Radiografía del sector

Agrotech en Argentina: Qué es, retos y futuro

El sector agrotech es especialmente importante en países como la Argentina donde la producción agroindustrial es una variable económica y social de suma importancia tanto a nivel local como regional y mundial. De hecho, está entre las diez naciones más relevantes en este campo y, según datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), se estima que de cada 100 productores internacionales de alimentos, 11 son argentinos.

Actualizado el 18 Abr 2024

Agrotech en Argentina. .

En la actualidad, no hay industria que no se vea revolucionada por la tecnología. Ya sea con mecanismos para acelerar los procesos productivos o con digitalización para generar mayor eficiencia durante las operaciones, todos los sectores han incluido distintos tipos de innovaciones y lo seguirán haciendo en los próximos años. La agroindustria no es la excepción a esta tendencia y el concepto de agrotech se expande con velocidad no solo en la Argentina sino también alrededor del mundo. 

Según los últimos datos demográficos globales, la población en la Tierra ya superó las ocho mil millones de personas y, en toda la historia de la humanidad, jamás ha sido tan importante generar alimentos de forma intensiva para darle de comer a todas ellas. Sin embargo, la variable medioambiental se suma a esa ecuación, ya que las estimaciones arrojan que la producción de alimentos a base de animales genera el 57% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero dentro de la industria, mientras que el desarrollo de alimentos vegetales suma 29% más.

En ese contexto, los expertos en la materia aseguran que la única forma de producir más alimentos y, al mismo tiempo, reducir el impacto ambiental es con la inclusión de la tecnología. Por ese motivo, el sistema agrotech gana relevancia y genera un ecosistema de negocios que vale la pena conocer y comprender. Sobre todo en países como la Argentina, donde el sector agroindustrial es uno de los principales motores económicos y sociales. 

Qué se entiende por agrotech 

Se entiende por agrotech a todo modelo agroindustrial que utilice avances tecnológicos para la producción de alimentos. Ya sea a través de innovaciones mecánicas o software, el objetivo es mejorar la eficiencia y eficacia de las técnicas utilizadas para generar mayor cantidad producción en menos espacio y utilizando la menor cantidad de recursos naturales posibles. 

Según reportes llevados a cabo por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el 2050 el Planeta Tierra deberá producir hasta un 70% más de alimentos para satisfacer la demanda de una población conformada por 9.600 millones de personas. Alcanzar esta meta con los sistemas utilizados durante las últimas décadas es imposible porque requieren de más tiempo y recursos. Por ese motivo, la implementación de la tecnología es la única manera de conseguir los objetivos planteados. 

Ya sea con satélites, drones, big data, inteligencia artificial o cualquier otro tipo de innovación, el sector agrotech busca impulsar las operaciones del sector. “Surge de la convergencia de varias áreas tradicionales de innovación tecnológica, como la biotecnología y las ciencias de la vida, tecnologías de la información, el área de tecnologías limpias y los temas asociados de sustentabilidad, y finalmente la innovación en el procesamiento y distribución de alimentos y bebidas”, indican desde el Banco de Desarrollo Interamericano. Y agregan: “Además, se destaca por contar con un perfil fuertemente emprendedor, que emerge frente al proceso de consolidación que avanza en la industria global de la agricultura y la alimentación”.

Para concluir, el potencial para los próximos años es bastante grande, aun siendo una industria joven. Un reporte divulgado por la firma internacional Spherical Insights destaca que el sector agrotech internacional estuvo valuado en más de 22 mil millones de dólares en 2022. Se espera que esa cifra ascienda a 72 mil millones de dólares para 2032.  

AgroTech

Qué tipo de innovaciones aparecieron con el agrotech

A pesar de su reciente surgimiento, el sector agrotech ha desarrollado múltiples innovaciones agropecuarias durante los últimos años. Las más destacadas se relacionan con el mapeo y correcta utilización de los suelos, maquinaria para hacer más eficiente la siembra, cultivo y cosecha de plantas, la utilización de drones para regar y fumigar los campos sin generar mayor contaminación y la creación de centros de datos que permitan trazar planes productivos para los próximos años. 

“Creo que la tecnología puede ayudarnos a simplificar la cadena de producción y  a acercar al agricultor mucho más al consumidor”, destaca Roberto Ridolfi, Subdirector General del Departamento de Programas, Soporte y Cooperación Técnica de la FAO. Y suma: “En la agricultura de precisión, la huella puede ser en gran parte eliminada, tratando los cultivos con los inputs precisos, el agua necesaria, los fertilizantes adecuados”. 

