Análisis en profundidad

Qué es la minería de criptomonedas

La minería de criptomonedas permitirá “crearlas” desde cero, lo que beneficia tanto a los inversores y ahorristas como al ecosistema en general.

19 May 2022

Redacción Innovación Digital 360

Minería
Minería

La minería de criptoactivos es una de las piezas fundamentales en este ecosistema, ya que permite “crearlas” desde cero. Evidentemente, su nombre se debe al gran parecido con la minería “real”, la de recursos naturales como el oro, la plata, el platino, etc.

El minero, el encargado de extraer el recurso, tiene que hacer una labor para lograr la extracción de los minerales; en el caso de las criptomonedas, la “extracción” del activo en sí.

Cuando logra su objetivo, el minero no se queda con lo que extrajo, sino con una porción del valor que logró extraer, a modo de “salario”. En el campo de las criptomonedas sucede algo similar, ya que el responsable de “descubrirlas” recibe una comisión.

Qué es exactamente y cómo funciona la minería de criptomonedas

En términos sencillos, podemos definir la minería de criptomonedas como un proceso mediante el cual las transacciones de una red son validadas y agrupadas para luego ser añadidas a un libro contable conocido como blockchain. Este mecanismo le brinda una gran seguridad a la red en la que se está haciendo la transacción y, al mismo tiempo, permite el descubrimiento de nuevas criptomonedas. 

Gracias a esta actividad, día a día se pueden emitir nuevas criptomonedas y mantener su funcionamiento. Si trazáramos un paralelismo con las finanzas tradicionales, sería similar a emitir dinero, pero con una mayor dificultad para que, entre otras consecuencias, no se creen millones de unidades, lo que haría caer el valor de los activos minados.

Al minar, se coloca el poder de procesamiento de datos del hardware que tenemos al servicio de una red de criptomonedas. Actualmente existen muchas, siendo algunas de las más conocidas y populares Bitcoin, Ethereum y Monero. Dichas redes utilizan el poder de cómputo de los dispositivos para procesar las transacciones de los usuarios que las utilicen. Las transacciones válidas son agrupadas en bloques que luego se añaden a la blockchain, procesando lotes de operaciones comerciales.

Cuando se añaden nuevos bloques a la cadena, se obtiene una recompensa que consiste en dos partes. Por un lado, una pequeña comisión pagada por los usuarios que realizaron las transacciones (por ejemplo, el costo de enviar criptomonedas de una billetera a otra).

Por otro parte, una comisión sobre el total de las nuevas criptodivisas emitidas. Esta última es la más atractiva debido a que genera mayores ganancias, aunque cabe recordar que, en un futuro, criptomonedas como bitcoin dejarán de emitirse.

¿Qué es una criptomoneda?

Las criptomonedas son un tipo de divisa digital, creada a través de la criptografía y utilizada para el intercambio de bienes y servicios, así como también para el atesoramiento.

Estas utilizan métodos criptográficos para asegurar las transacciones financieras, verificar la transferencia de criptoactivos y controlar la emisión de nuevas unidades.

Además, las criptomonedas son consideradas “unidades descentralizadas”, ya que no son controladas por una persona, organismo o empresa. Justamente, este mercado es lo opuesto al sistema tradicional, en el que las monedas convencionales son centralizadas por los distintos gobiernos a través de los bancos centrales que deciden si aumentar o disminuir la emisión, las tasas de interés mínimas, etc.

La primera criptomoneda que se creó fue el bitcoin y fue desarrollada por una o más personas bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Esta entidad publicó en 2009 un artículo en el que describía un sistema de pago persona a persona, mejor conocido como P2P, al que denominó bitcoin.

Con el pasar de los meses, dio a conocer la primera versión del software que permitiría gestionar la red de la criptomoneda, comenzando a interactuar en foros con las primeras personas afortunadas (muchas de las que posteriormente ganarían millones de dólares al conservar los bitcoins).

Qué hace un minero de criptomonedas y bitcoin

Se le llama minero de criptomonedas a todo aquel que practique la minería de estos activos, es decir, a quienes ponen sus recursos computacionales a disposición de alguna red cripto para validar transacciones y/o en la “extracción” de nuevas unidades.

A cada minero se le otorga una recompensa por su labor, sirviendo tanto para la expansión de las redes de estas nuevas monedas de forma descentralizada como también para motivar a las personas a contribuir en la seguridad del sistema.

