Lectura rápida

Cuáles son las diferencias entre VDI y DaaS, y cuál es mejor

La llegada de las nubes virtuales y el teletrabajo propiciaron el uso del escritorio virtual en nube. Esta digitalización infraestructural se hace mediante el Virtual Desktop Infrastructure (VDI) o el Desktop as a Service (DaaS), que permiten ingresar a distancia a los dispositivos de escritorio. Enterate qué diferencia ambos métodos y cuál es más conveniente.

22 Jul 2022

Redacción InnovaciónDigital360

escritorio - virtual - nube

Una de las opciones para acceder a un escritorio mediante una nube informática es la infraestructura de escritorio virtual (conocida como VDI), que aloja elementos en un servidor central y los dispone para que los demás usuarios puedan acceder a ellos. Aquí, las imágenes del escritorio se ejecutan en máquinas virtuales y se distribuyen mediante una red a la que se puede ingresar desde cualquier dispositivo móvil con conexión a internet.

El sistema VDI permite un acceso seguro y a distancia a las aplicaciones del escritorio sin que haga falta manejar equipos físicos diferentes a la vez. Pero para utilizarlo, sus usuarios necesitan estar siempre conectados a los servidores que emplean. Debido a que también tiene estas limitaciones, se plantea al uso del Daas como más favorable.

Qué es el Daas y qué ventajas tiene

La otra opción para posibilitar escritorios virtuales en nube es el escritorio como servicio (conocido como DaaS), que permite guardar, examinar, procesar y unir información usando una suscripción. Con este sistema, quien provee el servicio aloja los equipos físicos, las redes y el almacenamiento en nube de la información. Además, también se encarga del mantenimiento, las copias de seguridad y de que esté todo actualizado (a veces incluso de la gestión de la seguridad y las aplicaciones del escritorio).

Desde 2020, los usuarios del DaaS han crecido un 150% dadas sus siguientes atributos diferenciales:

Ahorro y control de gastos

 Las empresas y demás organizaciones no necesitan gastar dinero en servidores propios ni en adquirir equipos físicos. Además, se usa una suscripción donde se paga por el uso del DaaS, así que los gastos pueden proyectarse con facilidad y se vinculan con la cantidad de usuarios activos.

Seguridad de la información

Las aplicaciones y la información están guardadas en una nube virtual; por lo que, si a alguien le roban o pierde su computadora, se lo puede desvincular de dicha nube para que ningún extraño acceda al escritorio digital.

Actualización

Es sencillo instalar actualizaciones, ya que se pueden habilitar al mismo tiempo en todos los escritorios a distancia.

Escalabilidad

La nube no se limita al volumen en un servidor local, por lo que quien usa DaaS tiene laxitud para agregar o quitar recursos según sus necesidades o la demanda de sus productos.

Menor presión sobre el sector de sistemas

Los departamentos de IT no deben mantener ni gestionar los escritorios virtuales porque de eso se encarga quien provee el servicio de nube, así que pueden encargarse de otras tareas que añadan valor a la organización.

Agilidad

Al ser un sistema más moderno, el DaaS dinamiza las tareas.

@RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS
I
Redacción InnovaciónDigital360

Nota 1 de 5