Para lograr el concepto de agricultura de precisión que subraya Ridolfi se requieren múltiples innovaciones que parten de los procesos más simples y se extienden hasta los más complejos. Un ejemplo es la tecnología desarrollada para optimizar la genética de semillas. De esta manera, se pueden obtener plantas que requieran menos recursos para crecer y al mismo tiempo generen más alimentos. 

Por otro lado, la obtención de información que permita actuar en tiempo real es clave., “La utilización de software y artefactos que obtengan datos sobre requerimientos de nutrientes para los animales, así como para los cultivos, fertilizar con dosis ajustadas a los análisis del suelo, cosechar según el rendimiento, así como controlar malezas, es vital para más productividad, economía y eficiencia en los campos”, afirman en el INTA. 

Como está ocurriendo en todas las industrias productivas, la inteligencia artificial también tiene aportes para realizar al sector agropecuario. El monitoreo de los campos, estimaciones de producción, predicciones climáticas y detección y mitigación de plagas son todas acciones que la IA puede realizar a partir de la información proporcionada. Todos estos datos permiten llevar a cabo planificaciones certeras que aumenten las probabilidades de éxito productivo y reduzcan las fallas y utilización de recursos naturales. 

A continuación, dejamos algunas de las innovaciones y tecnologías más interesantes que aparecieron en el último tiempo y que cambiaron el concepto de producción agrícola:

Granjas inteligentes

Una de ellas es la creación de granjas inteligentes a través del internet de las cosas. Se trata de interconectar diferentes dispositivos para poder crear un ámbito que tenga la humedad, la luz y la temperatura adecuadas para llevar a cabo el trabajo en una granja.

Robótica agrícola

Por otra parte, otra herramienta innovadora es la robótica agrícola. Se trata de una disciplina que utiliza robots y máquinas autónomas para realizar una amplia gama de tareas necesarias en el agro. Desde la siembra y la cosecha, hasta el cuidado de cultivos y la gestión del riego, los robots agrícolas están transformando la manera en la que se emplea la agricultura tradicional.

Estos robots pueden operar las 24 horas del día, sin descanso, ahorrando tiempo y dinero a los agricultores. Además, reducen la dependencia de mano de obra humana y minimizan los errores en las tareas repetitivas.

Esto no solo aumenta la eficiencia, sino que también contribuye a una producción agrícola más sostenible y respetuosa con el ambiente.

Inteligencia Artificial

Tal como marcamos, también la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una herramienta poderosa en la agricultura. Su uso trae numerosas ventajas, al permitir a los agricultores maximizar su producción y minimizar el desperdicio. 

La IA puede analizar grandes cantidades de datos recopilados en tiempo real, como el clima, la calidad del suelo y las plagas, para proporcionar información precisa y oportuna a los agricultores. Esto les ayuda a tomar decisiones informadas sobre cómo, cuándo y dónde aplicar fertilizantes, pesticidas y otros insumos. 

El agrotech, a través de la IA, también puede optimizar la programación de riego y predecir rendimientos de cultivos, lo que conduce a una producción más eficiente y sostenible.

Drones

Incluso los drones han demostrado ser una herramienta valiosa en la agricultura tecnológica. Equipados con cámaras y sensores, pueden proporcionar imágenes y datos detallados sobre los cultivos y los suelos. Esta innovación ayuda a los agricultores a identificar áreas problemáticas y tomar medidas de cuidado de manera oportuna, como el riego preciso en zonas con estrés hídrico o la detección temprana de plagas y enfermedades.

Asimismo, los drones agilizan el monitoreo y la inspección de grandes extensiones de tierra, ahorrando el tiempo y los recursos que anteriormente requerirían un monitoreo manual.

Esto lleva a una gestión más precisa y eficiente de los cultivos, disminuyendo el uso excesivo de recursos y fomentando la sustentabilidad agrícola y el cuidado del ambiente.

Biotecnología agrícola

Otra herramienta valiosa de agrotech es la biotecnología agrícola. Se trata de una disciplina que abre un mundo de posibilidades en la producción de alimentos.

La modificación genética de los cultivos permite el desarrollo de plantas con características mejoradas, como una mayor resistencia a enfermedades, plagas y condiciones adversas, así como una mejor calidad nutricional.

Es el caso de Zyocin y de Food4you, las dos startups de agrotech que trabajan con bio bactericidas para mejorar la calidad nutricional de distintos alimentos. Esto no solo aumenta los rendimientos de los cultivos, sino que también reduce la necesidad de pesticidas y otros productos químicos agrícolas dañinos para el medio ambiente.