Por otra parte, también se le llama minero al hardware creado específicamente para minar bitcoin. Tal como comentaremos a continuación, es posible minar criptomonedas con computadoras convencionales, pero el ecosistema creció tanto que se desarrollaron dispositivos específicos y más eficientes para realizar esta actividad con una mayor probabilidad de éxito.

Qué equipos se necesitan para iniciarse en la minería de criptomonedas

En sus orígenes, la minería de criptomonedas era simplemente una actividad hogareña, ya que prácticamente carecían de valor. Un caso muy conocido fue el del programador Laszlo Hanyecz, quien un 22 de mayo intercambió 10.000 bitcoins por dos pizzas, estableciendo la primera transacción comercial realizada con esta criptodivisa.

El programador, que afirma no arrepentirse, indicó que su idea fue mostrar que se podían comprar y vender bienes a través de los criptoactivos. En su máximo histórico, esos 10.000 bitcoins con los que se pagaron dos pizzas llegaron a equivaler a más de USD 600 millones.

Hoy en día, la actividad está lejos de ser lo que fue, ya que se trata de todo un negocio, como la minería real, en la que no solo participan minoristas, sino también granjas de minados, fabricantes de hardware y software, empresas, etc.

Para saber con qué equipo iniciarse, es importante identificar qué criptodivisa se piensa minar o crear. En el caso de bitcoin, habrá que adquirir mineros específicos; en el caso de ether, la minería, de momento, se suele hacer a través de placas de videos tradicionales. Este proceso se conoce como “minería GPU”.

Por otra parte, también existe la posibilidad de minar en la nube. De esta forma, se paga un determinado monto para alquilar plataformas mineras y se crea un acuerdo que establece que todas las ganancias que se generen son transferidas a la billetera del contratante o minero.

Este sistema es ofrecido, por lo general, por grandes compañías que poseen equipos destinados a minar a gran escala. Suele ser una excelente opción para aquellas personas que quieren incursionar en el mercado cripto, pero no tienen el suficiente dinero para invertir en hardware propio.

La desventaja de este método es que hay que abonar por adelantado, por lo que, si el valor de la cripto baja, se puede perder dinero. Otro problema es que no se pueden hacer modificaciones en el hardware o el software proporcionados por la compañía.

Cuánta energía consume la minería de criptomonedas

El consumo energético en general de la minería cripto es bastante elevado. En términos globales, bitcoin consume 134 TWH, mientras que países enteros como Argentina consumen 121 TWH. 

En cuanto a la minería “casera”, todo depende del hardware con el que se cuente. Un equipo promedio con un procesador Ryzen 5 3600X de 3,6 GHz, una tarjeta gráfica Nvidia RTX 3070 de 12GB, 32GB de memoria RAM DDR4, una fuente de alimentación de 650W y una placa base Gigabyte B450 AORUS Pro consumirá de 0,2 a 0,3 KWh.

En caso de armar un rig de minería con seis tarjetas gráficas Nvidia Zotac GeForce 1660 de 6GB que consumen 125 Wh, se alcanzaría un total de 750 watts. Este valor, multiplicado por 24 horas, totaliza 18.000 watts. En un mes, serán 540 KW. Para obtener el costo total, solo hay que obtener el producto entre esta cifra y el costo de la electricidad de la ciudad en la que nos encontremos.

Cómo se gana dinero minando criptomonedas

Cómo ya mencionamos, existen distintas formas de ganar dinero minando criptomonedas:

Minería GPU

Es uno de los métodos más populares para minar criptomonedas, sobre todo ether o dogecoin. Para ello se arman rigs de minería compuestos por varias placas de videos, generalmente no menos de 6, para usar al máximo su procesamiento gráfico. Los costos para minar de esta forma no suelen ser tan elevados, a comparación de otras alternativas. 

Minería a través de la CPU

Esta opción era una de las grandes alternativas varios años atrás. Sin embargo, su utilidad ha caído en picada debido a la enorme disminución de las ganancias. Suele ser un proceso lento con pocos beneficios significativos.

Su principal atractivo es que lo único que se necesita para minar con este método es una computadora y algunos programas especiales.

Minería a través de la nube

Como ya lo mencionamos, esta es una alternativa para aquellos inversores que no quieren o pueden invertir en un equipo de minería, ya sea porque no cuentan con el dinero necesario para adquirirlo o no tienen el espacio para colocar los rigs o equipos mineros, etc.

Los inversores alquilan los equipos para minar y lo hacen de manera online, ya que los dispositivos se encuentran en las instalaciones de una empresa.

Minería individual

Minar de manera individual es otra opción. Sin embargo, debido al enorme grado de competencia por la gran cantidad de participantes involucrados en la red, se hace algo poco atractivo para el inversor minorista.

