Análisis en profundidad

La Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible: el vademécum completo

¿Cómo se ha elaborado el programa de acción más vinculante para el desarrollo del planeta en los próximos años? Detrás de la adopción del documento por parte de la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre de 2015, hay un largo proceso que comenzó en la década de 1970. Aquí tiene todo lo que necesita saber: los detalles de los ODS, los métodos de seguimiento y los compromisos previstos para el futuro

15 Sep 2022

Redacción Innovación Digital 360

agenda 2030

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: la historia

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es el Programa de Acción para la Gente, el Planeta y la Prosperidad firmado el 25 de septiembre de 2015 por la Asamblea General de la ONU, es decir, por los gobiernos de los 193 países miembros. En su núcleo se encuentran 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), englobados en un gran programa de acción que identifica hasta 169 metas u objetivos.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son la continuación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODS) que los precedieron y pretenden completar lo que estos no lograron. Con sus “predecesores”, los ODS comparten objetivos comunes en un conjunto de cuestiones cruciales: la lucha contra la pobreza, por ejemplo, pero también la erradicación del hambre y la lucha contra el cambio climático. Los “objetivos comunes” significan que conciernen a todos los países y a todos los individuos: nadie está excluido, ni nadie debe quedarse atrás en el camino necesario para poner al mundo en la senda de la sostenibilidad.

¿Dónde comienza el camino hacia la Agenda 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

El camino hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se lanzó oficialmente a principios de 2016, con la expectativa de que marque el rumbo del desarrollo mundial en los próximos 15 años. Según los compromisos adquiridos, los países alcanzarán estos objetivos para 2030 sobre la base de una vía específica para cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Cómo surgió?

Los inicios del debate internacional que, en 2015, conducirá a la adopción de la Agenda 2030 se remontan a 1972, cuando los gobiernos se reunieron en Estocolmo, Suecia, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano para considerar los derechos de la familia en un entorno saludable y productivo.

Se volvería a tratar el tema en 1983, con la creación por parte de las Naciones Unidas de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (posteriormente conocida como Comisión Brundtland), que definió el desarrollo sostenible como la satisfacción de “las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.

Un paso importante en el debate se dio en 1992, cuando se celebró la primera Cumbre de la Tierra (Unced) o Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, durante la cual se redactó y adoptó el primer Programa para el Medio Ambiente y el Desarrollo, también conocido como Programa 21. El seguimiento de 20 años se realizará en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de 2012, también conocida como Río +20. Y fue en un acto preparatorio de este evento (en Indonesia en julio de 2011) donde Colombia propuso por primera vez la idea de los ODS.

En septiembre de 2011, la idea fue retomada por la 64ª Conferencia de ONG del Departamento de Información Pública de la ONU en Bonn, Alemania. El documento final pone sobre la mesa diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus metas asociadas.

Río +20: el paso decisivo hacia los ODS, la Agenda 2030 toma forma

En la Conferencia Río+20, los estados miembros alcanzan una resolución conocida como “El futuro que queremos”. Los temas clave del documento incluyen la erradicación de la pobreza, la gestión de la energía, el agua y el saneamiento, la salud y los asentamientos humanos.

En enero de 2013, se creó un grupo de trabajo abierto de 30 miembros de la Asamblea General de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tarea: identificar objetivos específicos para los ODS. El Grupo de Trabajo Abierto (GTA) tiene el mandato de preparar una propuesta para los ODS para su consideración durante la sexagésima octava sesión de la Asamblea General, de septiembre de 2013 a septiembre de 2014. Después de 13 sesiones, en el sexagésimo octavo período de sesiones de la Asamblea General, en septiembre de 2014, el Búho presenta su propuesta de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas. Ante las propuestas, Ban Ki-Moon, Secretario General de la ONU entre 2007 y 2016, dice: “No tenemos un Plan B porque no existe el Planeta B”.

La fecha crucial de la Agenda 2030: 25 de septiembre de 2015

Las negociaciones sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015 comenzaron en enero de 2015 y terminaron en agosto del mismo año. El 25 de septiembre de 2015, los 193 Estados de la Asamblea General de la ONU adoptaron finalmente la Agenda 2030 titulada “Transformar nuestro mundo. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”.

El orden del día consta de 92 apartados. El párrafo 52 describe los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible asociados a 169 metas.

¿Cuál es el contenido de la Agenda 2030?

La Agenda 2030 es un programa de acción para las personas, el planeta y la prosperidad. También persigue el fortalecimiento de la paz universal en una mayor libertad.

Los firmantes, al firmar, reconocen “que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, incluida la pobreza extrema, es el mayor desafío mundial y un requisito previo para el desarrollo sostenible”. Por lo tanto, todos los países y todas las partes interesadas, actuando en colaboración, se comprometen a aplicar esta agenda.

“Estamos decididos a liberar a la raza humana de la tiranía de la pobreza y queremos cuidar y salvaguardar nuestro planeta”, afirman, “estamos decididos a dar los pasos audaces y transformadores que se necesitan urgentemente para poner al mundo en la senda de la sostenibilidad y la resiliencia”. Al embarcarnos en este viaje colectivo, prometemos que no se pasará por alto a nadie”.