Pero, además, la biotecnología agrícola también está siendo utilizada para desarrollar cultivos capaces de fijar nitrógeno atmosférico, reduciendo así la necesidad de fertilizantes nitrogenados, que pueden ser una causa de la contaminación del agua.

Sensores que monitorean cultivos

Estos sensores recopilan datos en tiempo real sobre diversas variables como la humedad del suelo, temperatura, niveles de nutrientes, y más. Pueden estar instalados en el suelo, montados en drones o satélites y proporcionan información detallada sobre el estado de los cultivos.

Permiten a los agricultores tomar decisiones basadas en datos para optimizar el uso de recursos como el agua y los fertilizantes, mejorar la salud de los cultivos y aumentar los rendimientos. La detección temprana de enfermedades o plagas puede llevar a intervenciones más efectivas y menos invasivas.

Sistemas de riego automático

Utilizan información de sensores y datos meteorológicos para ajustar automáticamente el riego en función de las necesidades hídricas de los cultivos. Estos sistemas pueden programarse para regar en momentos óptimos del día, reduciendo la evaporación y el desperdicio de agua.

Mejoran la eficiencia en el uso del agua, reducen los costos operativos y promueven un crecimiento saludable de las plantas. Al aplicar la cantidad exacta de agua necesaria, se evita la sobreirrigación y la subirrigación, lo que contribuye a la sostenibilidad de los recursos hídricos.

Mapeo de suelos

Esta tecnología involucra la recopilación y análisis de muestras de suelo para crear mapas detallados que muestran la variabilidad en la composición y calidad del suelo dentro de un campo. El mapeo puede realizarse a través de sensores en tierra, vehículos aéreos no tripulados o satélites.

Proporciona a los agricultores información valiosa sobre la fertilidad del suelo, necesidades de nutrientes y áreas problemáticas. Esto permite la aplicación precisa de insumos, como fertilizantes, en las cantidades y lugares exactos donde se necesitan, mejorando la eficiencia y minimizando el impacto ambiental.

Beneficios y desafíos para el sector agrotech en Argentina 

El sector agrotech es especialmente importante en países como la Argentina donde la producción agroindustrial es una variable económica y social de suma importancia tanto a nivel local como regional y mundial. De hecho, está entre las diez naciones más relevantes en este campo y, según datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), se estima que de cada 100 productores internacionales de alimentos, 11 son argentinos. Además, Argentina concentra la segunda mayor cantidad de startups agrotech de la región, solo superado por Brasil.

Cifras de distintos organismos públicos y estatales arrojan que, en promedio, la Argentina produce 120 millones de toneladas de alimentos que son utilizadas para el consumo de 400 millones de personas en el mundo. Por lo tanto, el rol del país en este sistema es relevante y la inclusión de tecnología le permitiría generar aún más beneficios. Aunque, de todas formas, también hay desafíos que deben ser afrontados. 

Una de las principales ventajas del agrotech en Argentina es la posibilidad de producir más alimentos que sean destinados a consumo interno y exportación. Este último aspecto resulta vital porque el país se encuentra en una delicada situación económica en la que necesita hacerse de dólares para poder sobrellevar distintas problemáticas financieras. 

Según las cifras oficiales del Estado, durante 2022 se exportaron poco más de 88 mil millones de dólares en bienes. De ese total, dos tercios corresponden a productos de origen agropecuario, lo que revela la importancia de esta industria para la estabilidad económica nacional. Por lo tanto, si se logra mayor eficacia y eficiencia en la generación de alimentos se podrá aumentar también la exportación para  robustecer las reservas del Banco Central. 

Por otro lado, un beneficio que se resalta con el agrotech en Argentina y el mundo es el mayor respeto al medio ambiente. Al aplicar información y tecnología, se reduce la implementación de recursos naturales y, en consecuencia, disminuye la contaminación provocada en los ecosistemas. Esto es de especial relevancia si se tiene en cuenta que la Argentina ha tomado compromisos con organismos internacionales para reducir su emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Agrotech

“El sector agropecuario es un importante emisor de GEI, tanto en la ganadería (por el contenido de metano en los gases de fermentación entérica), como en las diversas actividades de la agricultura”, destacan en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación. Y continúan: “Es posible lograr una disminución notable de las emisiones de gases de efecto invernadero en la actividad agrícola mediante el cambio en los hábitos de labranza o la reutilización de los subproductos y desperdicios de la cosecha. Una adecuada gestión del riego y un uso más eficiente de fertilizantes, como así también el empleo de mejores tecnologías por parte de los agricultores, son opciones que se deben tener en cuenta si se quiere lograr una reducción en las emisiones de GEI”.