Este método solo es rentable si se cuenta con los suficientes recursos para tener una presencia importante en la red, como, por ejemplo, con decenas de GPUs conformando una granja minera.

Además, las desventajas no se limitan únicamente al monto que deberíamos invertir, sino también a que se requiere de una instalación específica para almacenar los equipos. Este lugar debe contar con adecuada ventilación y mantenimiento y una excelente instalación eléctrica.

Minería mediante pools o piscinas de recompensas

Otra de las formas de minar criptodivisas es a través de las “pools” de recompensas. Estas consisten en un grupo de personas y/o empresas que combinan sus recursos computacionales en un grupo, brindando una mayor probabilidad de encontrar un bloque y obtener ganancias. En caso de encontrar un bloque, la recompensa se divide según el poder computacional aportado por cada integrante.

Minería ASIC

Este tipo de minería consiste en combinar dispositivos creados específicamente para minar criptomonedas, pero como ya lo explicamos, es una forma muy costosa, por lo que suele estar lejos del “público general”.

¿Cuáles son los riesgos de minar criptomonedas?

A la hora de minar criptomonedas existen algunos riesgos que vale la pena tener en cuenta.

En primer lugar, se encuentra la relación entre la inversión y el dinero generado. Es de público conocimiento que la mayoría de las criptomonedas son activos sumamente volátiles, por lo que si el precio de estas baja, se tardará más tiempo en recuperar el dinero invertido e incluso se sufrirá una pérdida si se tiene en cuenta el desgaste de los equipos y la energía eléctrica consumida.

En segundo lugar, nos encontramos con el riesgo de que el equipo que tengamos se vuelva obsoleto. A medida que transcurre el tiempo, los equipos van quedando anticuados, ya sea por su desgaste o porque nueva tecnología sale al mercado dejando atrás a los modelos anteriores. También puede suceder que una criptomoneda cambie su “forma” de minado, haciendo que nuestro equipo actual no sirva.

Finalmente, nos encontramos con los riesgos generales asociados al mercado cripto. Algunos de estos son el riesgo de sufrir un robo o estafa perdiendo nuestras criptomonedas, la probabilidad de que los activos almacenados pierdan valor, etc.

Cuáles son las mejores criptomonedas para minar

La criptomoneda más popular para minar es bitcoin. Sin embargo, no suele ser la cripto más rentable en este aspecto, al menos no para hacerlo de manera particular.

Ether

Actualmente, es una de las criptodivisas más rentables para minar, aunque requiere de tecnología GPU medianamente moderna para obtener atractivas ganancias. La forma más común de minar este tipo de activo es a través de la minería en grupo. Los grupos más conocidos son Ethpool, Nanopool y Dwarfpool.

De momento, ether se encuentra basado en el algoritmo Proof of Work, aunque se estima que con la nueva actualización se base en Beacon Chain, una cadena de bloques de prueba de participación (PoS) que cambiaría la minería en la cadena de bloques. La recompensa actual de minar esta cripto es de 2 ETH más la tarifa de transacción.

Litecoin

Litecoin es una moneda bastante rentable para minar, garantizando transacciones rápidas. Utiliza un protocolo cripto de código abierto y un libro mayor descentralizado como la mayoría de los proyectos cripto.

Se bifurcó de Bitcoin con respecto a la idea de ser extraíble con una CPU y GPU cuando se volviera imposible o difícil generar bloques en Bitcoin con CPU y GPU. A pesar de esto, Litecoin ahora solo se puede extraer de manera rentable con ASIC.

Los mineros más populares son Easy Miner, MultiMiner, GUIMiner Scrypt, CPUminer, CGminer Litecoin y Awesome Miner. En cuanto a los grupos de minería rentables, nos encontramos con Litecoinpool, LTC.top, ViaBTC, Antpool. F2pool y MinerGate,

Monacoin

Monacoin es una cripto creada en diciembre del 2013 y bastante rentable de crear. Actualmente cuenta con una comunidad muy activa, sobre todo en Japón. Inicialmente fue concebida como una memecoin, es decir, un token sin valor real y creado a modo de broma, al igual que dogecoin. 

Entre sus ventajas se encuentra el hecho de que se puede minar abonando pocas tarifas, a comparación de otras criptos o tokens. En estos momentos, la recompensa por bloque es de 12,5 MONA y dicho monto se reduce a la mitad cada tres años. 

Los grupos más conocidos para extraer esta cripto son f2pool, vippool.net, mona.suprnova.cc, la.pool.me, coinfoundry.org y bitpoolmining.com.

