Procesos

Migración a la nube: cómo hacerla de forma efectiva

La migración a la nube requiere una planificación cuidadosa y la consideración de varios factores importantes. Conocelos acá.

Publicado el 27 Dic 2023

migración a la nube

La migración a la nube es el proceso de trasladar datos, aplicaciones y otros elementos empresariales a un entorno de nube. Para las aplicaciones, en particular, no se trata sólo de trasladarlas, sino sobre todo de modernizarlas, haciéndolas más flexibles e integradas, en línea con las necesidades del negocio.

Existen varios tipos de migración a la nube: migración del centro de datos local a la nube pública; migración de una plataforma o proveedor de Nube a otra plataforma/proveedor (C2C, Cloud to Cloud); y, por último, Uncloud (también denominada Nube Inversa o Declouding), que es el proceso por el cual los datos y las aplicaciones vuelven de la Nube al centro de datos local.

El tema de la migración a la nube es, hoy en día, prioritario en las agendas de los CIO. De hecho, para apoyar eficazmente las vías de crecimiento y diversificación de los negocios, es necesaria una transformación digital que no se limite al simple uso de las tecnologías más modernas, como Internet de las Cosas, Big Data o Inteligencia Artificial, sino que esté marcada por la búsqueda de la mejor eficiencia operativa, reducción de costos, mayor flexibilidad y agilidad hacia el cambio.

El mercado de la nube en Argentina

Según un informe de FTI Consulting, la adopción de la nube en Argentina apoyará, en promedio, US$ 42,8 mil millones en PIB adicional cada año, desde 2023 hasta 2038. Además, se estima que se generarán 1,2 millones de empleos relacionados con la nube en el mismo período. Argentina se beneficia de su fuerte sector de servicios y de su alto nivel de capital humano para el desarrollo de la computación en la nube.

Entre los países de América Latina, Argentina se ubica en el tercer lugar en el índice global de ecosistemas de nube de 2022, elaborado por MIT Technology Review Insights. Este índice analiza 76 países y territorios según cuatro variables: infraestructura, adopción del ecosistema, seguridad y garantía, y talento y afinidad humana. Argentina destaca por su alta adopción digital en el gobierno y las empresas, pero tiene oportunidades de mejora en la calidad regulatoria.

Migración a la nube

Según una encuesta realizada por Movistar Empresas en 2022, el 50% de las pymes argentinas tiene previsto migrar a la nube para ahorrar costos TI, flexibilizarse y ser más ágiles. Además, un 30% ya adoptó esta solución y un 20% no desea hacerlo.

La migración a la nube requiere una planificación cuidadosa y la consideración de varios factores importantes, como la idoneidad de las aplicaciones, la evaluación de costos, la elección del tipo de nube, la gobernanza y la seguridad, y los desafíos de la migración.

Migración a la nube y los desafíos por delante

Pero, ¿cuáles siguen siendo los principales desafíos a los que se enfrentan las empresas en el proceso de migración a la nube? Tal y como resaltan los datos del Informe Flexera 2023 sobre el Estado de la Nube -que realizó un estudio en el que participaron 750 empresas usuarias de servicios Cloud en todo el mundo-, la seguridad, los costos y la experiencia son los tres principales puntos de atención, respectivamente.

Beneficios de la nube

Existe un conjunto de indicadores que, en conjunto, ayudan a las empresas a comprender las necesidades actuales y futuras de las LOB y los servicios de TI más útiles para darles el mejor soporte, estimando así oportunamente el potencial retorno de la inversión de un proyecto de migración a la nube. Acá tenés los beneficios clave a considerar cuando se evalúa la opción de mover todas o parte de las cargas de trabajo a la nube, aprovechando la infraestructura de un proveedor de servicios de nube pública.

Facilita la innovación y la toma de decisiones

La nube reduce significativamente los costos de adopción y desmantelamiento de la infraestructura en comparación con las soluciones in situ. Además, permite acortar el tiempo de toma de decisiones y traducir concretamente las ideas en nuevos productos y servicios.