En esa línea, dentro de los principales desafíos que enfrenta el país se encuentran la mejor utilización de sus tierras productivas y la distribución de los productos cultivados o desarrollados. Datos oficiales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) revelan que el 12% de la producción de alimentos en Argentina es desperdiciada. De ese total el 45% son frutas y hortalizas, el rubro más caro y nutritivo. 

También existen distintas barreras dentro del sector agrotech argentino que deben ser superadas para impulsarlo. La primera es el acceso a las tecnologías y al talento. Las variables económicas actuales dificultan adquirir y utilizar tecnologías que, en muchos casos, deben ser importadas y pagadas en dólares. Sin la posibilidad de acceder a esta moneda y con los saltos cambiarios que atraviesa el país en los últimos años, el crecimiento de la industria se frena. 

Por otro lado, se requiere de profesionales con habilidades específicas para poder desarrollar planes dentro del sector agrotech. No solo especialistas en agropecuaria, sino también en tecnologías que recientemente se empezaron a utilizar en esta industria. Actualmente, el talento argentino goza de prestigio a nivel internacional por su calidad y precio. Pero en Argentina hay muy poca oferta laboral, ya que muchos trabajadores prefieren prestar sus servicios a empresas del exterior para ganar en monedas más estables como el dólar y el euro, generando vacantes en puestos locales que desaceleran el crecimiento de distintos sectores, entre ellos el agrotech. 

Por qué el agrotech puede salvar la agricultura 

El objetivo del sector agrotech en Argentina y otras partes del mundo es digitalizar la agricultura y toda actividad relacionada con la producción de alimentos. En un contexto de crecimiento poblacional y escasez de recursos naturales, la tecnología resulta crucial para salvar a estas industrias, ya que permite una mayor eficiencia en la utilización de suelos, agua potable y energía limpia, todas variables de extrema importancia para el futuro de la humanidad. 

Según un relevamiento llevado a cabo por el Banco Interamericano de Desarrollo, publicado en el informe Agrotech: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y el Caribe, más del 60% de los emprendimientos del sector fueron creados en la última década. Además, más del 70% se concentran en digitalizar algún proceso específico de la actividad agrícola y se destaca que “el medio ambiente marcará la hoja de ruta de la innovación en AgroTech, a través de su influencia sobre la producción, el consumo y las políticas públicas”. 

Estos datos marcan dos cuestiones importantes para el agrotech. La primera es que el sector es joven en comparación a la industria agropecuaria tradicional y, por lo tanto, tiene aún mucho potencial para demostrar. La segunda se relaciona con su meta directa: mitigar el impacto ambiental de los procesos de producción de alimentos. Al lograrlo, se podrá continuar con los negocios agrícolas y ganaderos, pero con un enfoque sustentable que no solo ayude a cuidar a los ecosistemas, sino que además otorgue a los consumidores mejores productos y más económicos. 

Qué se entiende por tecnología agropecuaria 

Al hablar de tecnología agropecuaria se hace referencia a todos los métodos, técnicas y artefactos utilizados dentro del proceso productivo agrícola y ganadero. Esto incluye desde operaciones en laboratorios para mejorar semillas hasta las grandes máquinas desarrolladas para cosechar, ordeñar animales, recoger huevos y cualquier otra necesidad relacionada con la generación de alimentos. 

Desarrollar este tipo de innovaciones para el campo resulta crucial porque otorga herramientas a los productores y distribuidores que facilitan y mejoran sus procedimientos productivos. En el caso de la Argentina, esto ha sido impulsado incluso desde el Estado con la creación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)

“Desde el INTA, trabajamos en la Investigación, la Extensión y la puesta en valor de los desarrollos tecnológicos que nacen en el seno de los grupos de investigación, en los proyectos territoriales y de (i+D), en los laboratorios, en las Unidades, Centros Regionales y de Investigación”, destacan los directivos de la entidad, que actualmente cuenta con desarrollos tecnológicos para el almacenamiento y transporte de alimentos, salud animal, bioinsumos y maquinaria de impacto territorial, entre otros. 

Cada vez es más común que países de todas las regiones creen espacios como este con el objetivo de destinar recursos estatales a la innovación tecnológica agropecuaria. De esta forma se pueden obtener desde software hasta maquinaria que beneficia a los productores y al propia nación, ya que esa propiedad intelectual puede ser comercializada tanto dentro como fuera del territorio local. 