En cuanto al software utilizado en el proceso de minería para realizar la extracción de esta criptodivisa, se destacan el minero Lyra2REv2, XMR Stak, CGminer, CCMiner y Suprnova. La desventaja es que, al menos de momento, no se puede extraer con ASIC.

¿Es rentable la minería de criptomonedas? ¿Qué opción elegir?

Depende principalmente del costo de la energía eléctrica del país en el que estemos, a qué precio conseguimos el equipo para minar y qué criptomoneda buscamos. Lo ideal al momento de minar es buscar una criptodivisa que cumpla con aspectos necesarios para obtener ganancias.

Existen distintas formas para conocer previamente cuánto dinero podríamos ganar minando. Una forma sencilla es visitando sitios como Whattomine, el cual, ingresando algunas variables, calcula la rentabilidad diaria, mensual y anual según la cripto elegida.

Si eres un particular con poco dinero, la mejor opción, sin lugar a dudas, es la minería en la nube, ya que no solo necesitarás menos dinero que el que hace falta para comprar un equipo, , sino que no debes preocuparte por el ruido generado por los mismos, su refrigeración, conexión a internet, mantenimiento, etc.

Si tienes un poco más de capital para invertir, armarte un rig de minería puede ser la mejor opción. Como mencionamos a lo largo de la nota, las opciones más comunes para este tipo de minería son ether y algunas criptos como monacoin. En este caso, deberás evaluar el costo de la energía eléctrica y los mantenimientos necesarios, además de contar con un espacio físico. 

Finalmente, si cuentas con un gran capital a invertir en este tipo de activos, los equipos ASIC son, sin lugar a dudas, la mejor opción. Estos te garantizarán la mayor rentabilidad posible, ya que el hardware de estos equipos se encuentra especializado y enfocado en la minería. 

Es decir, a diferencia de los rigs de minería en los que los componentes de los equipos pueden servir tanto para minar criptos como para otras funciones como jugar videojuegos o editar videos, cada pieza de estos equipos fue ensamblada (y en algunos casos también diseñada) pura y exclusivamente para cumplir una función dentro del ecosistema cripto.

En cuanto a la metodología a seguir, si eres un usuario promedio, la mejor opción es la minería en grupo o pools de recompensas, ya que te permitirá unirte a otros miembros y combinar tu poder de cómputo. En cambio, si eres un gran inversor con cientos de equipos, entonces minar en solitario puede ser la opción ideal para ti, principalmente porque es la que otorgará un mayor beneficio económico.

Qué hacer luego de minar criptomonedas

Luego de realizar la tan anhelada minería de criptomonedas, muchos mineros se preguntan qué hacer exactamente con los activos conseguidos. En este punto, es importante conocer los tres caminos que puede tomar la tenencia de criptos.

Buy and hold

Básicamente, el buy and hold (comprar y mantener) hace referencia a mantener las criptomonedas conseguidas en cartera durante mucho tiempo, con la esperanza de que el mercado las revalorice correctamente y valgan más en un futuro.

Si bien esta es la opción más sencilla, y estadísticamente rentable, hay que tener en cuenta que también se debe tener la mentalidad necesaria para soportar las bajas de corto plazo y la alta volatilidad, ya que justamente estas bruscas variaciones son las que permiten que haya potencial de crecimiento.

Trading

Por otro lado, las criptomonedas minadas pueden venderse en cortos periodos de tiempo aprovechando las tendencias del mercado para recomprarlas a precios más bajos más adelante. De esta forma, se realiza lo que se conoce como trading, que no es más que la compraventa apuntando a obtener un beneficio de la diferencia de precios.

En este caso, hay que conocer muy bien cómo se comportan los mercados y gestionar adecuadamente el riesgo, para que las probabilidades de perder, total o parcialmente, se reduzcan.

Consumo

Por último, también es posible consumir bienes y servicios con las criptos conseguidas, como si se tratara de un sueldo común y corriente. Actualmente, la industria creció tanto que existen miles de negocios que aceptan criptomonedas como medio de pago.

Lógicamente, al intercambiar criptos por productos, se sacrifica el potencial de revalorización, por lo que todo dependerá de los objetivos y necesidades de cada minero.

Muchos mineros suelen adoptar una estrategia mixta: mantienen algunas criptomonedas para el largo plazo, operan otras en el corto y consumen en el día a día con las que sobran, o bien las intercambian por dinero fiduciario.

Por Nicolás Della Vecchia.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción Innovación Digital 360

Nota 1 de 4