Aprovisionamiento más rápido de recursos

Los recursos necesarios para apoyar nuevos proyectos pueden estar disponibles en cuestión de horas, en lugar de durante semanas como ocurre en los centros de datos tradicionales (in situ).

Costos seguros y mayores márgenes

La certidumbre de los costos de infraestructura, y su reducción, permite a las empresas desviar el ahorro conseguido a actividades más funcionales para el negocio principal, como el desarrollo de nuevas ofertas.

Utilización dinámica de la capacidad de IT

Los servicios en la nube están diseñados para ser granulares, de modo que satisfagan las necesidades puntuales de los usuarios finales, sin redundancias ni despilfarros. Los usuarios podrán seleccionar, configurar y ejecutar infraestructuras, plataformas y aplicaciones realmente “a medida” de las necesidades de su empresa/unidad de negocio.

Migración a la nube

Experiencia de usuario más fluida

La capacidad de acceder idealmente a datos y aplicaciones desde cualquier lugar e incluso en movimiento mejora la experiencia del usuario interno de los servicios de IT.

Cumplimiento normativo

La nube permite a las organizaciones garantizar el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos (GDPR), continuidad de negocio (Business Continuity) y Green IT.

Acceso a conocimientos específicos y soluciones de IT innovadoras

El proveedor de servicios en la nube se ve estimulado a asegurar los servicios más innovadores para los clientes porque en eso se basa su negocio. El cliente también tiene la seguridad de encontrar en los interlocutores del proveedor profesionales con conocimientos específicos sobre entornos en la nube.

Facilidad de desarrollo de nuevos negocios y expansión a nuevas geografías

La flexibilidad de la infraestructura basada en la nube permite a las empresas abordar nuevos mercados-países y nuevos negocios minimizando riesgos y costos.

Mejora de la gestión del conocimiento

La nube proporciona un soporte indispensable para la creación de una base de conocimientos compartida sobre flujos de trabajo y procesos.

Mayor resistencia y agilidad

Mejora de la resiliencia de la empresa, es decir, de su capacidad para resistir contratiempos, pero también de su eficiencia y agilidad operativa. Aumento de la productividad de los recursos.

Beneficios de la migración a la nube

La migración a la nube es un paso esencial en el proceso de transformación digital que asusta a muchos equipos de IT, preocupados por la posibilidad de tener que “meter mano” a sus infraestructuras quizás establecidas desde hace décadas. Y aunque en los primeros años de implantación de la nube estos temores pudieron resultar fundados, hoy en día ya no es así.

Las organizaciones que deciden revisar su infraestructura para hacerla más ágil, capaz de soportar mejor la innovación y las vías de continuidad de negocio, pueden contar ahora con vías “rodadas”, herramientas de software, mejores prácticas y procedimientos establecidos. Procedimientos que simplifican enormemente los procesos de migración a la nube.

Modernización de aplicaciones

Un aspecto especialmente importante para mejorar el rendimiento empresarial es la modernización de las aplicaciones mediante su migración a la nube. De hecho, el desafío para las empresas es satisfacer a los clientes, cada vez más digitales y demandados de nuevos servicios, replanteando digitalmente los modelos de negocio, desarrollando nuevos servicios y aplicaciones para reducir el “time to market”.

migración a la nube

Las empresas más innovadoras ya se dieron cuenta de que el desarrollo de software se convirtió en una cuestión estratégica, crucial para garantizar la competitividad en un mercado cada vez más digital.

Para poder desarrollar rápidamente aplicaciones que puedan marcar la diferencia hoy en día, los servicios de nube pública combinados con herramientas de desarrollo e integración de última generación, tanto propietarias como de código abierto, vienen al rescate. Las nuevas ofertas permiten ahora a todas las empresas emprender el camino de modernización de aplicaciones que mejor se adapte a sus necesidades y características empresariales.