Agrotech en Argentina.

Agtech.ar: la plataforma de soluciones tecnológicas

Agtech.ar es una novedosa plataforma argentina de agrotech, impulsada por el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) que acelera la vinculación y pone en contacto a las startups, los inversionistas, las universidades y los emprendedores tecnológicos. 

Es justamente eso lo que hace esta plataforma; que emprendedores e inversores se puedan encontrar para desarrollar soluciones que mejoren la productividad de la producción agrícola y que mejoren la competitividad de la agrobioindustria argentina.

La propia plataforma se define como un ecosistema de innovación del agro argentino en la cual se exponen las soluciones agrotecnológicas desarrolladas en Argentina y se presentan los inversionistas interesados.

Su funcionamiento consta en un sistema de registro continuo que categoriza los datos de los participantes del universo de agrotech, con el objetivo de hacer más sencilla y eficaz la interacción y articulación entre distintos proveedores, servicios y productos. 

Asimismo, esta plataforma no solo es un registro de actores del sector, sino que también fomenta la innovación y el desarrollo de maneras muy creativas. Por ejemplo, fortalece la generación de redes de agrotech a través de la planificación de encuentros digitales en los que se debaten temáticas referidas al área.

En el mismo sentido, otro de los pilares de este impulso del agrotech es el networking entre los participantes para detectar áreas disponibles, potenciales integraciones de desarrollo y nichos de inversiones en los lugares donde sea necesario el financiamiento.

Por último, la plataforma también posee una especie de ‘showroom digital’ funcionando las 24 horas para presentar las tecnologías agtech, así como para consultas, valoración, ofertas y demandas de know-how tecnológicos.

Agtech.ar y su impacto

El impacto de la plataforma agtech.ar en el desarrollo del agrotech es muy positivo. Se trata de una política pública que busca acercar a los privados para aumentar la inversión y lograr que las startups y el campo argentino sean competitivos.

Es un espacio integrado a nivel país que proporciona información de todos los sectores que forman parte del ecosistema del agroindustrial y que además permite que las empresas argentinas se puedan posicionar en el ámbito internacional.

Los protagonistas del sector aplauden la iniciativa del INTA y hacen hincapié en la necesidad y la importancia de fortalecer el ecosistema.

Andrés Méndez, director de Innovación Tecnológica de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, expuso la plataforma en la ExpoAgro que tuvo lugar en marzo de este año y expresó que agtech.ar era una apertura de puertas para que el sector agropecuario argentino sea reconocido en diferentes países. 

Los productores recibieron la plataforma con mucho entusiasmo, ya que significa una herramienta para mostrar su trabajo y poder desarrollarlo y escalarlo con mucha sencillez y velocidad. Esto debido a que toda la información necesaria para el vínculo empresarial está en la página.

Innovación sustentable y cooperación internacional

Los distintos sectores de la política mundial están velando por un desarrollo de la agricultura que sea más sostenible y eficaz. Tal como hemos marcado en el comienzo del artículo, nos encontramos en un contexto de crisis en materia de alimentos en un mundo cuya población cada vez es mayor y más demandante.

Es por eso que las características de la época nos llevan a afrontar nuevos desafíos en materia de innovación, pero también obliga a los diferentes actores internacionales a tomar acción.

La ONU ya ha declarado su compromiso con el desarrollo de una agricultura más sostenible y reconoce que la satisfacción de la demanda de alimentos en los países en desarrollo para el año 2025 aún es incierta. 

Por su parte, agtech.ar ha sido desarrollado en colaboración con el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania. Se trató de un trabajo en conjunto entre dicho organismo alemán y la Secretaría de Agricultura de la Nación Argentina.

Se hizo en el marco del proyecto de colaboración bilateral entre las dos naciones conocido como Diálogo Argentino-Alemán sobre Innovaciones Agropecuarias Sustentables.

Se trata de un proyecto que tiene por objetivo promover el diálogo y el intercambio de conocimientos técnicos entre los dos países y que se enfoca en el abastecimiento de alimentos, el desarrollo de las economías regionales y el establecimiento de sistemas alimentarios que protejan la biodiversidad, el ambiente y la cultura. 

Argentina y Alemania comparten los siguientes objetivos: contribuir a la realización del derecho a la alimentación, promover la justicia climática y fomentar una economía agropecuaria que garantice la seguridad alimentaria y oportunidades de empleo. 

