Análisis en profundidad

Nube privada vs. nube pública: ¿qué elegir para los sistemas empresariales?

¿Qué es la nube privada? ¿Y por qué es útil para algunas organizaciones? Así es como se elige la nube privada frente a la pública

03 Dic 2021
private cloud

El modelo de nube privada consiste en el uso de conjuntos de recursos virtuales por parte de usuarios específicos, es decir, en la utilización de servicios prestados en un entorno distinto y seguro al que sólo puede acceder una organización y no el público en general, como ocurre con la nube pública.

¿Qué es la nube privada y por qué es útil?

Al igual que la computación en nube en general, las nubes privadas proporcionan capacidad de computación como un servicio dentro de un entorno virtualizado, aprovechando un conjunto de recursos físicos.

¿Qué es entonces la nube privada? Es una parte «aislada» de la nube para uso exclusivo de una determinada empresa. Son servicios prestados por sistemas dedicados y gestionados por quienes los utilizan realmente.

Esta oportunidad surge de la necesidad de satisfacer una serie de necesidades empresariales. Dado que en cualquier departamento de TI hay que garantizar las actividades estándar, a menudo heredadas, pero al mismo tiempo se quiere innovar, hay que conciliarlo todo, y empresas como Gartner señalan dificultades en este sentido. La propia Gartner acuñó el concepto de TI bimodal, señalando que es necesario hacer que dos formas diferentes de hacer las cosas funcionen juntas, tomando el ejemplo de la carrera: los sistemas principales suelen correr como los maratonistas, los sistemas innovadores como los velocistas. En este sentido, el papel de la nube privada es ofrecer recursos informáticos físicos adicionales, haciéndolos funcionar en un entorno preexistente con total seguridad.

La seguridad adicional que proporciona la nube protegida es la solución ideal para todas aquellas empresas que realizan actividades sensibles y quieren tener un control total sobre su infraestructura.

Privado o público, estas son algunas variables a tener en cuenta

La distinción entre nube privada y nube pública es básicamente el enfrentamiento ideal entre conservadores e innovadores, con todos los matices y excepciones. He aquí algunas reflexiones para resolver el dilema entre lo público y lo privado. Una nube privada significa disponer de tecnologías de un proveedor externo (o incluso interno) que son comparables a la nube pública en términos de estabilidad y flexibilidad. En su mayor parte, esto implica la aplicación de tecnologías maduras, como los hipervisores clásicos (monitores de máquinas virtuales), los gestores de almacenamiento (almacenamiento definido por software) y las redes.

La nube pública, en cambio, promete escalabilidad, tiempos de aprovisionamiento y altos niveles de servicio. La nube pública va más allá de la infraestructura, proporcionando servicios como IoT, Inteligencia Artificial, Bases de Datos Gestionadas, Big Data, herramientas para desarrolladores, integración de aplicaciones, sistemas de gestión de contenidos, blockchain, normalmente utilizados en base al consumo.

Una comparación de la migración del componente de infraestructura por sí solo entre lo privado y lo público, especialmente para sistemas como SAP que tienen un dimensionamiento estático de los recursos, casi siempre llevará a una preferencia por lo primero en términos económicos.

Otra cuestión importante a tener en cuenta cuando se piensa en lo público frente a lo privado es la seguridad. Los principales proveedores de servicios en la nube ofrecen niveles de seguridad muy elevados, generalmente heredados de las leyes y normativas estadounidenses. Sin embargo, además de la seguridad física de sus centros de datos, trasladan toda la responsabilidad al cliente o socio que compra el servicio, en caso de uso indebido de sus herramientas. Por otro lado, se supone que los subcontratistas introducen más seguridad por defecto, y normalmente no dan al cliente acceso a sus herramientas de seguridad (como un cortafuegos). En ambos casos, debido al principio de responsabilidad, en caso de litigio, será bastante improbable que se involucre al proveedor o al subcontratista. La seguridad en la nube es básicamente un falso problema: existen todas las herramientas para proteger sus datos y su negocio.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
Temas principales

Especificaciones

B
backup
C
cloud
S
software

Nota 1 de 4