El objetivo debe alcanzarse con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y las 169 metas incluidas. Se trata de objetivos que “pretenden la plena realización de los derechos humanos de todos y la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas”, explican los firmantes del documento. Están interconectados y son indivisibles y equilibran las tres dimensiones del desarrollo sostenible: la económica, la social y la medioambiental. Los objetivos y las metas estimularán la acción en áreas de importancia crucial para la humanidad y el planeta durante los próximos 15 años”.

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus metas?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un conjunto de 17 metas interrelacionadas que, en detalle, pretenden abordar una amplia gama de cuestiones de desarrollo económico y social, como la pobreza, el hambre, el derecho a la salud y a la educación, el acceso al agua y a la energía, el empleo, el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el cambio climático y la protección del medio ambiente, la urbanización, los modelos de producción y consumo, la igualdad social y de género, la justicia y la paz.

  • Acabar con todas las formas de pobreza en el mundo
  • Acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible
  • Garantizar la salud y el bienestar para todos y todas las edades
  • Proporcionar una educación de calidad, equitativa e inclusiva y oportunidades de aprendizaje para todos
  • Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas
  • Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos
  • Garantizar el acceso a sistemas energéticos asequibles, fiables, sostenibles y modernos para todos
  • Estimular el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos
  • Construir infraestructuras resistentes y promover la innovación y la industrialización justa, responsable y sostenible
  • Reducir la desigualdad dentro de las naciones y entre ellas
  • Hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, duraderos y sostenibles
  • Garantizar modelos de producción y consumo sostenibles
  • Promover la acción, a todos los niveles, para combatir el cambio climático
  • Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible
  • Proteger, restaurar y promover el uso sostenible del ecosistema terrestre
  • Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible
  • Reforzar los medios de aplicación y renovar la asociación mundial para el desarrollo sostenible

¿Cuál es la hoja de ruta de la Agenda 2030?

Los ODS y sus respectivas metas entraron en vigor el 1 de enero de 2016 y guiarán las decisiones mundiales durante los próximos 15 años. “Cada uno de nosotros”, dijeron los firmantes, “trabajará para garantizar que la Agenda se aplique en nuestros propios países y a nivel regional y mundial, teniendo en cuenta las diferentes realidades nacionales, capacidades y niveles de desarrollo y respetando las políticas y prioridades nacionales.

El objetivo general es apoyar el crecimiento económico inclusivo y sostenible, especialmente para los Estados en desarrollo, al tiempo que se garantiza el cumplimiento de las normas y los compromisos internacionales existentes. Las estructuras regionales y subregionales pueden facilitar la transición de la formulación de políticas para el desarrollo sostenible a la acción concreta a nivel nacional.

Los Objetivos se definen como ambiciosos y globales, y cada gobierno es libre de establecer sus propios objetivos nacionales, guiándose por el nivel de ambición global, pero teniendo en cuenta las circunstancias nacionales. Cada gobierno puede decidir también cómo incorporar los Objetivos a los procesos de planificación, las políticas y las estrategias nacionales.

¿Quién vigila el cumplimiento de los compromisos de la Agenda 2030?

Todos los Estados pueden, y deben, ejercer libremente una soberanía total y permanente sobre sus riquezas, recursos naturales y actividades económicas. En este marco, la Agenda 2030 debe aplicarse de forma que se ajuste a los derechos y obligaciones de los Estados en virtud del derecho internacional.

Cada año, los Estados pueden presentar el estado de aplicación de los diecisiete ODS en su país a través de los exámenes nacionales voluntarios. La Agenda 2030 identifica al Foro Político de Alto Nivel como el foro mundial para el seguimiento, la evaluación y la orientación de la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para apoyar esta actividad y garantizar la comparabilidad de las evaluaciones, la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas creó el Grupo de Expertos Interinstitucional sobre los ODS (IAEG-SDGs), con la tarea de definir un conjunto de indicadores para el seguimiento de la aplicación de la Agenda 2030 a nivel mundial.

¿Qué críticas se le han hecho?

La Agenda 2030 ha recibido el apoyo de la mayoría de las principales organizaciones no gubernamentales, sin que ninguna se haya manifestado en contra, a diferencia de lo que ocurrió anteriormente con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin embargo, no han faltado las críticas. En 2015, por ejemplo, The Economist publicó un editorial especialmente crítico en el que comparaba los ODS con los Objetivos de Desarrollo del Milenio y calificaba de “desastre” los resultados obtenidos: por ejemplo, consideraba excesivo el establecimiento de 169 objetivos, estigmatizaba la decisión de no tener en cuenta el contexto de cada país y calificaba de “pura fantasía” la recaudación de los recursos (estimados en 2-3 billones de dólares al año) necesarios para alcanzar los objetivos.

Otra de las críticas fue la referida al carácter contradictorio de algunos de los objetivos. Por ejemplo, el crecimiento del empleo se considera incompatible con la reducción del coste de la vida, y el crecimiento económico es incompatible con los objetivos ecológicos y la promoción de una mayor igualdad social. Para remediar este problema, se subraya la importancia de la investigación multidisciplinar para apoyar la aplicación de la agenda.

Por Verónica Baloco

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 5