inteligente significa una ciudad que puede seguir el ritmo de la innovación y la revolución digital. Por ello, una ciudad inteligente debe, entre otras muchas cosas, ser capaz de ofrecer infraestructuras de movilidad (aparcamientos, redes de recarga, señalización, vehículos) y soluciones de movilidad que incluyan, por ejemplo, el car sharing, el bike sharing y el scooter sharing.

Movilidad inteligente e infomovilidad

Un ejemplo de empresa creada para hacer más inteligente la movilidad es InfoBlu, creada en 2000 a partir de la experiencia y las tecnologías de Autostrade per l’Italia. Líder italiano en infomovilidad, ofrece soluciones a los principales actores del sector: fabricantes de automóviles, sistemas de navegación, emisoras de radio y televisión, operadores telefónicos, centros de llamadas y aplicaciones móviles, así como organismos públicos y gestores de redes de carreteras.

Movilidad inteligente y ecológica

Una ciudad inteligente también tiene como objetivo la movilidad verde, ya sean coches eléctricos o carriles para bicicletas. El objetivo final es reducir el tráfico, disminuir los niveles de contaminación, crear flujos inteligentes y sin fisuras y reforzar las economías de escala para promover una movilidad accesible para todos.

La movilidad como servicio

Una ciudad inteligente es capaz de ofrecer a los ciudadanos modelos de movilidad como servicio (MaaS). ¿Qué significa esto? En la práctica, MaaS permite pasar del concepto de movilidad como una forma de desplazarse a lo largo de una ruta que hay que organizar en persona, y gestionar cada paso de forma individual, a un servicio integral que se utiliza como y cuando se necesita, y que posiblemente se paga por uso. Se trata de un nuevo sistema de movilidad basado en el concepto de suscripción o pago por uso, que se está extendiendo sobre todo en las grandes ciudades.

Ejemplos de movilidad inteligente en Argentina y resto del mundo

Actualmente, en el mundo existen variados ejemplos de ciudades que cuentan con sistemas de movilidad inteligente. 

Un ejemplo es el de Ámsterdam, ciudad que ha desarrollado un eficaz sistema de transporte público y que ha fomentado en gran medida el uso de las bicicletas. Tal es así que una gran parte de la población utiliza este medio de transporte.

Lógicamente, esto es algo que requirió una adaptación de las calles que ahora cuentan con bicisendas y semáforos adaptados. 

En el continente asiático, Singapur es un gran ejemplo de una ciudad inteligente que ha innovado en el ámbito de la movilidad. Cuenta con sensores de monitoreo de tráfico, y un gran sistema de transporte público. 

También ha sido pionera en este sentido la ciudad de Copenhague. Cuenta con un sistema de transporte inteligente en el cual la movilidad pública es la prioridad absoluta. A lo largo de las calles y avenidas de la ciudad se puede observar cómo predominan los colectivos y las bicicletas.

Otras ciudades importantes del mundo como Tokio, Dubai, Londres y Nueva York se están convirtiendo poco a poco en ciudades innovadoras y sustentables en las cuales la movilidad inteligente pasa a ser una cuestión esencial. 

En el caso de la Argentina, hay varias ciudades que han comando un camino hacia esta transformación, aunque todavía queda espacio para el desarrollo. 

Sin duda, la que más ha crecido en este aspecto es la Ciudad de Buenos Aires que cuenta con un plan de desarrollo sostenible en el cual está incluida la movilidad. Detrás de ellas aparecen otras ciudades importantes como Córdoba, Rosario y Mendoza. 

Al igual que en Ámsterdam, en la Ciudad de Buenos Aires, capital de Argentina, se ha logrado incentivar en gran medida el uso de la bicicleta. A lo largo de la ciudad, se pueden observar las bicisendas que facilitan que el transporte de las mismas sea fácil y cómodo.

A su vez, en mayo del año 2011 se inauguró lo que se conoce como Metrobús, toda una innovación en materia de transporte público. 

El Metrobús es una obra que otorga carriles exclusivos y excluyentes para los colectivos. De esta manera, las personas que eligen moverse en transporte público pueden llegar más rápido a los distintos puntos de la ciudad que en un automóvil particular. 

A su vez, la Ciudad de Buenos Aires cuenta también con un efectivo sistema de subtes que facilita la movilidad por el territorio.

Artículo publicado originalmente en 17 Mar 2022

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

M
Luciana Maci

Nota 1 de 5