Los dos países tienen características similares en cuanto a la producción del agro debido a que cuentan con un sólido sector agrícola integrado en las cadenas de suministro globales, estructuras agrícolas diversas, una sociedad civil activa y un alto nivel de conocimientos científicos.

El papel del gobierno y las instituciones

El gobierno argentino reconoce la necesidad de fomentar el desarrollo del agrotech para enfrentar los desafíos que depara el futuro de la producción de alimentos.

Por su parte, como analizamos, las startups, los productores agropecuarios y los inversores sacan ventaja de los programas que ofrece el gobierno, tratando de mejorar y hacer más efectiva la colaboración entre ellos.

Lo importante es entender que se trata de un trabajo conjunto y que cada sector tiene soluciones que le son beneficiosas al otro.

El gobierno argentino tiene un especial interés por la producción agrícola, no solo por el desarrollo de su industria y por el compromiso alimentario, sino que también lo tiene por los beneficios de carácter impositivo en lo que respecta a las exportaciones.

Apoyo del gobierno en agrotech

La iniciativa de agtech.ar surge desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y es una manera efectiva en la que el estado argentino puede cooperar con las empresas y productores privados para lograr crecimiento.

Muchas veces, la intervención estatal y la excesiva regulación hacen que los sectores productivos encuentren trabas en sus emprendimientos. Sin embargo, programas como el de la plataforma de agtech.AR son una gran ayuda para el ecosistema agrario argentino.

Sobre todo, si tenemos en cuenta la cooperación internacional y el patrocinio del gobierno alemán en esta iniciativa que, además, ha establecido objetivos comunes entre ambos países.

A qué problemas se enfrenta la agricultura en la Argentina

La agricultura en la Argentina se enfrenta a varias problemáticas relacionadas con el impacto ambiental y la sustentabilidad. Esto ocurre en toda América Latina y por ese motivo el sector agrotech gana relevancia. Sobre todo porque si no se mejora la utilización de los suelos y recursos naturales de forma veloz, la industria podría sufrir graves pérdidas económicas y sociales. 

En América Latina y el Caribe, la gran cantidad de territorio, los recursos naturales disponibles y las variables climáticas son escenarios favorables para la producción agrícola. Tanto que según datos de la FAO cerca del 40% de los suelos de la región son destinados para esta industria. Sin embargo, la crisis climática provoca impactos negativos y mucho de ese porcentaje podría perderse rápidamente. 

“La FAO estima que el cambio climático representará en los próximos años uno de los mayores desafíos a la producción agrícola. En su documento El estado mundial de la agricultura y la alimentación se estima que la mayor sequedad de los suelos y el estrés térmico reducirán la productividad en las regiones tropicales y subtropicales, se incrementará la salinización y desertificación en las zonas áridas, y la agricultura de secano enfrentará mayores pérdidas de cultivos en las zonas semiáridas”, aseguran en el Banco Interamericano de Desarrollo.

Otra problemática es el aumento de temperaturas que se registra en la región. Según las estimaciones, si en la Argentina suben las temperaturas promedio entre 2 y 3 grados, la reducción en los ingresos agrícolas podría descender entre un 20% y 50% anual. Esto también aumenta la vulnerabilidad ante las inundaciones porque los suelos quedan erosionados. De hecho, las pérdidas de productos alimenticios de los últimos años en la región se debieron a las sequías en un 29% y a las inundaciones en un 60%. 

Para finalizar, desde el Banco Interamericano de Desarrollo revelan que  “el último gran reto que enfrenta la oferta agrícola es la falta de una infraestructura que permita una mejor logística para el transporte, almacenamiento y prolongación de productos perecederos”. “De acuerdo a la FAO, cada año a nivel mundial se pierden 1.3 mil millones de toneladas de alimentos por ineficiencias y limitaciones en la cadena de valor. Esto representa una tercera parte de todos los alimentos producidos en el mundo. Las pérdidas en América Latina y el Caribe representan un volumen que podría alimentar anualmente a 300 millones de personas”, describen los expertos.  

Financiación, oportunidades y desafíos del agrotech

Para que el agrotech en Argentina y Latinoamérica continúe su expansión y genere aún más oportunidades e, es necesaria una financiación especial para el sector, sobre todo en sus etapas iniciales. Esto puede provenir de agencias públicas y estatales, como el caso del INTA en la Argentina, o de inversores ángeles o fondos de capital de riesgo, como es el caso de NXTP Labs, que ha apoyado a varios emprendimientos agrotech argentinos en diferentes rondas de financiamiento.