Migración a la nube en Argentina

Amazon Web Services (AWS) desembarcó en la Argentina en diciembre de 2019, brindando soluciones de tecnología de la información, inteligencia artificial, Big Data y almacenamiento en la nube. Lo cual es todo un síntoma del proceso de transformación que viven hoy las empresas argentinas.

Un informe de PwC indica que el 76% de las empresas líderes están moviendo rápidamente sus operaciones a la nube en búsqueda de sistemas dinámicos y ágiles integrados a la red.  Paralelamente, un estudio de Telefónica muestra que en los últimos 12 meses registró un crecimiento del 182% en la venta de herramientas en la nube, como Open Cloud, Azure y Managed Cloud.

Cómo se hace la migración a la nube

Las vías de las que dispone una empresa para trasladar cargas de trabajo, aplicaciones y datos a la nube depende de si se opta por contratos de Infraestructura como Servicio (IaaS), Plataforma como Servicio (PaaS) o Software como Servicio (Saas). No existe por definición el mejor enfoque. La elección depende de las necesidades de la organización, de los criterios para evaluar las distintas opciones viables y de los principios arquitectónicos que los CIO promuevan en la empresa. Acá tenés los posibles caminos hacia la migración a la nube que Gartner sugiere evaluar.

Rehosting o Lift-and-Shift (para IaaS).

La empresa, en este caso, opta por replicar las aplicaciones en diferentes entornos de hardware, sin cambiar las configuraciones de infraestructura, haciendo intervenciones mínimas en el código del software. Se trata de una opción adecuada para las organizaciones que experimentan costos elevados de gestión, actualización y mantenimiento de la infraestructura local, y para las que la velocidad de migración a la nube es el factor más importante.

Refactoring o rearchitecting o repackaging (per PaaS)

La organización decide ejecutar sus aplicaciones en la infraestructura del proveedor de la nube. Esta elección permite a la empresa convertirse y familiarizarse con la nube garantizando, sin embargo, la retrocompatibilidad con los sistemas del centro de datos local. Por lo tanto, los desarrolladores pueden reutilizar los marcos de aplicaciones, los lenguajes de programación y las tecnologías de contenedores (como Docker y Kubernetes) en los que han invertido tiempo y recursos en el pasado.

Revising o redesigning (per IaaS o PaaS)

Esta opción consiste en una modificación o ampliación del código de desarrollo, que permite modernizar los entornos heredados. Revising permite a las organizaciones maximizar los beneficios y características de la infraestructura proporcionada por el proveedor de la nube, optando por una opción que es en cierto modo “preparatoria” de cualquiera de las dos vías anteriores (refactorización o realojo).

Replatforming (para PaaS)

Se trata de una opción para modernizar los sistemas heredados y poder ejecutarlos en entornos de nube manteniendo su funcionalidad, mediante opciones de contenedorización de aplicaciones y virtualización de centros de datos definidos por software.

código

Reconstrucción (para PaaS)

Esta opción implica la capacidad de reconstruir completamente una aplicación reescribiendo su código. Por lo tanto, la aplicación se someterá a una revisión arquitectónica completa. Los beneficios están relacionados con la capacidad de acceder a todas las funciones innovadoras que hacen disponibles el proveedor de la nube y su comunidad de desarrolladores. El equipo de IT de la organización podrá acceder a plantillas para la creación rápida de nuevas funciones, reduciendo el tiempo y la complejidad de los procesos de desarrollo.

Sustitución (para SaaS)

En este caso, la organización decide sustituir una aplicación con licencia y optar por un modelo de pago por uso (SaaS, Software as a Service). Las organizaciones que eligen esta eventualidad se aseguran una mayor flexibilidad a la hora de adaptar la funcionalidad del software estratégico (normalmente ERP y CRM) a sus necesidades.

Procesos de migración a la nube

El objetivo principal de un proceso de migración a la nube es poder garantizar que los datos y las aplicaciones se alojan en el entorno informático más eficaz, basándose en el análisis de factores como el costo, el rendimiento y la seguridad de las diferentes opciones.