En esa línea, desde el Banco Interamericano de Desarrollo destacan que en los últimos años estos fondos han incrementado su actividad en el sector de AgroTech de la región, al ritmo del crecimiento en el número de emprendimientos. “Más recientemente, varias grandes empresas multinacionales de insumos agrícolas y tecnologías relacionadas han comenzado a participar del sector a través de sus propias unidades de capital de riesgo”, agregan al respecto. 

Esta tendencia no ocurre solo por la oportunidad de ayudar a cambiar la matriz productiva de alimentos, sino también por una cuestión de negocios. Según una encuesta realizada a 63 empresas del sector por la Revista Pymes, Innovación y Desarrollo en Argentina, el 94% de ellas presta servicios agrotech y el 86% ha generado ventas. “Las compañías, en promedio, tienen 7 años de vida y más del 50% fueron creadas desde 2015; emplean en promedio 10 personas (incluido el equipo fundador) y más del 80% de los equipos están constituidos por universitarios y el 41% ha tenido clientes externos en los últimos años”, señalan sus realizadores.  

Por lo tanto, las oportunidades de obtener ganancias al financiar e invertir en las startups agrotech son elevadas. Además, generan puestos de trabajo de calidad para profesionales locales y la posibilidad de exportar sus servicios o productos al exterior. 

De todas formas, la situación económica de la región presenta grandes desafíos para las agrotech en materia de financiamiento. Desde la CEPAL (Comisión Económica Para América Latina y El Caribe) comentan que el análisis de la dinámica de los flujos financieros hacia la región muestra que los flujos de asistencia oficial para el desarrollo (AOD) han disminuido claramente en relación con otras regiones en desarrollo y con el ingreso nacional bruto (INB) promedio. “En la actualidad, los flujos de AOD representan el 0,25 % del INB de la región, lo que es inferior al 0,4% que se había registrado en décadas anteriores”, indican al respecto. 

En consecuencia, si bien hay interés por financiar proyectos agrotech en Argentina y la región, la cantidad de dinero disponible para hacerlo es limitada. En ese contexto, las compañías del sector deben trabajar con los recursos económicos disponibles para seguir desarrollando innovación que, por un lado, permita seguir llevando eficiencia a la industria agrícola y, por el otro, demuestre los beneficios que ofrecen estos avances y así generar mayor interés entre los principales actores financieros internacionales.  

Tendencias del agrotech que se consolidarán en 2024

Enfoque en la sostenibilidad

Según Forbes, la educación y adopción de prácticas ecológicas tomará cada vez más relevancia en la agricultura, enfocándose en la producción orgánica y la conservación de la biodiversidad local. Este movimiento no solo educará a los agricultores sobre métodos más respetuosos con el entorno sino también hacer la agricultura más accesible y perdurable.

Adopción tecnológica

La inteligencia artificial y el internet de las cosas seguirán revolucionando la forma de cultivar, al permitir un manejo más eficiente y menos invasivo del entorno. Los drones, por ejemplo, como ya hemos mencionado, están transformando el monitoreo y cuidado de los cultivos, al aportar datos valiosos para una gestión agrícola más precisa y respetuosa con el ambiente.

Auge de la agricultura vertical

Esta modalidad está ganando terreno como solución para optimizar espacios reducidos, permitiendo un mayor control sobre los cultivos y contribuyendo a la lucha contra la escasez alimentaria en zonas urbanas. No solo es viable a gran escala, sino que también se adapta a proyectos más modestos, democratizando el acceso a cultivos frescos y sostenibles.

Reconstrucción de suelos

La “reconstrucción” en el ámbito agrícola, también conocida como restauración agrícola, es un proceso que busca devolver a los terrenos agrícolas su estado ecológico natural o más funcional después de haber sido degradados, sobreexplotados o mal gestionados. Este proceso implica una serie de prácticas y estrategias enfocadas en restaurar la salud del suelo, la biodiversidad y los ecosistemas naturales asociados a las tierras de cultivo. A continuación, algunos aspectos clave de la reconstrucción en la agricultura:

Restauración del suelo

La reconstrucción busca mejorar la salud y la calidad del suelo, restaurando su estructura, contenido de materia orgánica, fertilidad y capacidad para retener agua. Esto puede incluir la reintroducción de materia orgánica al suelo, como compost o abonos verdes, y la adopción de prácticas de labranza mínima o nula para evitar la degradación del suelo.