Los pasos y procesos que sigue la organización en el proceso de migración a la nube varían en función de factores como los recursos específicos que las empresas desean trasladar o la ruta de migración elegida.

Dicho esto, los elementos comunes de una estrategia de migración a la nube incluyen la evaluación de los requisitos de rendimiento y seguridad, la elección del proveedor de servicios en la nube, las necesidades de continuidad del negocio. Cuando una empresa traslada aplicaciones de un centro de datos on premise a la nube, hay dos formas de migrar: una integración “ligera” y otra más profunda.

En el primer caso, se opta por intervenir sólo con los cambios esenciales, los necesarios para que la aplicación funcione en la nube. En el segundo caso, sin embargo, la empresa decide aprovechar la oportunidad del paso a la nube para hacer los cambios necesarios en las aplicaciones para maximizar las ventajas de los entornos en nube, como el autoescalado o el equilibrio de carga dinámico.

Migración a la nube de forma rápida y rentable

Sin una planificación adecuada, una migración a la nube podría dar lugar a interrupciones imprevistas del negocio, y este es un riesgo que ninguna empresa puede permitirse correr. Hoy en día, sin embargo, esta posibilidad es cada vez más remota porque existen herramientas de software, mejores prácticas y procedimientos que permiten estimar con la mayor precisión posible los plazos y costos del traslado a la nube. Acá tenés las principales.

Calculadoras online para estimar costos de migración a la nube

Existen diversas herramientas y servicios que ayudan a las empresas a comprender mejor cuáles son las necesidades reales y a estimar, en consecuencia, los costos de la nube en el momento oportuno. Varios proveedores de servicios en la nube, por ejemplo, ofrecen calculadoras online que pueden ayudar a aclarar las ideas del CIO. Además, existen configuradores en el mercado que pueden presupuestar por adelantado el esfuerzo, en términos de servicios profesionales, necesario para completar todo un proyecto de migración.

KPI y métricas para la migración a la nube

Con frecuencia, las empresas que migran sus aplicaciones a la nube se centran en las métricas de infraestructura y descuidan aquellas más relacionadas con la Experiencia de Usuario. En cambio, para garantizar una migración a la nube sin problemas, es necesario tener una visión más amplia de los KPI (indicadores clave de rendimiento) más adecuados para evaluar las operaciones de migración a la nube. Estos indicadores pueden agruparse idealmente en tres áreas: los relativos a la Experiencia del Usuario, el rendimiento de las aplicaciones y la bondad de la infraestructura.

La experiencia del usuario puede evaluarse en relación con la facilidad de uso. El rendimiento de la aplicación puede evaluarse en relación con el tiempo de respuesta o el tiempo de carga de la página, la disponibilidad, el rendimiento o el uso de la CPU. La bondad de la infraestructura, por su parte, está relacionada con parámetros como el uso de la memoria y el rendimiento de la red.

Mapa de servicios para establecer prioridades de migración a la nube

La organización tendrá que decidir si migra todo el conjunto de aplicaciones en uso a la vez o si lo hace de forma diluida en el tiempo, componente a componente, servicio a servicio. Esta última elección, antaño realmente ardua, es ahora más intuitiva gracias a la implantación de herramientas, llamadas Service Maps, que los principales proveedores y socios de la nube ponen a disposición de la empresa.

Un Mapa de Servicios es una representación gráfica de los recursos del centro de datos y de las interconexiones entre sus diferentes componentes. Con un Mapa de Servicios será posible obtener una visión completa de las conexiones entre servidores, procesos, puertos, arquitecturas TCP y servicios individuales. En resumen, todo lo que necesita para hacer una decisión informada sobre el mejor camino a seguir para una Migración a la Nube suave y sin traumas.

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

C
Annalisa Casali
Temas principales

Especificaciones

D
datos
N
nube
N
Nube pública

Nota 1 de 5