Reintroducción de especies nativas

En el contexto de la reconstrucción, se fomenta la plantación de especies vegetales nativas para restaurar la biodiversidad local y mejorar la resiliencia del ecosistema. Las plantas nativas están adaptadas al clima y al suelo locales, lo que las hace más resistentes a plagas y enfermedades sin la necesidad de insumos químicos.

Manejo del agua

La gestión eficiente del agua es un componente crucial de la reconstrucción, especialmente en áreas propensas a la sequía o la erosión. Esto puede incluir técnicas como la captación de agua de lluvia, la creación de terrazas para reducir la escorrentía y la erosión, y el uso de sistemas de riego eficientes.

Diversificación de cultivos

La reconstrucción agrícola a menudo implica diversificar los cultivos mediante la rotación de cultivos o el policultivo, lo que ayuda a mejorar la salud del suelo, reducir la presencia de plagas y enfermedades, y aumentar la resiliencia ante condiciones climáticas adversas.

Secuestro de carbono

Mediante la implementación de prácticas de manejo del suelo que aumentan la materia orgánica y la biomasa vegetal, la reconstrucción puede contribuir al secuestro de carbono, ayudando a mitigar el cambio climático.

Prácticas de agricultura regenerativa

Las prácticas de agricultura regenerativa están ganando impulso y se perfilan como una tendencia clave para 2024 por varias razones. Entre ellas, las preocupaciones ambientales, sociales y económicas a nivel global. Se centra en técnicas que no solo buscan minimizar el impacto negativo en el ambiente, sino que también activamente mejoran los ecosistemas agrícolas. Estas son algunas de las razones por las que la agricultura regenerativa será una tendencia en 2024:

Cambio climático

Con el cambio climático como una preocupación cada vez más urgente, la agricultura regenerativa ofrece métodos para reducir la huella de carbono de la agricultura mediante el secuestro de carbono en el suelo. Este enfoque puede jugar un papel crucial en la lucha contra el cambio climático, lo cual es un factor determinante para su adopción.

Degradación del suelo

La agricultura regenerativa promueve prácticas que aumentan la materia orgánica en el suelo, mejoran su estructura y fomentan una mayor biodiversidad, contribuyendo a su recuperación y salud a largo plazo.

Demanda de productos sostenibles

Hay un creciente interés y demanda por parte de los consumidores de productos que sean sostenibles y éticamente producidos. La agricultura regenerativa no solo mejora la sostenibilidad ambiental, sino que también puede ofrecer beneficios en términos de bienestar animal y justicia social, aspectos que son cada vez más valorados por los consumidores.

Resiliencia ante el cambio climático

Los sistemas agrícolas regenerativos tienden a ser más resilientes frente a eventos climáticos extremos, como sequías e inundaciones. Esto se debe a la mejora en la retención de agua y la estructura del suelo, lo que a su vez asegura una mayor estabilidad en la producción de alimentos.

Beneficios económicos a largo plazo

Aunque la transición a la agricultura regenerativa puede requerir inversiones iniciales, a largo plazo, puede reducir costos y aumentar la productividad. La mejora en la salud del suelo, por ejemplo, puede disminuir la necesidad de insumos químicos, mientras que la diversificación de cultivos puede abrir nuevas oportunidades de mercado y reducir riesgos financieros.

Conclusiones

El agrotech está logrando que la producción agrícola se pueda adaptar a los tiempos que corren.

A través de diferentes tecnologías, permite una producción más eficiente, sustentable y respetuosa con el medio ambiente.

La robótica agrícola, el uso de la inteligencia artificial, implementación de drones y los avances en biotecnología agrícola son solo algunas de las tecnologías que están transformando la forma en que cultivamos nuestros alimentos.

En materia de innovaciones, es necesario seguir apoyando a las startups que ofrecen soluciones innovadoras, pero que también necesitan del financiamiento privado para poder desarrollar sus investigaciones.

A medida que el mundo busca soluciones para alimentar a una población en constante crecimiento, agrotech se presenta como una respuesta prometedora.

Una respuesta que puede dar solución a la crisis alimentaria actual y que puede dar respuesta a las demandas de un futuro que por ahora se ve bastante preocupante en materia alimentaria.

En definitiva, con la colaboración entre la tecnología y la agricultura, y la cooperación internacional entre estados a través del establecimiento de objetivos comunes, podemos tener un futuro en el que la producción de alimentos sea más eficiente y sostenible.

Artículo publicado originalmente en 09 Ago 2023

Prohibida su reproducción total o parcial.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Su opinión es importante para nosotros!

Agustín Jamele
Redactor
Sígueme en

Nota 1 de 5